IoSonoValeria

Mi diario de a bordo

¡Por fin es viernes!

9 comentarios

    Y encima cargadito de noticias. Vamos allá:

-En El Heraldo del Henares, entrevista a Toti Martínez de Lezea: http://www.elheraldodelhenares.es/pag/noticia.php?cual=4641 . Por cierto que ésta semana se publicó un cuento de Espido Freire: http://www.elheraldodelhenares.es/pag/noticia.php?cual=4608 .

-Comienza la Feria del Libro de Granada (me cachis, vaya mal tiempo …) y aquí teneís la información del acto inaugural:

-En el Museo Casa de los Tiros, doblete de presentaciones librescas. Sábado 17 de Abril:

 *  A las 19h, puesta de largo de “Ausente Resplandor”, de Carmelo Sánchez, presentado por Remedios Sánchez García …

Carmelo Sánchez Muros nace en Granada en 1941. Vinculado en sus comienzos a “Poesía 70”, recibe el Premio García Lorca por el libro “Doce poemas de caza mayor y una elegía” (1970). Su poesía ha sido divulgada a través de lecturas poéticas, antologías y revistas literarias (Antorcha de Paja, Bahía, Tragaluz, Poesía 70, Octaviana, Extramuros, El Fingidor, Despeñaperro andaluz…), aunque parte de su obra permanece aún inédita. Tiene publicados varios poemarios: “Los leves elementos” (1986), “Oculta sed nómada” (1994), “Poemas” (1999), “La danza de los dones” (2001). “Entes”.

* A las 20h., una de relatos: Bloody Mary de Gregorio García Morales. Presenta al autor y el libro Melchor Saíz Pardo, pero también se contará con la participación de César Girón y Jose Luis Muñoz:

Gregorio Morales nació en Granada. Es licenciado en Filología Románica.  Durante los años ochenta dirigió la Tertulia de Creadores en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, exponente de lo que entonces se dio en llamar “movida madrileña”. En el mismo tiempo, colaboró en las revistas “La luna de Madrid” y en “Ínsula”. En 1994, cofundó y presidió el grupo “Salón de Independientes”, reivindicando la libertad del artista. Es miembro de número de la Academia de Buenas Letras de Granada y columnista habitual en el diario Ideal de Granada.

Ha publicado las novelas “Y Hesperia fue hecha” (1982), “Puntos de vista” (1985), “La cuarta locura” (1989), “El amor ausente” (1990), “El pecado del adivino” (1992), “Ella. Él” (1999), “Puerta del Sol” (2003), “La individuación” (2003), “Nómadas del tiempo” (2005), los volúmenes de relatos “Erótica sagrada” (1989), “El devorador de sombras. Cuentos de suspense y terror”, (2000), “Razón de amor” (1987), “Cuentos de terror” (1989) y “Granada 1936. Relatos de la Guerra Civil” (2006) -estos tres últimos, colectivos-, y el libro de artículos literarios sobre Granada “El gigante de cristal” (2005).

– Programación organizada por la Asociación Diente de Oro para la Feria del Libro:

La Asociación del Diente de Oro os espera en su caseta de la XXIX Feria del Libro de Granada, que se celebra del 16 al 25 de abril. Como cada año la compartimos con la editorial Cuadernos del Vigía, y este año nos encontrareis en la nº 53.
Las actividades que organizamos este año son:
 
Sábado 17 de abril
20.00 hs. Lecturas a pie (Poesía)

Domingo 18 de abril
 “La Feria da el pelotazo”. Partido de fútbol entre cuentistas y poetas.
12.00 hs. Pabellón del Colegio Escolapios

Lunes 19 de abril
Cartón homenaje a  Julio César Vior. “Palabras de un poeta con sombrero”
22.00 hs. Café Piaf ( c/Buensuceso, 13)

Sábado 24 de abril
20.00 hs. Lecturas a pie (Microrrelatos)

– Más Feria y feriantes escritores:

    Queridos

os invitamos a la presentación de El menor espectáculo del mundo de Félix J. Palma que tendrá lugar el domingo 18 de abril (20 horas) en el Centro Caja Granada Puerta Real (c/Acera del Casino 7), junto a la Feria del Libro de Granada. El presentador será Ángel Olgoso. Dos autores magníficos. ¡Os esperamos!

¡Damas y caballeros, bienvenidos al menor espectáculo del mundo! Aguanten la respiración y sean testigos de los prodigios más sorprendentes: conozcan al increíble hombre que se comunica con un fantasma escribiendo mensajes en la puerta del servicio de un bar, a la extraordinaria gata enamorada de su vecino, al vendedor de enciclopedias que acaba suplantando al hijo de una de sus clientes, a la fabulosa niña que recibe cartas de su muñeca perdida, al asombroso hombre que se desdobla con cada decisión que toma, y toda una troupé de criaturas maravillosas que harán las delicias de toda la familia. Solo un autor tan fantástico como Félix J. Palma podría realizar un triple salto mortal para encontrar el lado más absurdo de nuestra existencia, y conducirnos, con una escritura imaginativa, sembrada de hallazgos e imágenes inolvidables, hacia ese territorio mágico donde conviven la poesía y el delirio, la melancolía y el humor. Pasen y lean, señoras y señores, estas nueve historias sobre el tema más universal de la literatura, el amor, el menor espectáculo del mundo, porque solo puede ser visto por dos espectadores al mismo tiempo. ¿No oyen el redoble de tambores?

-Cambiamos de tercio y nos vamos al Festival de Poesía. (Qué maravillosamente cultural que es la primavera en Granada …):

Buenos días:
 
Desde Poesía en el Palacio, y como colaboradores habituales del FIP Granada, queremos recordaros que el VII Festival Internacional de Poesía Ciudad de Granada se celebrará en nuestra ciudad del 10 al 15 de mayo próximos.  Una vez más, los responsables del festival han confeccionado  un excepcional programa que contará, entre otros, con la presencia de los Premios Nobel de Literatura Herta Muller y Derek Walcott, y con la presencia de más de 20 poetas hispanoamericanos de primera línea.
 
La lectura de inauguración de Herta Muller y el acto de clausura con Ernesto Cardenal precisan invitación, que pueden solicitarse a través de correo electrónico en la dirección
organizacion@festivaldepoesiadegranada.com o en el teléfono 958 996461 (de lunes a viernes, de 11 a 14 horas), facilitando los siguientes datos: Nombre del solicitante, número de DNI o documento similar, teléfono de contacto, actos para los que se solicitan las invitaciones y número de las mismas (máximo dos por solicitud).
 
El resto de actos programados son de entrada libre salvo la fiesta concierto de Coque Malla y Benjamín Prado, cuyas entradas están a la venta en Melgamusic y Librerías Babel (10 euros+gastos de distribución).
 
Entre los numerosos actos que se celebrarán durante el festival, Hospes-Palacio de Los Patos acogerá la lectura del lunes día 10 a las 19 horas. Podéis consultar la programación completa en
www.fipgranada.com
Os esperamos.
 
Saludos,
Javier Bozalongo

*******

ACTUALIZO:  Mi amigo “Fran el de la uña” me informa de una cita literaria esta tarde:

Por esta semana, nada másssss. Que disfrutéis del weekend, que os ameís los unos a los otros, que no os olvidéis de sonreír y … lo de siempre, besos mil.

Anuncios

Autor: valeriatittarelli

Redactora freelance, community manager y bloguera. Investigación y generación de contenidos para redes sociales y blogs. Artículos, notas, reportajes.

9 pensamientos en “¡Por fin es viernes!

  1. Parace que por fin wordpress y yo hemos llegado a un acuerdo sobre el tema de las imágenes, jejeje 🙂

    Me gusta

  2. Bacioni, grossi grossi.

    Me gusta

  3. Menuda programación para la feria del libro de Granada, que ganas tengo de crecer un poquito más y que me lleven allí a presentarme.

    Bueno, besotes Valeria,
    Eduard

    PD. No se que le dices a Carmen, pero… ¡yo también quiero de eso!

    Me gusta

  4. Ea, que no se diga, Eduard. Cuarto y mitad para ti de los mismo, jajjaa. Por cierto, enhorabuena por el San Jordi!

    Me gusta

  5. Esto es de ir poquito a poco, corazón. Para octubre tenemos la presentación de la segunda novela con presentación en Barcelona y Madrid. Ya daré datos cuando los tenga.

    Otro besote más,
    Edu

    Me gusta

  6. LA TERNURA Y EL ABSURDO EN LA NOVELA
    LATIDOS DE BARRIO, DE MIGUEL PUCHE
    Me imagino que Miguel Puche anda nervioso en estos momentos. Es la primera vez que publica un libro y este acto de presentación, en consecuencia, resulta también una novedad para él. Estoy seguro, y ya empiezo a conocer bien a nuestro escritor, que él se encontraría mucho más a gusto sentado entre el público y parapetado detrás de los cristales de sus gafas. No obstante, por indicación de su editor, ha aceptado de buen grado estar en este lado de la sala para asistir, como buen padre, a la presentación de su primer libro publicado. Se trata de una novela, Latidos de barrio, editada por Dauro en su colección Alminares, una editorial a la que me une no sólo un libro allí publicado sino una profunda amistad.
    Por mi parte, es una ocasión de alegría participar en este acto de presentación de un escritor secreto que, con este libro, deja de serlo. Latidos de barrio es una de las varias novelas que el granadino Miguel Puche ha escrito en los ratos libres que le deja su profesión informática. Esto quiere decir que estamos ante un lector y escritor vocacional no vinculado al mundo de la filología ni de su enseñanza como suele ser habitual desde hace tiempo entre nosotros, lo que añade un plus de frescura a la labor literaria que, como un lobo estepario, desarrolla desde hace años. Por eso, me gustó que el que ya fuera mi amigo me comunicara un día su pasión por la escritura. Así es que pude traspasar la clausura de su secreto literario cuando ya la amistad se había consolidado entre nosotros. De esta manera y cuando creía que, en el caso de la amistad con Miguel Puche y Conchi, había roto el ámbito literario en el que, por razones profesionales y de lector, suelo habitar de continuo, me encuentro con que mi amigo de salidas al campo y a los rincones más insólitos de nuestra tierra granadina es también un escritor o, mejor dicho, es antes que cualquier otra cosa escritor, tal como se deduce del breve perfil biográfico incluido en el libro. Allí se lee.
    Su pasión por los libros, lo lleva, desde muy pequeño, a tomar parte activa y va construyendo escritos, cortos al principio, hasta que un buen día se propone lanzarse a la aventura de componer una novela. Con esto descubre que la pasión de su vida estaba
    fundada. A partir de entonces, las novelas se van sucediendo, sin dar tregua a paréntesis por falta de inspiración.
    Este sencillo hecho, por otra parte, me ha servido para aceptar que, lo quiera o no, mi vida está marcada ya definitivamente por el universo de la literatura.
    Pero no he venido a este lugar a hablar de mí, sino de un libro, de este Latidos de barrio que es resultado literario de una mezcla de tierna compasión por la condición humana, no exenta de fina ironía crítica, y del cultivo del absurdo como categoría estética con su inevitable propensión al humor. Por supuesto que me he reído con la novela, pero, como toda risa, siempre queda una mueca en el rostro y la conciencia de un vacío tras los entrecortados sonidos que emitimos. Ya decía uno de mis poetas preferidos que la risa casi siempre es de doble fondo. Así es que Latidos de barrio, esa novela de más de doscientas páginas donde habitan unos personajes que son la nada social misma que anda desatando el universo de sus comunes aspiraciones, pasiones y deseos, me ha hecho tanto reír como reflexionar. Nuestra novela, escrita al modo realista, con sus inevitables gotas de costumbrismo, y con narrador omnisciente, construye su espacialización en una placeta que es trasunto de una de las de un popular barrio de Granada, el Realejo ‒así se nombra en la novela junto con otros topónimos locales y regionales con el deseo expreso de provocar un determinado efecto de realidad‒, en la que habitan unos personajes de honda extracción popular y, entre ellos, el personaje de Matías, protagonista aparente de la sencilla historia objeto de narración y, en realidad, la parte más visible de una suerte de personaje colectivo que es la vida que pulula en torno a esa placeta verbal, una vida alimentada por Mohamed y otros tenderos y comerciantes, vecinas de toda condición y oficio, niños y algún que otro parásito social. En esto, Latidos de barrio, título que se quiere exacto al señalar con él el protagonismo que alcanza lo que de vida hay en ese espacio urbano, sus latidos, y la lógica descentrada, alejada y popular de un barrio, me recuerda en cierta medida a ese gran personaje único que da sentido y hace mover la historia de La colmena, de Camilo José Cela. Así es que cada uno de los personajes apenas cuenta su nada vital en torno a un suceso o acción común, si bien sus respectivas peripecias y el conjunto de las mismas acaban por construir una historia que parece no tener otro fin que el de mostrar un friso social en su despliegue de vida de un espacio urbano granadino de un tiempo
    relativamente cercano al nuestro en clave de un realismo de lo absurdo, como ahora explicaré. Por lo tanto Matías, un zapatero, es sólo, insisto, el aparente protagonista en cuanto que todo parece girar en torno a él y él viene a provocar la serie de acciones contadas. En realidad, el protagonista de la novela lo constituye la gris vida social que se desarrolla en un espacio urbano muy concreto de la que percibimos en sus páginas y secciones sus rítmicos y sucesivos latidos.
    ¿Y qué y cómo se cuenta en la novela, cuáles son estos latidos y qué lógica los provoca? Como la mayoría de ustedes piensa y desea, no voy a decir nada que les sustraiga el interés de culminar su lectura virginal ni les aborte su acercamiento al libro. Lo que persigo más bien es provocar en ustedes el deseo de su lectura. Creo que es ese el papel que me toca desempeñar en una ocasión como la de hoy. Por eso, no teman que les pueda desactivar su propio interés lector. Sin embargo, algo he de decir acerca del sentido y significación posibles de aquello que se cuenta en Latidos de barrio por si lo quieren tomar en consideración. Pues bien, la historia se vertebra en un personaje que, próximo a la jubilación como zapatero, va a vivir unas experiencias nunca vividas antes y que lo van a sacar por momentos de la gris rutina de su vida, experiencias relativas a su trabajo, al amor, al sexo, a la diversión, etcétera. Claro que con decir esto no digo apenas nada. Lo importante radica en cómo esta historia se va convirtiendo en discurso, esto es, en una red de palabras donde el ingenio y su apuesta por lo absurdo y disparatado, la gracia, la crítica, la ironía y el hondo conocimiento de la condición humana vienen a darse cita. Miguel Puche construye una ficción novelesca siguiendo en buena medida una técnica propia de la literatura del absurdo, lo que quiere decir que va introduciendo elementos de escasa o nula coherencia en un marco lógico previsible, pero incompatible con el elemento nuevo. Podría poner bastantes ejemplos. Pero voy a limitarme a unos cuantos: lo que sucede cuando, a partir de un equívoco, distintas mujeres del barrio pasan por la zapatería buscando determinado servicio de Matías y las expectativas de regulación del nuevo negocio en ciernes; lo que pasa con el cuidado de los restos humanos en la pescadería tras la explosión de una bombona de butano; lo que acontece en la fiesta del sábado por la noche a la que asiste; o el desarrollo de la comida a la que Matías es invitado en la casa de Mohamed. En estas distintas partes de la novela, el lector asiste a situaciones disparatadas e incoherentes que le provocan, en su irracionalidad, sorpresa y risa al no corresponderse con lo que habitualmente ocurre en la realidad y, provocándole por ello, una reflexión en lo que pueda ser lo esencial de la
    realidad misma, en si esta realidad resulta o no explicable, en si resulta finalmente absurda. Ahora comprenderán ustedes mi afirmación del principio relativa a que con la lectura de Latidos de barrio tanto había reído como reflexionado.
    En lo que respecta a los aspectos discursivos de la novela, puedo afirmar que es un texto ágilmente escrito, con riqueza de diálogos entre los que sobresalen los sostenidos a todo lo largo del texto por los personajes Matías y Mohamed, dos antihéroes, uno una suerte de maestro y otro de discípulo, que recuerdan en cierto modo altas parejas de nuestra literatura como la de don Quijote y Sancho en su interminable conversación trufada con paremias y frases hechas, muestras de un saber popular, además de con argumentos absurdos sensatamente presentados. Pues bien, Matías y Mohamed resultan en la narración inseparables constituyendo sus diálogos los dinamizadores de la acción narrada que lleva a cabo ese trozo de la carencial vida de un barrio, el personaje colectivo verdadero protagonista de la novela. De ahí que no falten algunos granadinismos en el texto. En Latidos de barrio hay, pues, registros de uso de lo que, para entendernos, llamamos lengua común que revelan, de un lado, la fina capacidad de observación del autor y, de otro, la adecuación a ese tropel de personajes de recia estirpe popular. De todos modos, el narrador omnisciente sí mantiene un uso de la lengua culto con empleo de imágenes, metáforas y juegos de palabras donde, a la manera de Luis Martín Santos y de Camilo José Cela, se une expresionistamente lo alto con lo bajo, lo trascendente con lo irónico, la crítica con la compasión, procurando un efecto de sorpresa al lector. No faltan tampoco expresiones escatológicas ni aspectos del léxico del erotismo. Con esto quiero decir que la novela se lee bien y que logra la no fácil tarea de crear determinados efectos de realidad al tiempo que su inmediata distorsión, tal como se ha logrado en nuestra mejor literatura con el esperpento.
    Miguel Puche confirma con su novela su clara condición de escritor, su honda capacidad de observación y sentido de la realidad, la ternura de su mirada a la vez que su posición crítica ante una vida que no siempre soporta una lógica racional, una vida que nombra y conceptúa en su novela a través de esos entes de ficción que habitan en la placeta de un barrio cuya lógica vital, tan socialmente normalizada, propende al sinsentido. Recibe, Miguel, mi enhorabuena por atreverte a tomar la palabra y por nacer como escritor en primavera.
    ANTONIO CHICHARRO

    Me gusta

  7. Hola. Ya estoy en Barcelona, toca preparar Sant Jordi un poquitín Joer, que pesadez de viaje desde Zaragoza en autocar para el regreso. Ceniza, gente tonta, inoperancia del conductor, casi llegamos a las tres de la madrugada, je,je, pero la feria y el periplo con una serie de escritores maños estuvo muy bien.

    Bueno, si no nos lleva la editorial, amigo Eduard, tendremos que montar nosotros algo, en alguno de esos espacios granadinos. No sé, espero ya un par de respuestas más concretas de…, ¡huy!, hasta aquí puedo hablar. Bueno os reenvío lo de Sant Jordi.
    Menuda población de actividades en el blog. La ciudad de Valeria es infinita y sus poblador@s gente de bien y creativa.
    ¡sumacs!
    Saludos y abrazos, Julián Sánchez

    Me gusta

  8. Also I believe that mesothelioma is a exceptional form of most cancers
    that is commonly found in people previously exposed to asbestos.

    Cancerous tissue form inside mesothelium,
    which is a protecting lining that covers the vast majority
    of body’s internal organs. These cells usually form in the lining from the lungs, belly, or the sac that really encircles the heart. Thanks for expressing your ideas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s