IoSonoValeria

Mi diario de a bordo

La mejor perla literaria

25 comentarios

POEMA

EL AMOR TRIXTE

El amor trixte estaba en una niña que su amor roto estaba. Y ella con su corazón roto ha trocitos, pero ella quería todabía a su mami. Y su madre era muy guapa.

(Valeria Ocaña Tittarelli, 6 años)

La inspiración le vino a mi peque, campeona de las matemáticas y que dice que odia leer, después de quedarse todo un día sin tele (castigo tras una trastada). ¿Nueva escritora en ciernes? Sea lo que sea,  servidora está muy orgullosa. No hay nada como el amor de madre.

Anuncios

Autor: valeriatittarelli

Redactora freelance, community manager y bloguera. Investigación y generación de contenidos para redes sociales y blogs. Artículos, notas, reportajes.

25 pensamientos en “La mejor perla literaria

  1. Rompedor, pura literatura fragmentada, quebrada, con estructuras en fuga, influencias del dadaísmo de Tzara y simbolismo mallarmeano. Hay que seguirla de cerca.

    Me gusta

  2. Por cierto, ¿qué querella abatía a baby Tittarelli? Supongo algún disgutillo menor con su mami.

    Me gusta

  3. Baby Tittarelli Senior, dulce y preciosa princesa de mis entretelas, últimamente se está cargando literalmente nuestro tierno hogar: pintura en tarima, vasares bajo cama hundidos y ayer estantería llena de libros al suelo. (lo del castigo era lo de menos, no sé como no se hizo daño con tanta letra encima de ella). Será la primavera, pero está desconocida!!!

    Me gusta

  4. Pero ojo al colofón: “(…) pero ella quería todabía a su mami. Y su madre era muy guapa”.
    Oooohhh…!!!

    Me gusta

  5. Hola, había enviado un comentario, que comenzaba xcon una carcajada alegre de sorpresa -ja.ja-, y parece que me lo ha extraviado el internet ése. Decía que la 1ª frase es todo un verso que ya querrían para sí much@s literat@s adultos de capilla. El texto es breve, cual embrujo que recoge sensaciones, sentimientos y los cuenta, la verdad es que expresa en dos líneas más de lo que parece a simple vista. La palabra le sirve para dar una voz creativa que expone una postura en un momento concreto. Las nuevas generaciones vienen pidiendo paso. Eso sí, es puro candor y amor por mamá.
    Tal vez su fogosidad actual es el despertar de nuevas sensaciones y modos de expresión, eso sí espero que no se haga daño nadie. Mi brindis, añadía, de cerveza del día para la pequeña de la casa, saludos, Julián.
    espero que éste sí que llegue…

    Me gusta

  6. Hombre, quería apiadarme. ¿Qué mejor forma que hacerme la pelota? Es una adicta (reprimida por la madre y la niñera) a los dibus. Pero, aunque los ojos me lagrimearon, fui inflexible. Un castigo es un castigo!

    Me gusta

  7. Eso también es verdad y muy sabio.
    me alegra que hoy haya más movimiento en este blog de vida, Julián

    Me gusta

  8. Buenos días, Julián. Sí que ha llegado ahora tu comentario. No me puedo quejar, mis chicas me adoran (y eso que soy bastante castigadora). ¿Cómo era aquello? Quien bien te quiere te hará sufrir, jajaja. (No válido en relaciones de pareja!!!!!! no me malimpretéis)

    Me gusta

  9. Hola, buenos días, amiga.
    ¿Así que castigadora?, ¡huy, huy, huy!
    Doy por seguro que no haces sufrir, es lo justo y necesario con lo difícil que está poder proseguir educando y salvando a las criaturas de toda la enajenación que nos envuelve y las rodea y en muchas familias es habitat. ¡FELICIDADES!
    Pienso que las parejas somos cada día una especie más a extinguirse, je,je, saludos, Julián

    Me gusta

  10. Sí, sí, yo castigo mucho!!! Claro que también me las como a besos, faltaría más.
    Y sobre la extinción de los dúos, pues sí. Yo no tengo pareja, así que no me sorprende!

    Me gusta

  11. Lo dicho, una supermadre, buena y vigilante. Genial.
    Besazos a tod@s, saludos, Julián

    Me gusta

  12. Hola, buenas tardes ya a todo el mundo.

    Me uno a la alegría general del primer público -muy selecto eh- de las primeras líneas de tu hija. Yo tambien he encontrado ecos dulces en el hemisferio cerebral que corresponda a la poesia. Además me ha sentado como un sorbo de agua en el desierto porque estoy sufriendo lo indecible con el septimo relato policial. Vereis porqué, porque hoy necesito deshacer el nundo que me coge la garganta: trata de un caso ocurrido en 28 de diciembre de 1997, día de los Santos Inocentes, en el que tuve que acudir al hopital de Figueres para investigar la muerte judicial de un niño de tres añitos. Lo había retirado del mundo su madre con una premeditación que ralla lo monstruoso. Recordar con lujo de detalles aquel suceso me ha traido al corazon los sentimientos y las lágrimas que derramé al encontrarme a solas con aquel cuerpecito inocente.

    ¡Arf! que me ahogo… gracias por estar ahí chicos.

    Me gusta

  13. Lo del público selecto se lo debo a vosotros y a que servidora es una excelente relaciones públicas. No quiero ni pensar en ese trágico suceso, vamos se me ponen los pelos de punta. Hay cosas que no admiten explicación posible,Eduard, y la del asesinato de un hijo de manos de su madre es algo que no puede caber en ninguna cabeza. Pásalo como puedas.

    Me gusta

  14. Felicita a tu niña ahora que puedes. Una de las profesoras de mi hija Cristina, que va para los 13 años, halagaba el otro día el relato que había compuesto, ella que serviría para realizar abstracts en una revista científica, porque si te puede escribir algo en dos palabras no te lo pone en tres… Tuve que contenerme para no decirle “oye, que me han dicho que tal…” porque en esa edad protoadolescente en que está rechaza cualquier referente que venga del padre o de la madre. “Vosotros no sabéis”, es la frase más escuchada ahora en mi casa. Quien sabe, igual tiene razón.

    Después de trabajar en la UVI de un hospital y en la sección de parapléjicos y tretapléjicos de otro, pensaba que lo había visto todo, pero ya me doy cuenta de que no. Eduard, a esta edad en que me encuentro he decidido que prefiero sufrir lo menos posible. Ahora sufro por no escribir, por la sostenida sequía literaria que me impone mi ritmo de vida. Pero si escribir me va a hacer daño, prefiero no dar un teclazo. Igual deberías abandonar ese relato. En el plano puramente técnico decirte que no es bueno hacerlo influenciado por los sentimientos, el escritor debe tomar distancia como el reportero de guerra, o eso es al menos lo que enseñan, si no eso se trasvasa al texto.

    Peaso de rollo que he soltado.

    Me gusta

  15. Puede ser José, pero el relato se escribe a buen ritmo. Lo he empezado hoy y ya llevo 20 páginas (no creo que llegue a las 30). Escribir el relato no me hace sufrir, lo que si consigue hacerme sufir es: recordar lo que no escribo. Tal vez sea que quiero hacer alguna justicia ciega sobre lo que sucedio entonces. No sé. En cualquier caso, una vez acabado lo someteré a la misma critica del resto, y veremos que opinan. Estos relatos no son basados en hechos reales, sino que inspirados. El abismo es muy grande. En cualquier caso tomo nota de tu valioso consejo y, si veo que sigo sufriendo con los detalles, los que no cuento, lo aparto sin más. Gracias, amigo.

    Eduard

    Me gusta

  16. Yo creo que la distancia con respecto al relato no la impone el sujeto sino los requerimientos de lo que se escribe. Wolfgang Borchert es uno de los escritores más emocionantes e intensos de la modernidad, y sus cuentos son autobiografías ficcionadas (no en vano vivió el horror de la persecución nazi, era preciso volcarse); Primo Levi, tres cuartos de lo mismo; o el aparente distanciamiento de los cuentos de Carver, que no son más que trasuntos encubiertos de su vida o la des conocidos.
    No existe el distanciamiento real con la obra, es un espejismo, una mentira: hasta cuando se habla de venusinos en tránsito interestelar estamos trasladando alguna vivencia, imagen o quimera propia. Nada hay más allá de la piel. Desconfiad de esos manuales todoacien o de los talleres literarios, son métodos de homogeneizar y entender el proceso creativo, de explicarlos como parábolas para poner la escritura al alcance de cualquier ciudadano (como la ropa de Zara o las descragas ilegales) pero nunca modos de creación.
    La moda de la distancia con respecto al texto fue impuesta, entre otros, por los excesos de los deconstructivistas; hoy no se sostiene y nadie debe tener miedo a plasmar la emoción (sobre todo después de dos guerras mundiales y de la pérdida de la inocencia en Occidente, vive Dios). Lo más fácil del mundo es escribir como si no tuviera que ver con nosotros, como si lo hiciera otro. Lo difícil es volcarse todo uno y que no se note (Nabokov, Camus, Faulkner…). No se engañen, amigos. Rompan la matrícula. No asistan al taller. Lean, estudien, conozcan, creen…
    PD.: Eduard, en eso estoy con José, si te duele déjalo, escribir no es apenas importante, de hecho es poca cosa; pero si es saña con gusto y de ahí sale una obra con vísceras y sangre y gritos y placentas y desahogos, no lo dudes: escafandra y a bucear, que hay perlas y son sólo tuyas. Sin distanciamientos, solos el papel y tú.

    Me gusta

  17. PD: hay que ver lo que ha dado de sí el poema de la mini Tittarelli

    Me gusta

  18. Jajajaja. Tienes razón, M.A. “El amor trixte” nos ha motivado.
    José: prefiero obviar la futura edad que va de los doce a los diecisiete años. Me da un miedo atroz. Así que sí, que yo aprovecho y las alabo todo lo que puedo ahora, que luego será difícil que me crean.
    Eduard y M.A.: a mi siempre me ha parecido más difícil escribir sobre cosas totalmente reales que inventarme una historia. Por otra parte M.A. tiene razón: en cada historia hay una vivencia, una anécdota, un algo que has sufrido o has visto vivir a los demás.

    Me gusta

  19. La voz y el decir del cuento, poema, microcuento, artículo, independientemente del estilo, registro, temática y género, devienen de la mirada, la imaginación y la naturaleza del escritor. Otra cosa es que luego su sudor y carne escrito ya sean un trozo literario con vida propia.
    Dolor, hambre, miseria, miedos, inseguridades, pánico, amor, desamor, muerte, vida, horror, etc, etc, e imaginación, fantasía, ciencia ficción, terror, adaptaciones de una u otra naturaleza, se reflejan en la literatura, de ahí dietarios, viajes, memorias, autobiografías y demás.
    Escribir tiene una visión según cada persona. Liberación, sublimación, profesión, autoayuda, etc, etc, cada un@ debe ser su propia medida y en él se encuentra la palabra y sus deseos y carencias. Otr@s pueden opinar, orientar, ofrecer mecanismos, pero leer y escribir es íntimo y hermosa soledad. Para mí la más preciada.
    “Miedos del medio social”, “venidos del miedo”, “A VUELTAS CON LOS DIABLOS” y otras microcuentos, libros de cuentos e inéditos míos plasman miedos, terrores, inseguridades, pánico, horror, pscipopatías, pobreza, miseria, hambre, venganza, muertes, géneros como el terror, el miedo, la fantasía, etc, etc. ¿Porqué? Bueno, también los escribo realistas, como ya sabéis. El dolor está ahí y Eduard tiene razón en su sentimiento y sensaciones, Miguel y José y Valeria auscultan con sus palabras la razón y el proceso literario y el hecho de lo que se ha escrito con una velocidad de análisis fenomenal.
    Todo esto es hondo y profundo. Disfruto escribiendo, hay gente que me dice sobre algunos de mis cuentos y microcuentos de terror y miedo que lo han pasado mal, que han tenido miedo, pero también con los que expresan la realidad diaria.
    De educador de calle, de piso, en talegos de menores, especializado en minorías etnicas, en guettos, suburbios, arrabales, zonas paupérrimas que he trabajo tuve de todo: violadores, asesinos, absentismo escolar, palizas, malos tratos, críos ya con muertes a sus espaldas, prostitución, la violación de un bebé por un primo suyo, etc, etc, hace unos días una madre arrojó a su bebé de seis meses desde un precipicio, otra mató al suyo de otra forma. Eso es puro terror y miedo, hay que escribir, decir, hacer sentir, cada una sobre lo que quiere o ve.
    Los cuentos de Eduard inspirados en una realidad son necesarios y además, como todo cuento o narración nos regala lo más hermoso que hay que es vivir vidas, sentirlas, como lo es crearlas sean del género que sean.
    Bueno, estas chorradas son las que yo opino. ¿Talleres? Hago desde hace más de 20 años asesoramientos personales a autores, noveles y no noveles y a editoriales y a ninguno les ha ido mal -debe ser que como pagan se lo toman ens erio, ñej,ñej-. Info, sugerencias, etc, pero yo no he sido alumno de ninguno, pero he tenido formidables maestros en las lecturas y en escritores y poetas que he conocido y cada día con vosotr@s en este blog.

    Besos y saludos, y ¡viva Valeria la peque que está creando un ensayo con sus dos frases!, je,je

    Me gusta

  20. Entonces coincidimos, Julián. Quisiera hacerme con tu libro de microrrelatos, lo pediré en Casa del Libro, porque he oído cosicas mu buenas de él.

    Me gusta

  21. En este sentido, creo que este blog, de la mano de Valeria, consigue algo inédito: que los escritores (aun de géneros alternativos, de la más pura independencia punk, como somos los cuentistas y sus mil familias) no compitamos sino que abandonemos un poquito la vanidad del escritor y queramos conocer la obra de los otros amigos en letras. En otros ámbitos es imposible, y se promueven conductas aguerridas poco recomendables. Seguro que más de uno o una hemos vivido esta estupidez de egos en alguna feria, recital, presentación, premio… Yo mismo me he asqueado de mi propia vanidad más de una vez en estos actos, y eso que soy, para lo literario, apenas un bebé insignificante con dos libritos publicados. Mea culpa. Aunque aquí, mi timidez y mi ego se disuelven entre reflexiones, vídeos de los Guns o los NYD y maravillas como “el amor trixte”.
    Humo somos.

    Me gusta

  22. Me halagáis todos los que os pasáis por aquí, M.A. Mi blog no es profundamente literario, pero me siento orgullosa, pá qué negarlo. Poco a poco han entrado personas que desconocía, conocidos, amigos y todos con las letras como amor común. La música es otro aliciente. A mí me encantaría que alguien me dedicase un Buenos Días musical. Y dicen que hay que hacer a los demás los que nos gustaría que nos hicieran a nosotros. Pues eso mismo.
    AH!!!! Le voy a dar a Cáliz mi libro de Ternuras para que me lo dediques, ¿ok? Tengo tu firma del Bául, pero esa me falta. Gracias de antemano.

    Me gusta

  23. Muy bien, Tittarelli. Gracias a ti por el interés. Ah, y este es un blog muuuyyy literario, no disimules.

    Me gusta

  24. Estoy de acuerdo contigo en lo referente al blog Miguel. Es literario, cultural , humano y humanista, y, sobre todo, independiente. Gracias por pedirte el libro en La Casa del Libro, yo también los vendo -gano más, je,je-, pero así también se venden en otros espacios y el editor se pone contento. Y gracias por tus amables palabras sobre él.
    Coincidimos con la suerte de estar hablando como autor@s y personas. Las capillitas y cofradías son terribles, pero la enfermedad más dolorosa que convierte a una persona en pelele de si misma es la envidia, lacra del país, je,je. Creo que estamos vacunad@s las personas que coincidimos aquí ya sean noveles, más o menos conocid@s, con más libros, unos cuantos, qué más da.
    Y no disimules Valeria, que ya sé que te gusta que te lo recuerden, je,je.

    Un abrazo y más brindis cerveceros, saludos, Julián y ya van pasando los días para el encuentro NH…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s