IoSonoValeria

Mi diario de a bordo

Recuperando …

4 comentarios

    ¡Muy buenos días!

Ya estamos a miércoles, ecuador de la semana laboral para muchos … contentos, ¿no? Seguro que sí.

Anoche volví a recuperar relatos y micros de hace tiempo, que enseguida os dejaré por aquí. Pero antes quisiera avisaros de dos cositas:

1.-La Bitácora de Sergi Bellver se ha mudado y ya no está “Alas de Albatros”, sino “Sergi Bellver”, un blog de formato diferente, más elegante diría yo. Lo que seguirán serán las opiniones de Sergi, siempre muy pensadas y profundas, se esté o no de acuerdo con él. Ya está enlazado este nuevo blog y podéis acceder a él en la parte derecha de IoSonoValeria. De todas formas, os dejo el enlace aquí mismo: http://sergibellver.blogspot.com/

2.-Parece que Granada despierta por fin del letargo estival! Mañana, primer reencuentro con el ciclo “Poesía en el Palacio“. Una gran cita, ideal  para celebrar el comienzo del otoño. Os dejo la información recibida de parte del poeta Javier Bozalongo, que sigue como coordinador de este ciclo. No podía ser de otra manera, Javier lo ha gestionado muy bien en las anteriores ocasiones.

Hospes Palacio de los Patos celebra el próximo jueves 23 de septiembre, a las 20.30 horas, el reencuentro con sus amigos. Después del merecido descanso veraniego, volvemos para iniciar nuestra Cuarta Temporada, y el proyecto que nació en abril de 2007 regresa con la presentación de un gran poeta granadino, RAFAEL GUILLÉN. Desde el principio, la intención de quienes hacemos Poesía en el Palacio no ha sido otra que acercar a los asistentes una muestra diversa de la poesía que se escribe principalmente en nuestro idioma, y en este esperado y deseado reencuentro nadie que mejor que uno de entre nosotros para afirmar esa vocación poética de la ciudad; acompañado de otro granadino, buen conocedor de la obra de Guillén y también poeta, Juan Carlos Friebe.

Rafael Guillén nació en Granada el año 1933. Su obra poética participa de las coordenadas más valiosas de la Generación del 50, según numerosos estudios especializados en poesía de postguerra, reseñas críticas de su obra y manuales de Historia de la Literatura Española del siglo XX. En 1994 le fue concedido el Premio Nacional de Literatura por Los estados transparentes (El Bardo, Barcelona, 1993. 2ª edición ampliada, Pre-Textos – Diputación Granada, Valencia, 1998). En 2003 se le otorgó por unanimidad el Premio de la Crítica de Andalucía, por Las edades del frío (Tusquets, Barcelona, 2002).

También obtuvo, entre otros, los premios “Leopoldo Panero” 1966, “Guipúzcoa” 1968, “Boscán” 1968 y “Ciudad de Barcelona” 1969.

Autor igualmente de varios libros de narración y ensayo, sus poemas y artículos han sido traducidos a numerosos idiomas. Publicadas por la editorial Almed, acaban de aparecer sus Obras Completas (dos volúmenes de poesía y uno de narrativa y prosas varias).

      Juan Carlos Friebe (Granada, 1968). Ha publicado, entre otros, los poemarios Anecdotario (1992), Poemas perplejos (1995), Aria contra coral (2002) y Las briznas (2007), y es autor del libreto del poema escénico Las bacantes, en colaboración con el artista Jaime García, el músico Frano Kakarigi y el productor José Vallejo.

     Al finalizar la lectura tendrá lugar un coloquio entre público, presentadores y poeta, para pasar después a la firma de libros, que podrán adquirirse allí mismo gracias a la presencia de Librería BABEL.
     Os esperamos. Saludos,  Javier Bozalongo

****

Vamos con las lecturas de hoy; espero que os resulten agradables, que espoleen algo dentro de vosotros y os pique el gusanillo … Más, más, siempre más :):

VIVA EL SILENCIO (Juan José Millás en “Viva el Silencio”, colección Miniletras, editorial  H.Kliczkowki)

Siempre creí que vivir solo consistía en hacer lo que a uno le diera la gana, pero consiste justamente en lo contrario. El otro día, por ejemplo, puse en el periódico, contra mi voluntad, un anuncio por palabras que decía así: <Asturiano vicioso, piececitos pequeños, supermiembro garantizado. Llámame>. No soy asturiano, ni vicioso y calzo un 42. Lo copié todo de la sección de contactos. Además, odio esta clase de reclamos, no sé por qué lo hice. O quizá sí: por vivir solo. Cuando estaba con mi mujer, en lugar de hacer disparates veía la televisión, que es lo que de verdad me gusta. Pero entonces no lo sabía: entonces soñaba con una vida de aventuras nocturnas, me imaginaba recorriendo la Gran Vía a las doce de la noche, tomando copas aquí y allá, contratando prostitutas que, lejos de cobrarme, me entrgarían la recaudación implorándome que volviera a visitarlas.

Luego, nunca fui a la Gran Vía por la noche, me da miedo salir a esas horas, así que me quedaba en casa, igual que cuando estaba casado, viendo los programas que antes veía con mi mujer, sólo que sin poder echar la culpa a nadie. A mí me gusta lo más tirado de la tele, pero con coartada, y la coartada entonces era ella. De manera que qué iba a hacer; un día arrojé el aparato a la basura porque me pareció que un soltero con tele es dos solteros, y puse el anuncio del asturiano vicioso. Enseguida empezaron a llamarme seres completamente repugnantes preguntando por el precio. Yo los mandaba a todos a la mierda, no se daban cuenta de que no era una cuestión de dinero, sino que lo que de verdad necesitaba yo era amor o, mejor que eso, costumbre.

Muchos matrimonios han fracasado por lo mal vista que está la costumbre cuando es la salsa de la vida. Mi mujer y yo estábamos habituados el uno al otro y ya no necesitábamos ni hablar. De hecho, cuando decidí separarme llevábamos un mes sin decirnos nada. La gente cree que los matrimonios tienen que hablar para mantenerse en forma, pero eso es mentira: se habla cuando no se tiene nada que decior. Yo en la oficina, por ejemplo, no paro de contar historias porque mis compañeros ni me van ni me vienen. Sin embargo, en la iglesia permanezco callado, porque las cosas que tengo que confesar a Dios son tan esenciales que sólo en el silencio se articulan.

De todo esto me doy cuenta ahora, claro. Cuando estábamos juntos, la odiaba porque creía que ella era la culpable de no hacer lo que me diera la gana, aunque no sabía qué es lo que me daba la gana, excepto lo de ir a la Gran Vía a contratar prostitutas, o a dejarme contratar por ellas, lo que en el fondo no es más que una fantasía un poco tonta. Es importante, pues, que las parejas silenciosas no se dejen engañar por toda esa propaganda, que hasta la Reina, cuya obligación es ser neutral, ha dicho en el libro de Pilar Urbano que los matrimonios tienen que hablar, o sea, que la Monarquía se ha puesto también del lado de la conversación. De manera que si uno no habla acaba sintiéndose un bicho raro y tarde o temprano se divorcia.

Yo ahora hablo mucho, no paro, porque entre quienes me llaman hay también asturianos que llevan años en Madrid y echan de menos las brumas matinales o los chubascos vespertinos. A éstos les doy un poco de cuerda porque se refieren a Asturias igual que yo a mi mujer: como si se tratara de un miembro amputado. Pero uno no mantiene conversaciones con los miembros: yo al menos nunca les digo nada a mis dedos ni a mis antebrazos. De manera que, aunque nunca he hablado tanto como ahora, jamás me he sentido tan vacío, tan torpe. Echo de menos las horas que pasaba en el sofá viendo la tele junto a ella; a veces, me acercaba la mano distraídamente y yo, tomándola entre las mías, le contaba mecánicamente los dedos, primero del pulgar al meñique, luego del meñique al pulgar, siempre con idéntico resultado. Daría cualquier cosa por dejar de ser un asturiano vicioso con supermiembro garantizado y volver al silencio del matrimonio. Hay gente que sale por la noche porque no tiene con quien quedarse, del mismo modo que hay quien habla porque no tiene qué callar. Total, que a ver si promocionamos un poco el silencio. Por mi parte, no tengo nada que añadir. Muchas gracias.

MIEDO ESCÉNICO  (José Cruz Cabrerizo, finalista 5º concurso de microrrelatos de la Feria del libro de Granada 2006)

Cuando al condenado a muerte le propusieron salir de gira con una obra en la que tendría que dar vida a un condenado a muerte, pidió tiempo para pensárselo.

CAZADORA (Natalia Manzano Pérez, finalista 5º concurso de microrrelatos de la Feria del libro de Granada 2006)

La encontramos en el bosque, debía de tener menos de 12 años. La chica se apartó el pelo sucio de la cara y nos miró con los ojos edl que hace semanas que no duerme en una cama ni se alimenta como es debido, se quitó el cuchillo de la boc, escupió, sonrió dulcemente y dijo:

-Hola, soy Blancanieves, ¿no habéis visto un ciervo por aquí?

****

Punto y aparte. Que tengáis un buen día. Os dejo una canción muy cañera para que nos pongamos todos las pilas. PJ Harvey>  “Rid Of Me” http://www.youtube.com/watch?v=RzwG3r9_L9o&sns=em

Anuncios

Autor: valeriatittarelli

Redactora freelance, community manager y bloguera. Investigación y generación de contenidos para redes sociales y blogs. Artículos, notas, reportajes.

4 pensamientos en “Recuperando …

  1. Una cosa, Valeria: el blog de Sergi Bellver era “alas de albatros”, no “de alabastro”. A Sergi lo que es de Bellver. Aunque te ha salido un nombre para un blog de literatura fantástica u ornitología bizarra que pa qué. Abrazos.

    Me gusta

  2. Upsss, oyyyy, como estoy, jajaja.
    Subsanando …

    Me gusta

  3. Gracias, Valeria, por traerme al recuerdo aquellos tiempos en que aún escribía.

    Abrazos.

    Me gusta

  4. Bah, no te preocupes, José. Tú lo que tienes es astemia otoñal :).
    Seguro que vuelve la inspiración; todos hemos sufrido bloqueos.
    Cariños.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s