IoSonoValeria

Mi diario de a bordo

Se nos fue …

8 comentarios

mario_benedetti-casamerica         Ley de vida, pero eso no quita que sea una lástima que se nos haya ido Mario Benedetti,  gran poeta y gran cuentista.  Nos quedan sus bellas letras, su recuerdo y, entre otros, este titular:  

“Nunca escribí en función del éxito, escribí lo que me salió de las pelotas”

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/125129-40014-2009-05-18.html

EL OTRO YO (Mario Benedetti)

Se trataba de un muchacho corriente: en los pantalones se le formaban rodilleras, leía historietas, hacía ruido cuando comía, se metía los dedos a la naríz, roncaba en la siesta, se llamaba Armando Corriente en todo menos en una cosa: tenía Otro Yo.

El Otro Yo usaba cierta poesía en la mirada, se enamoraba de las actrices, mentía cautelosamente , se emocionaba en los atardeceres. Al muchacho le preocupaba mucho su Otro Yo y le hacía sentirse imcómodo frente a sus amigos. Por otra parte el Otro Yo era melancólico, y debido a ello, Armando no podía ser tan vulgar como era su deseo.

Una tarde Armando llegó cansado del trabajo, se quitó los zapatos, movió lentamente los dedos de los pies y encendió la radio. En la radio estaba Mozart, pero el muchacho se durmió. Cuando despertó el Otro Yo lloraba con desconsuelo. En el primer momento, el muchacho no supo que hacer, pero después se rehizo e insultó concienzudamente al Otro Yo. Este no dijo nada, pero a la mañama siguiente se habia suicidado.

Al principio la muerte del Otro Yo fue un rudo golpe para el pobre Armando, pero enseguida pensó que ahora sí podría ser enteramente vulgar. Ese pensamiento lo reconfortó.

Sólo llevaba cinco días de luto, cuando salió a la calle con el propósito de lucir su nueva y completa vulgaridad. Desde lejos vio que se acercaban sus amigos. Eso le lleno de felicidad e inmediatamente estalló en risotadas.

Sin embargo, cuando pasaron junto a él, ellos no notaron su presencia. Para peor de males, el muchacho alcanzó a escuchar que comentaban: «Pobre Armando. Y pensar que parecía tan fuerte y saludable».

El muchacho no tuvo más remedio que dejar de reír y, al mismo tiempo, sintió a la altura del esternón un ahogo que se parecía bastante a la nostalgia. Pero no pudo sentir auténtica melancolía, porque toda la melancolía se la había llevado el Otro Yo.

******

Acabamos el Festival de Poesía y continuamos.
Ahora le toca el turno al cuento y el microcuento (sin confundir géneros). Para esta lectura, Salón de las Letras y yo, en particular, estamos encantados con poder ofrecer la lectura y la presencia de uno de los nombres que más es tenido en cuenta en el panorama actual de la narración y la poesía en lengua española.

 Salón de las Letras presenta a:
 
Andrés Neuman                  ANDRÉS NEUMAN     (Cuento)

Presenta: Ginés S. Cutillas

Bar Salão (Plaza Romanilla, trece)
Lunes, 18 de mayo. 21.30 h.
****

relato         Novedades de nuestro amigo José Cruz Cabrerizo. Participa en una buena iniciativa programada por la Biblioteca de Andalucía, con este hermoso relato:

EL REY DE CICLOPEDIA

En Ciclopedia siempre habíamos vivido como en una Arcadia feliz rodeados de nuestros pellejos de vino, libros y ovejas. Comíamos con delectación, siempre que a oídos del rey no llegara noticia de su hallazgo, los escasos manjares que en ocasiones el dios del mar nos brindaba tras alguno de sus tronantes enfados: deliciosos diminutos humanos a los que aprendimos a temer y de los que ahora nos escondemos.

El miedo arranca de cuando quiso el destino que recalara en estas costas un horrible bárbaro de esa especie nombrada. Algunos de sus compañeros, entre las fauces de nuestro rey, le clamaron auxilio con el nombre de Ulises. Protegido de alguna deidad que le fuera propicia, el muy desgraciado escapó a la digestión del soberano por medio de asaetearle el único ojo.

Desde entonces, cuando algún extranjero nos interroga sobre nuestro monarca, nos es dado contestarle que en el país de los tuertos el ciego es el rey.

                                ****************

Ya teneís la Biblioteca Imaginaria actualizada:

www.labibliotecaimaginaria.es

– Conversamos en diferido con SERGIO DEL MOLINO.
– Malas influencias, de Sergio del Molino, reseña escrita por Cristina Monteoliva.
– Podría hacerte daño, de Juan Luisa Castro, reseña escrita por Pedro Crenes Castro.
– Contra la vida quieta, de Elvio Romero, reseña escrita por Sergio Rojas García.Espero que tengáis un día excelente. ¡Sonreíd!

Anuncios

Autor: valeriatittarelli

Redactora freelance, community manager y bloguera. Investigación y generación de contenidos para redes sociales y blogs. Artículos, notas, reportajes.

8 pensamientos en “Se nos fue …

  1. Muy de madrugada rendí ayer tributo en este salón de comunicación en la entrada del viernes, cuantos salones últimamente, a Mario Benedetti y escribí una pequeña composición que se ha movido a la velocidad de la luz por lo que me llega a mi bandeja de entrada. Hoy, más relajado, releeré parte de su obra en los momentos en los que pueda. Gracias por difundirla de manera tan acelerada. Celebro con entusiasmo la cita, frase, elegida por Valeria para dar la noticia hoy oficialmente. De Valeria debemos aprender la capacidad de sintetizar toda una obra y vida en una frase tan directa de la que debemos aprender muchísimo.
    Saludos y abrazos. Comienza una semana decisiva para mí, lástima que lo haga con un fallecimiento tan concreto.
    Julián Sánchez Caramazana

    PD: Saludos a cierto ángel a eso de las 7:37h que me ha contado ciertas cosas y ha saludado a la romana.

    Me gusta

  2. Hola, buenos días, cielo. Gran pérdida la de Benedetti y gran frase la que he puesto. Quizás, algún día, pueda plagiársela. Te mando muy buenas vibraciones para esta semana que comienza y que los ángeles te arropen siempre, barbitas.

    Me gusta

  3. Hola, Valeria, saludos y abrazos. Gracias por las buenas vibraciones que me envías, soy todo antenas, je,je, así que no se me escapa ni una onda. La frase es genial y muy bien encontrada. Saludos, Julián Sánchez

    Me gusta

  4. Buenos días. Benedetti (que vivía cerca de mi casa, en su residencia madrileña) tiene uno de los mejores libros de cuentos en castellano que he leído, “Montevideanos”, con la misma sencillez que sus versos, campechano y profundo a la vez. Hay que releerlo, o empezar a leerlo aquellos que sólo se hayan quedado con una visión epidérmica de él. DEP.
    Una recomendación para amantes de lo raro: “Un hombre muerto a puntapiés”, de Pablo Palacio, genio de la vanguardia ecuatoriana de los años 30, casi desconocido aquí y allí (aunque con horror he visto que se me había adelantado en un par de cuentos casi idénticos a alguno mío; ¡ah, la imposible originalidad, que ya lo hemos hablado!, ¿eh, Ortega?).
    En fin, abrazos, etc.

    Me gusta

  5. Interesante tema el de la originalidad en el producto escrito cuando se contrasta con el resto, otra cosa es cada vez que escribimos algo o releemos. Entonces ese momento es único, nuevo, tal ves ahí haya un pequeño poso de originalidad y en el que sea uno mismo el que escribe algo y por lo tanto al ser propio ahí hay un atisbo de su propia originalidad en muchas ocasiones influenciada en su voz, de eso no hay duda.
    ¡Guau!, Zar, viviste cerca del escritor y poeta, no está nada mal estar rodeado de glorias, je,je, saludos, Julián Sánchez

    Me gusta

  6. Hola, zar, ese título creo que ya lo apuntaste en alguna ocasión, así que debe de ser especialmente bueno. Y Pablo Palacio añadido a esa lista interminable de libros por leer.

    Sobre la originalidad, yo creo que los temas ya están tratados, y las formas … como que también. Quizás lo que nos diferencia a unos escritores de otros es una vuelta de tuerca, ese doble sentido, esa palabra nuestra …
    Tal vez, jajaja.
    Besicos para todos.

    Me gusta

  7. Hola, primor.
    Hola a todos.

    Ah, zar, qué te voy a contar de la imposible e impasible originalidad que no sepas. Una amiga escritora hace poco descubrió que una novela de Simenon comenzaba exactamente igual que un cuento suyo (ella, evidentemente, no había leído a Simenon, y Simenon escribió su novela treinta años antes de que mi amiga viniera al mundo). ¿Dónde están las ideas, a quién pertenecen? (con permiso de las esgaes…)

    Yo conocí personalmente a Benedetti en un curso de verano que era una especie de taller de escritura. Hace años. Lo dirigía Daniel Moyano, y don Mario era uno de los escritores invitados. Se sentaba dulcemente en una esquina y con infinita paciencia atendía las pesadas demandas de los alumnos. Yo me acerqué tembloroso como una hoja de abedul bajo los alisios del invierno, y con la vocecilla aquella mía le dije: “me gusta escribir, don Mario, la literatura es mi pasión…” Se me quedó mirando inquisitivo y cordial y me respondió: “Menos mal que has dicho ‘escribir’ y no ‘escritor’. Escribe al menos una página cada día, no dejes nunca de hacerlo…”

    Oye, zar, te veo últimamente hiperactivo por los saraos literarios de la villa y corte. Te vas a juntar nada menos que con el Monstruo Olgoso: vaya juntas espectaculares. Ya me gustaría, ya, estar por allí y veros en acción. Dale un abrazo afectuoso de mi parte.

    Me gusta

  8. Fijo que como has mentado a Moyano, aparece nuestro ángel Ángeles, jajajaja.

    Escribe al menos una página, gran consejo y que suerte la tuya de recibirlo de él personalmente!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s