IoSonoValeria

Mi diario de a bordo

Leído en… www.premiosliterarios.com

12 comentarios

 LA VOZ DE GALICIA, 9 de mayo de 2008

«Escribí un libro de cuentos y poemas, pero me faltan 800 euros que me pide el editor»

Ignacio Prieto Vallejo busca un mecenas para publicar su primera obra

Xulio Vázquez

Guarda en un cuaderno los cuentos y poemas que fue escribiendo. Con ese material quiere publicar su primer libro. Pirandello buscaba autor a sus seis personajes. Ignacio Prieto Vallejo (vigués, de 34 años) busca un mecenas para pagarle al editor. De haber vivido en la época del Renacimiento, quizá no hubiese tenido ese problema, incluso antes el noble romano Cayo Cilino Mecenas también le ayudase. «Escribí un libro, pero me faltan los 800 euros que me pide el editor para poder publicarlo», dice resignado.

-¿Qué piensa hacer?

-Esperaré hasta que pueda ahorrar ese dinero o bien a que alguien me ayude en la parte económica. Mientras tanto guardaré todos los folios que tengo escritos y seguiré luchando como esos jóvenes empresarios que no se rinden ante las adversidades.

-¿A qué se dedica?

-Soy técnico en turismo e integración social. Sin embargo, estoy trabajando de camarero porque tenía que elegir entre marcharme a vivir a Madrid o seguir en mi tierra y preferí quedarme aquí, aunque me costó no desempeñar una labor para la que me había preparado.

-¿Cómo se le ocurrió escribir?

-Es una forma de sobrevivir y para expresar cosas que no comparto.

-¿Nos puede recitar alguno?

-Sí, tengo uno que dice: «Interés, interés, interés; el mundo todo al revés; y si demuestras lo contrario, considerado antibancario; quiero decirte amigo mío lo importante del estímulo, cariño, seguridad y afecto; zanahoria y palo es lo que necesita el zopenco».

-¿De qué tratan los demás?

-Son una apología al bien hacer y a la bienaventuranza del buen cristiano.

-¿Y los cuentos?

-Este no lo quiero leer, hay otro que no le puse título, pero todos tienen su moraleja. Escribí uno dedicado a las hadas y trata de lo que le sucedió a un marinero en Namibia que iba a visitar un prostíbulo y se le apareció un hada. Le concedió un deseo a cambio de que viajase con su esposa a Suecia, donde está prohibida la prostitución, y trabajase como estibador en el puerto. Pero no me los cuenta nadie, son todos míos y originales porque tengo una mente prolífera.

-¿En qué se inspira?

En lo cotidiano, en lo que dicen los medios de comunicación y en cosas que se me van ocurriendo.

-¿Esa primera edición de que volumen sería?

-Me conformo con 150 ejemplares para distribuirlos a los familiares, amigos y conocidos.

-¿Ya pensó en el precio?

-Sí, 10 euros porque solo se trata de cubrir gastos y, en el caso de que se produjese un pequeño beneficio, estoy dispuesto a dárselo al editor.

-¿Cuándo suele escribir?

-Al surgirme la inspiración y puede ser a las cuatro de la madrugada. No siempre llega la musa.

-¿Habrá una segunda obra?

-Sí, escribiré una novela, pero me tomaré su tiempo porque quedé totalmente agotado.

Anuncios

Autor: valeriatittarelli

Redactora freelance, community manager y bloguera. Investigación y generación de contenidos para redes sociales y blogs. Artículos, notas, reportajes.

12 pensamientos en “Leído en… www.premiosliterarios.com

  1. Je,je, je,je, ñej, ñej, ñej. Esto, ejem, como digo yo a veces:
    Sin comentarios…

    Julián Sánchez

    Me gusta

  2. Pues eso, sin comentarios…

    Me gusta

  3. Un error de previsión del editor. Debería cobrarle 6000 euros, porque después de sacar tan insignes versos a la calle, ese sello (si existe) no volverá a editar ni el listín de teléfonos. Al menos que pued escapar a Logroño con un buen botín bajo el brazo.
    Entre los piratas editoriales y los deseos desaforados de considerarse escritor hasta el último de la clase, el descrédito del libro y el menudeo de churras y merinas son cada vez más flagrantes.
    PD.: Valeria, eres un genio de la investigación en red.

    Me gusta

  4. Y el cabroncete, perdón por el palabro, le va a cobrar 10 euros por eso a la familia y a los colegas y yo ajustando los precios, haciendo ofertas y reglando por cada dos uno de los caros, y así montones de escritor@s que están mucho más consagrad@s.
    This is spain

    Julián Sánchez

    Me gusta

  5. Creo que volveré a ser la voz discordante.

    ¿Y por dos lineas de un poema que leeis de este hombre os creeis con la potestad de juzgarlo como escritor?

    La verdad, a mi me faltan datos para poder decidir si es escritor o payaso.

    A lo mejor la culpa es de estas editoriales y asociaciones culturales que se dedican a hacerle la pelota a escritores noveles para despues pedirles absurdos por una publicacion. Hoy mismo he recibido un correo que me contaba que viendo mi talento me habian seleccionado para una antologia de relatos y poemas en castellano.
    Despues me pasaban la lista de precios para participar, señal de que no les interesaba tanto mi talento.

    Editoriales asi puedo juzgarlas, las conozco, pero no la calidad artistica de Ignacio Prieto Vallejo. Me faltan datos.

    Besos.
    Pep.

    Me gusta

  6. Yo creo que ya he dejado clara mi postura al respecto. No seamos maniqueos, no es blanco o negro sino blanco y también negro: la editorial de marras es una pirata (conozco de buena tinta alguna que otra así, créeme, incluso de las grandes, que cobran a noveles) y este buen hombre no es poeta por muy buena voluntad que tenga y deseos (valiosísimos y legitimísimos) de ver su obra publicada. Operación triunfo en alta mar. Sablazo y sueños de artista. Entre todos la mataron y ella sola se murió.
    Que yo quisiera jugar en la NBA (y juro que lo deseaba con todas mis fuerzas) no me habilita para probar en los Lakers, ni siquiera para pagarme el derecho a que me hagan una prueba delante de Gasol. Saber lo que uno puede o no hacer y probar la frustración y los límites de las capacidades es algo a lo que la sociedad de consumo no nos ha querido preparar nunca, dorándonos la píldora con sueños que no podemos alcanzar, o que no peleamos lo suficiente por alcanzar, o que nos promete a cambio de una buena untada de parné.
    Yo he tratado con editoriales corsarias de todo tipo, me he sentido ninguneado, me han rechazado en la misma medida en que al final me han reconocido (y quién sabe si ya nunca mais, esto es así), aunque sé que lo que escribo no cambiará la Historia de la Literatura porque no soy ningún genio. Si a este hombre los lectores (nosotros, ¿no?, que tampoco somos gran cosa pero sabemos leer) no le pueden decir que lo que hace tiene un valor artístico limitado, ninguna editorial de chupasangres lo hará, él pagará su impuesto revolucionario para entrar en el mundo feliz de las piruletas literarias y creerá que tiene enorme talento hasta que se pegue el hostión contra el muro. Todos somos vanidosos con lo que hacemos hasta que vemos el talento que hay suelto por ahí y, entonces, nos hacemos pequeñitos y seguimos perfeccionándonos. El temido “no” no es una palabra tan dura cuando sólo está en juego algo tan estúpido como la vanidad y el ego halagado. Es la segunda vez que hablo del tema y no lo haré más, porque parece ser un asunto que no llega a entenderse.

    PD.: Pep, a esa editorial de la antología que dices, y que supongo será el Centro de Estudios Poéticos, ya le han llovido demandas de los propios antologados, despiertos a tiempo, y ahí siguen los cabrones con nuevas antologías preparadas, porque siempre habrá alguien a quien le guste ver sus cositas impresas aun a costa del autoengaño. No nos libramos ninguno, aunque hay que saber bajarse del carro a tiempo.

    Me gusta

  7. Hola Miguel Angel.

    Pues no, el e-mail en cuestion es del Instituto Cultural Latinoamericano, Y tienen tanta vista que me ofrecen participar por un precio, mas la visita a Buenos Aires para la presentacion. Me conocen tanto que ni saben que soy de Mallorca.

    Y sobre el Ignacio Prieto, no se si teneis mas escritos suyos, pero yo no he leido lo suficiente para calificarlo(Y que soy un poco Punkie y me gusta discutir).

    Me gusta

  8. Pues me parece perfecto, Pep, comparto ese espíritu. Hoy hace falta más ética punk, que es que se acojona la gente de disentir y debatir. Viene aquí al caso la frase de Voltaire (el primer punk): “No estoy de acuerdo con lo que dices, pero daría mi vida por defender tu derecho a decirlo”.
    Un abrazo afectuoso, Pep.

    Me gusta

  9. Sin que nadie te conozca, lo normal es que un editor se cubra las espaldas y pida algo de dinero por editar el libro y cubrir gastos, pero eso, estoy segura que lo dijo de entrada. Quieres publicar 150 ejemplares, cuesta 800 euros…
    No sé a qué viene el escándalo…
    Hay cientos de editoriales que hacen eso…
    A lo mejor es porque el autor “llora” diciendo que publicará cuando tenga los 800 euros…
    Pero aquí el que no se arriesga no le leen
    Hay dos posibilidades, si uno quiere publicar a toda costa aunque no exista calidad o si quiere calidad deseará que la gente lo lea…

    Me gusta

  10. Publicar para vendérselo a la familia y a los colegas, le comprarán el 1º y se acabó. Es lícito. No sé, yo he tratado con unas cuantas decenas de editoriales o más a lo largo de mi vida, de hecho doy mi opinión al respecto en cierta entrevista que leeréis en junio. He sido editor, asesoro a autores y editoriales, sellos y grupos musicales, he estado coeditando, autoeditando, ahora me pagan, publican…; hay mucha morralla y algún que otra buena persona, pero no deja de ser un negocio y a este hombre si no vende ni dios le publicará después de su primer libro, es lo que hay. También es evidente que hay gustos para todo. Con esos versos no valoramos en conjunto, pero lo leído es de muy bajo nivel, aunque puede aprender leyendo y leyendo.
    También he denunciado editoriales como la que se ha puesto en contacto con Pep. Querido amigo mallorquí soy un punk de entraña y corazón, pero con los pies en el suelo del respeto y la dignidad, carreras y profesiones aparte, así que me atrevo a decirte que aproveches la carta que has recibido para hacer una denuncia en toda regla o para investigar sobre el asunto. En la misma Andalucía había una editorial de ésas y no sé si sigue funcionando, las hay a cientos.
    Editar, leer, publicar, gustar o no gustar. No sé , personalmente me siento con la capacidad suficiente para discernir entre calidad y otras cosas. Este mundo literario es muy chupacero y muy traidor y pocas son las personas elegidas a las que le publican un libro sin que pague la edición. Todo depende de los objetivos del autor y de la editorial. Es bueno que a alguien le digan hasta donde llega y que se lo replantee, sino este tío o cualquier otra persona puede recibir más adelante una profunda herida de dolor que le traumatice. Hasta teniendo calidad te tiran para atrás por intereses, envidias y recelos. Esto es muy duro, mucho, no es un juego aunque nos guste jugar, otra cosa es hacerlo por diversión, eso ya es otra cosa, saludos, besos, cervezas, Julián

    Me gusta

  11. ¡AH!, por cierto si paga por 150 ejemplares 800 euros es un primo de campeonato. De eso sí que estoy completamente seguro. Tal vez el editor contactado ya no es tan guais…
    besos y brindis cerveceros, Julián

    Me gusta

  12. Lur, de acuerdo contigo. La nómina de escritores que tuvieron que pagar por ver impresa su primera obra es apabullante, de hecho, la mayoría de los clásicos: Borges (300 ejemplares de su bolsillo), Lorca (pagados por su padre a la madrileña Imprenta Maroto), Proust (edición a cargo de su santa madre), Joyce (tuvo que comprar 125 ejemplares de su “Dublineses”), Whitman… E incluso hoy: Iwasaki, Trapiello… afirman haber tenido que recurrir a la auto o coedición. Es un recurso normal y que yo veo como lícito (una putada, pero lícita, la situación del sector manda) y muy extendido (yo mismo he lidiado con editoriales así, e incluso algunas grandes proponen tarifas desorbitadas a jóvenes, no digo nombres para no pillarme los dedos con puertas ciclópeas, pero abunda la cosa de manera sonrojante), porque el mercado no está para ver la calidad a las primeras de cambio, y si eres novel, en el 90% de los casos, no hay lectura alguna del texto (que no haya sido previamente requerida al autor).
    El debate no es ése, sino la certeza de que bajo ese sistema hoy tan extendido se camuflen delincuentes editoriales que saquen a la luz lo mismo maravillas literarias que obras de calidad inferior, sin discriminar, sin valorar, sin mimar a sus autores, churros junto a diamantes, porque lo mismo le da editar el listín telefónico que el “Ulises”. Eso es lo grave.
    Joyas hay (e incluso más que fuera) hasta dentro de los cajones del escritorio de más de uno. El problema es quien gestiona y cómo la basura y la obra de arte.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s