IoSonoValeria

Mi diario de a bordo

Despedidas …

18 comentarios

Buenos días.

Juntosss    Carmen, Yo, Andrés, Cristina García Morales    Trinidad Gan, Erika Martinez, Carmen Córdoba  La presentadora más guapa   Florecilla-Talián   Piaf 24 noviembre   Piaf 6 de abril   M.A. Cáliz, Carmen Córdoba   Hoy marcha a Italia, a Roma concretamente, nuestra (mía, más bien, que soy muyyy egoista) florecilla Carmen. Siempre he dicho que admiro a esta pequeñaja de 22 primaveras. Lo hago por su madurez, por su fiereza y por esa dulzura que se empeña en esconder. Te deseo mucha suerte, preciosa, y que aproveches cada uno de los días que este año te depare allí. Te echaré (echaremos) de menos, pero seguro que será una experiencia muy positiva. Y que regresarás más madura, más mujer, más literata. Es lo que tiene irse a una tierra que rebosa arte por cada uno de sus poros. Y después, el master de esto o de aquello, un gran puesto en una editorial, el reconocimiento … Te esperan grandes cosas, estoy segura.

En mi egoismo particular, le he pedido a Carmen que nos preste sus letras a modo de despedida. Aquí tenéis uno de sus cuentos:

11 de enero de 2009

LA PENA (Carmen Córdoba)

Querido díscolo,

Hoy he leído en el periódico una reseña de tu última novela. Vaya, una entrevista, dos páginas, cuánto tiempo llevas ahí. Por lo visto, dicen que estás enfermo, que es algo grave pero que nada comentas del tema. Recordaba al leerlo cómo me decías, tantos años atrás, que la peor enfermedad que existía era la pena.

La pena.

He vivido enferma desde que te fuiste. Nada más quise volver a hacer en la vida. Me casé, sin embargo. Me separé. No soy madre, si quieres saberlo. Sé que tú tampoco tienes hijos, también dice la entrevista que te has casado varias veces. Dejé de buscarte cuando entendí que con o sin información actualizada de ti era imposible borrar el recuerdo, porque no eras un recuerdo, eras un sentimiento arraizado ahí, dentro. Vuelvo a recordar ahora. Al decirte esto, se me ha venido a la memoria tu cuerpo acostado en mi cama, rendido, exhausto, declamando algún verso que te he hecho recordar, sonriendo al pensar que me has hecho un bonito regalo.

Esta mañana desayunando, cuando te he visto de nuevo en el periódico, no he pasado la página como de costumbre, he querido saber. No podía leer, miraba tu foto, la miraba evocándote, intentando retroceder en el tiempo y aparecer en aquella playa griega donde te encontré sin apenas conocernos y donde un breve saludo precedió al inicio de mi vida.

Leí la entrevista y el reportaje. El periodista decía que te notaba triste, disminuido como pocas veces antes. Decía que lo que más le llamaba la atención de ti era tu insólita apatía, que jamás te hubiese imaginado así y el joven atribuía ese estado anímico a la “enfermedad”.

Me dio un vuelco el estómago. Por un momento creí estar contigo, abrazada por ti, y por un momento, tus palabras me abrigaban como nunca antes me había abrigado nada. Respondías a las palabras de consuelo del periodista por tu enfermedad: “Mi cara y mi estado de ánimo no son más que reflejos de las pocas ganas que me quedan de seguir viviendo. Mi cara no dice más que se acabó lo que se daba, que ya puedo morir, que el motor que me ha empujado estos cincuenta años se está quemando. Me hago viejo y Ella se está yendo de mi memoria, se está yendo y se está llevando parte de mí”.

Sin querer pensé que podría ser yo la “ella” de la que hablabas, pero recordé la primera vez que leí tus poemas, a la vuelta de Grecia, donde todos los poemas los quería haber inspirado yo, y no me conocías al escribirlos. Has estado casado varias veces, y seguro que muchas veces más, enamorado. Era imposible pero seguí leyendo: “Si volviese a verla después de tanto tiempo, le pediría sus recuerdos para renovar los míos, y que se fuese, que me dejase desamparado como hace tanto tiempo la dejé yo, porque sé que es la única manera de perdonarme a mí mismo tanto éxito y tan poca vida”. Las palabras exactas.

Acabé la entrevista y cerré el periódico. Me fui a pasear. Estoy vieja, nada soy ya de lo que fui. Ahora me levantaré de esta silla, saldré y enviaré esta carta, a la manera tradicional, para que la huelas, para cruzar olores, para que toques lo que yo toco.

Y ya nunca volveré a casa.

Ya tengo lo que he esperado tanto tiempo, ahora la egoísta seré yo.

 Un beso (el que nos debemos),

Steffi.

****

Café Piaf 2Más despedidas. La de Luis García Montero de la Ugr (Lidia, al fin me he enterado … pero tarde). Será esta mañana, a las 10.30h, en la Facultad de Letras.

Álvaro Salvador  sin embargo no se despide. Lo que quiere es amenizar una velada con cultura y literatura. En Armilla, esta noche:  

20:00 Velada Literaria en la que de la mano del prestigioso escritor “Álvaro Salvador” nos adentramos en el siempre sugerente mundo de la creación poética. Lugar: Casa de la Cultura.

De Alberto Gimeno me apropio esta mañana un consejo colgado en FB:

“Si quiere hacerse rico escribiendo, escriba la clase de cosas que leen las personas que mueven los labios cuando leen en silencio”. (Don Marquis. 1878-1937).

Os dejo un momentico con el resúmen del encuentro Interliteral (Literatura Digital) publicado en Andalecturas.org: http://www.andalecturas.org/website/index.php?option=com_content&task=view&id=226&det=noticia .

Vuelvo enseguida. No os vayáis aún. Besos mil, Valeria.

***

Como antes hemos hablado de Luis García Montero (miento: he escrito), pero no he podido ir a escucharle esta mañana en la Ugr, os dejo un artículo suyo bastante interesante. No os lo perdáis: http://blogs.canalsur.es/firmas/2009/09/13/

Anuncios

Autor: valeriatittarelli

Redactora freelance, community manager y bloguera. Investigación y generación de contenidos para redes sociales y blogs. Artículos, notas, reportajes.

18 pensamientos en “Despedidas …

  1. Lloro? Me voy físicamente y por suerte no me voy de aquí, me quedo en este rincón de Iosonovaleria aunque lo habra ahora desplazada unos kilómetros. Gracias por las fotos. Gracias por el cuento. Gracias por estar siempre, por darme tanto, por bajarme del burro tantas veces y por demostrar que con la dulzura a flor de piel también es posible vivir y vivir bien.

    Un besito. Te quiero.

    Me gusta

  2. Jó, chica, que tenía las lágrimas saltás (y salás) a punto de estallar y ya lo has conseguido. Me voy a por el coffee, que se me corre el rimmel, snif, snif.

    Me gusta

  3. Buenos y lacónicos días.

    Carmen, te deseo el mejor de los amores en la Roma histórica y apostólica. No dejes de enviarnos pétalos de rosa en forma de palabras que aniden en este rinconcito Valeriano. Un beso, criatura, y que tu sonrisa resucite a los Dioses paganos, que alguien tiene que hacer algo con este mundo.

    Valeria, déjate embargar por la emoción, que Dios cuenta las lágrimas de las mujeres.

    Para los demás, otro beso.

    Fdo. un ateo que cree en la existencia de una vampira muy especial, jejeje

    Me gusta

  4. Buenos días.
    Hay que irse para volver, es una ley no escrita de los viajes. El conocimiento nos hace seres privilegiados, Carmen hoy lo es, durante este año más. Sentido, sentimiento y sensibilidad el de una mujer a la que no conozco, como tampoco conozco a Valeria, aunque hablemos casi cada día desde hace dos años aproximadamente en aquella letanía cuentista del NH, que es un cuento fantástico que nosotr@s escribimos.
    A la belleza no se le pueden pedir distancias, así que a la belleza de la palabra y la voz de Carmen, muy madura y que se va a abrir al saber y los sentidos, no se le puede pedir distancias. Así que vuestras lágrimas sean buena semilla para el reencuentro físico y para los párrafos digitales y alguna que otra llamada telefónica y como dice Eduard que alguna deidad, humanista o no, haga cicatrizar estas llagas locas de asedio y secuestro diario en el que me sorprende tanta docilidad y mansedumbre ciudadana.
    Yo también creo que…, juaas, juas, juas, juas, saludos y abrazos, salud y anarquía, Julián Sánchez

    Me gusta

  5. Y hablando de NH, el menda sigue su propia carrera:

    http://www.diariodirecto.com/cultura//2009/09/24/premio-mario-vargas-llosa-561199367046.html

    Saldtes, Julián Sánchez

    Me gusta

  6. Ayyy, Eduard y Julián, que mensajes tan bonitossss. Por cierto el cuento ese que escribimos imaginariamente durante esos ránking que publicaba cuando éramos competencia en el premio Nh, está escrito por mí. Falta pulirlo, jijiji.

    Me gusta

  7. aunque casi no la conozco, sé que voy a echar de menos a Carmen. tiene una cierta contundencia que da la sensación de que se puede aferrar su manera de un solo vistazo si ella quiere.

    me ha gustado el cuento. aunque me hace pensar que yo jamás he tenido una auténtica historia de amor con ecos fulminantes con ningún literato. músicos sí, escritores no. jejejeje.

    lo de Armilla, como muchas otras cosas, hasta que no encuentre una buena forma de desplazarme, me las iré perdiendo. en fin, gracias Valeria por informarnos de las cosas. seguro que gracias a ti no me perderé alguna cosa interesante. nos vemos pronto, seguro.

    Me gusta

  8. Genial, Valeria, así me gusta, fotografiando con la palabra todo detalle. Cuando lo pulas hay que leerlo, saludos, Julián Sánchez

    Me gusta

  9. Valeria, precioso “pictorial” (como dicen los yankees) de la hermosa florecilla.
    Carmen, muuucha suerte en la tierra de Modigliani 😉 Disfruta de la oportunidad y regresa con alguna arruguilla a la que se pueda pasar la plancha. Aprende y equivócate mucho. Escribe como nunca y no te olvides de vivir. No duermas, reposa. Incuba el huevo feliz de tus futuras obras (en carne, hueso o papel, qué más da). No pierdas esa cosa imponderable que te hace especial y que se capta con sólo conocerte. ¡Bendita juventud! Mil abrazos.

    Me gusta

  10. Zariño, me e acordao de tí estos dias déspues de escuchar en la telebision que los unibersitarios cometén alguna faltiya de nada. Que aki se tratava de restar inportancía al erorciyo de sus señorrias al escrivir con h una palavra que iva sin ella y con v otra que iva con b. Que bacios estan de moyera olle, haora les toka pagar a los de letras en uni, joer.

    Un saludin,

    Me gusta

  11. Jajaja, menudo microensayo sobre la ortografía, Eduard. Pues sí, es que los niños de la uni son tos unos desfasaos, oyes. Abrazos.

    Me gusta

  12. Me hubiese encantado poder ver a Luis,pero las obligaciones son lo primero,sólo he tenido una oportunidad de hablar con él en el FIPCG,es genial.Gracias Valeria por la ayuda 🙂 Un saludo

    Me gusta

  13. Chic@s, a todos, que paséis un estupendo fin de semana. A la florecilla, que seguro que se despide por aquí, nena, ¡a por ellos!. Bórdalo todo: viaje, estancia, vivencias, etc etc etc.
    Besos mil por doquier!

    Me gusta

  14. Gracias flores… estoy a hora y media de coger el bus. Gracias a todos los q me habéis dicho esas cositas… Julián, Eduard, Natalia y MA… Grazie. Jajajaja que yo soy muy dramática… puedo escribir aquí y ahora el tenorio y saldríais todos llorando! Hasta pronto… q será pronto.

    Me gusta

  15. Bien, Carmen, no te vas, sólo te mueves y si quieres revisitar el Tenorio con una nueva versión yo me lo leo, besos, Julián Sánchez

    Me gusta

  16. Ostras, algo en lo que no habéis caido ninguno, ¿qué será ahora del equipo futbolístico de los cuentistas de Graná sin Carmen? ¡unos papafritas!, 9 a 0 os meterán los poetas, eso seguro.

    Me gusta

  17. jajajaja Cuán verdad, Ángeles… Qué van a hacer sin mí?! Aunque pienso volver eh? Sobre todo si hay partido!

    Me gusta

  18. Aquí te esperamos, florecilla!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s