IoSonoValeria

Mi diario de a bordo

¡Hola!

8 comentarios

Hola a todos.

Ayer no os dediqué mi Buenos días y hoy he estado a punto de no hacerlo. Os explico el porqué. La crisis me ha llevado desde hace tiempo a no salir a la cafetería a tomar cafecito, pero ayer andaba yo soñolienta y decidí darme el “capricho”. A mi lado el periódico Ideal de Granada.  Me dio algo de pudor, pero acabé llorando. Y no es para menos: 14 inmigrantes muertos en la costa de Motril (hoy noticia ampliada: las mafias ni le habían puesto la gasolina suficiente para llegar), uno de ellos ha perdido a su mujer, a su hermano y a su hija de 3 años. Suma y sigue: la joven retenida durante dos meses por parte de la familia del ex novio, con violaciones, vejaciones, patatas, puñetazos… Qué más da si la chica le puso los cuernos o no, jolinesssssssss!!!!. Y más: el director de una GUARDERÍA  de Sevilla, condenado a cuatro años de cárcel por tocamienos y posesión de fotos de niños desnudos.  Y qué decir de esa foto estremecedora del resultado del atentado ante la embajada india en Kabul: supervivientes junto a cadáveres en una simbiosis total… Y esos “hombres” detenidos en Francia por planear el secuestro y violación de una niña… y ese padre de 19 años, que ha matado a su hijo de 11 meses a golpes por haberle hecho perder a la vídeoconsola…

Luego lees que 223 granadinos han perdido su vivienda en el primer semestre del año, que las familias sólo consiguen ahorrar 2,60€ de cada 100€ que ganan con el sudor de su frente y… piensas que sí, que vale, pero estamos vivos. Y luego piensas en tus hijitas y te recorre un escalofrío pensando en la posibilidad de que esos hombres (franceses, americanos o los vecinos del 5º, qué más da) estuviesen pensando en secuestrarlas a ellas, o que cuando salgan con algún chico y lo dejen la secuestre la familia del ex y las apaleen , o, o, o, o…

A veces el mundo que te rodea parece tan sucio, tan pérfido…

Anuncios

Autor: valeriatittarelli

Redactora freelance, community manager y bloguera. Investigación y generación de contenidos para redes sociales y blogs. Artículos, notas, reportajes.

8 pensamientos en “¡Hola!

  1. Buenos días, Valeria. Entiendo la fibra de tristeza y de dolor que el horror, la miseria, el hambre, el crimen y tanto expolio y represión causaron en tí. Nos lo causan cada día, es, como digo en un aforismo, que nos han violado la personalidad. La muerte es una moneda de cambio, cotiza en Bolsa, no tiene mucha importancia para una buena cantidad de canallas. Matar es un negocio y para alguna gente una válvula de escape para su miseria cerebral.
    Son noticias venidas del miedo, y miedos de este medio social. A mi por reflejarlas en mis artículos me critican bastante, pero es lo que hay y creo que tu tristeza es un canto ético de humanidad que hay que agradecer.
    No cejes en contarnos éstas sensaciones siempre que quieras y de retratarlas, y en pensar en la defensa de tus hijas protegiendo su entorno y enseñándolas lo que hay. La realidad es abrupta y sucia, vivimos en una condena de desahucios, pagando hasta nuestra propia caída en picado, siendo objetos de decoración de los productos que nos dicen que debemos comprar y mucho más, pero aún así se puede superar la ignorancia resistiendo, siendo, diciendo y con la cultura y la palabra, como en este blog.
    ¡Animo!, a seguir escribiendo y viviendo y a comunicarse en este salón, salud y poesía, Julián Sánchez

    Me gusta

  2. Parece que en México hemos caído muy bien, ésto es de NOTIMEX, que sirve la noticia a yahoo, ¡Guau!:

    http://ar.mujer.yahoo.com/entretenimiento/17062008/4/entertainment-fallar-n-pr-ximo-23-junio-premios-mario-vargas.html

    Besos y cervezas, Julián Sánchez

    Me gusta

  3. Hola Valeria que razón llevas al sentir miedo, pero todos los días los periodicos,nos despiertan a la vida con noticias muy desagradables,por eso,cada segundo de felicidad hay que disfrutarlo como si fuera el último,porque,¿Y si lo es?
    Besos de tu prima Patri

    Me gusta

  4. Hola, Patri!!!
    Qué alegría verte x aquí. Besos a todos, Valeria

    Me gusta

  5. “La obesidad repercute negativamente en la fertilidad masculina”, leo esta tarde en Yahoo Noticias. En Europa no tenemos hijos porque nos sobra la comida, en África les falta la comida y ni a la Iglesia ni a los Estados les interesa fomentar allí campaña alguna de planificación familiar. Se me ocurre que podríamos devorarnos los unos a los otros cuando el último bigmac deglutido casi por aburrimiento ya no nos sepa a nada. Yo debería perder diez o doce kilos. Por vergüenza torera.
    PD: hola a todos desde el paraíso de las grasas saturadas y las quejas de todoacien.

    Me gusta

  6. Caníbal que eres un caníbal Miguel y un vicisoso. Se lo contaremos a la hermana superiora. ¡aH!, y en España dan 2.500 euros por embarazo…

    Me gusta

  7. El horror está tan cerca de nosotros… Precisamente ayer por la tarde noche, iba a un pueblo del extraradio (Jun) y en lugar de tomar las carreteras que circunvalan el guetto del Barrio de la Paz, en el Polígono de Cartuja, decidí meterme por el interior, husmear por ese universo cuya corteza un día frecuenté porque allí estaba Radio Juventud, radio “libre” con cobertura oficial donde tuve un programa hace la friolera de 21 años, payos y gitanos por las ondas.
    Y efectivamente tuve la sensación de que en aquel par de años de lunes de radio, el autobús no había hecho más que dejarme en en la parte más civilizada del infierno. Siempre defendí que conmigo nunca se habían metido, que aquel era un barrio quizá solo un poco más conflictivo, pero no mucho más. Cuando ayer penetré con mi coche afortunadamente rallado, viejo y abollado, ví coches cruzados en las calles, otros kamikazes peatones y al volante que se saltaban semáforos, todoterrenos a toda pastilla que volaban sobre los badenes reductores de velocidad, niñas de no más de 10 años o así increpándome con sus puñitos, niñacos pastilleros sobre ciclomotores haciendo caballitos dirigiéndose al capó de mi coche a los que más te vale esquivar, calles por las que parecía haber pasado el botellón, cientos de personas en las aceras con sus sillas y hamacas gritándose…
    Yo que siempre me las he dado de progre, de que estas gentes merecen su oportunidad, me sentí solo, a merced de la tribu, era el policía de “Reservoir dogs” que Tarantino pone en manos de los malos, qué pasaría si alguno de ellos le daba por arrojarme una piedra, cruzarse en la calzada y hacerme bajar para darme una paliza por el mero hecho de no ser de la tribu, existen las aberraciones estadísticas, las circunstancias tangenciales que dan un giro de película a nuestras vidas. Es politicamente incorrecto, y tengo amig@s que me llamarían a su pulcro despacho en el juzgado de menores y sitios así, para tirarme de las orejas, nene malo y reaccionario, pero respiré aliviado, como si me hubiera quitado una capa de suciedad de encima, cuando por fin encontré la salida. También pensé en mis hijos. Y cuando pienso en mis hijos pienso en los bancos, y en la friolera de un sueldo de 14.000 euros brutos al año para un puesto en Melilla jornada completa, en el que se requiere ser licenciado en derecho, y tener experiencia de un año, como leía ayer en un anuncio de la agencia de colocación de la Universidad de Granada, y en mi hija y mi hijo en un futuro en la enorme cola de aspirantes a ese puesto de trabajos forzados. Viniendo al trabajo escucho en la radio lo de los pateros muertos. Este fin de semana cuando me bañe en las mediterráneas aguas infectadas de medusas trataré de no pensar que en la gran balsa, a pocos kilómetros de mí, a lo mejor están pereciendo bajo el sol unos cuantos niños. No voy a llorar, al hacer el avestruz se me puede meter tierra en los ojos, pero me gustaría.

    Un abrazo y procurad ser meridianamente felices.

    Me gusta

  8. Buenos días, José.
    A mí lo de “politicamente correcto” me ha parecido siempre que encierra grandes dosis de hipocresía. Yo también hace unos veinte años iba por áquel barrio. Con dieciocho añitos recién cumplidos, servidora visitaba colegios e institutos para hacerme con el viaje de estudios. Y al tercer susto con un 1430 acechándome, le dije al jefe de mi primer trabajo: “Yo sola no vuelvo”. No me despidió y accedió al “scort” de la incipiente vendedora de viajes. Aún recuerdo una viejecita diciéndome, “bonica, corre y vete para la parada del autobús!!!”.
    En fin… José, que sí, que se intenta ser felices, que después de una lágrimas (yo sí las verso), vienen pequeñas alegrías, en este subebajasube emocional.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s