IoSonoValeria

Mi diario de a bordo

Lucía…

10 comentarios

¡Muy buenos días! ¿Cómo estáis todos? ¿Aún soñolientos por el lunes?

Hoy es Santa Lucía, así que me toca mandarle un súperbeso a mi bichito Luci y a mi hermana Lucia (sin tilde, que pá eso es italiana). “Aquella que lleva la luz“, dicen que significa este nombre. Y algo de verdad debe de haber, porque tanto la una como la otra lo inundan todo de luminosidad cuando sonríen, así que… ¡Muchas felicidades! (Y de camino queridas, ayudadnos a abrir los ojos, que para eso sois patronas de la vista, jajaja :)).

      

****

Preparada tenía yo una bolsa llenica de libros subrayados para dejaros por aquí letras escogidas, pero … es lunes y la colección se ha quedado en la puerta de entrada de mi casa, así que voy a tener que improvisar y dejaré lo subrayado para mañana:

-¿Por qué no leeís la cerilla de Víctor Lorenzo Cinca? Se llama “Disculpen las molestias” y está a tan sólo un click: http://realidadesparalelos.blogspot.com/

-¿Por qué no gozáis con la visión -en todas las acepciones- de la Editorial “Las puertas del hacedor“? Sorpresa, sorpresa: http://wwwlaspuertasdelhacedor.blogspot.com/

-¿Un reto para un lunes? Avisados estáis. El micro de Jesús Esnaola os va a hacer sudar al leerlo, jajaja: http://frankensteinsupongo.blogspot.com/

-¿Recordáis de mi lectura hace bien poco de “Llenad la Tierra” (Juan Carlos Márquez)? Pues aquí teneís la primera de las reseñas que ha obtenido este libro: http://desdelaciudadsincines.blogspot.com/2010/12/llenad-la-tierra-por-juan-carlos.html?spref=fb

-¿Algún impedimento para leer este cuento cronológico de Mónica Ballesteros Trigueros, publicado en su blog “Bandadas de palabras“? Ya, desde el título, apetece hacerlo. Éste es el enlace a su bitácora (y gracias por dejarme publicarlo): http://bandadadepalabras.blogspot.com/

RECOBRARSE

30 años lleva la vida viviéndole a Diego en lugar de al contrario, y lo que es peor, él aún no se ha enterado.

6.13am – Igual que en un video clip, Diego llega corriendo al andén a ritmo de ipod e impulsa su cuerpo tren adentro; Puntual e inconsciente hacia más de lo mismo.

6.14am – Satisfecho por cogerlo a tiempo y de sentarse en ventanilla, repara en el anuncio del “porque yo lo valgo” que deja en la estación. Piensa en el pastizal que le han debido de pagar a la actriz; meterle al pelo un chute de amoniaco y decir abiertamente que es “porque se lo merece” es de terapia. Diego disfruta igualmente de lo buena que está de platino y piensa que hoy se ha levantado filosófico.

6.16am – Mira el reloj. La tercera satisfacción es que le quedan 47 minutos de libertad con los Pink Floyd hasta que el tren le escupa a su oficina.

6.19 am – La cuarta y seguramente última alegría de hoy, (penúltima, porque se acaba de acordar de que hoy es Viernes) es que la segunda rubia del día se le acaba de sentar al lado y lo que su minifalda no calienta también. Parece que la vida le sonríe, la rubia está claro que no. Él se corta y disimula mirando al libro en el que la chica se sumerge; de paso le roba unas cuantas líneas, lo único legal que se le ocurre hacerle.

6.22am – “le gusta sentirse en movimiento, dejar atrás todo lo que se va cruzando en su camino, ser libre y móvil, sin frenarse nunca”. La frase que acaba de piratear despierta a un Diego al que siempre le gustó “sentirse en movimiento”.

6.25am – Supone que el personaje del libro no puede referirse a este monótono traqueteo de tren de cercanías al que lleva subido años, del que aún no se ha bajado no sabe porqué, y que le ha mantenido hipnóticamente arrullado. Cae en la cuenta de que lo único que ha ido “dejando atrás” en todo este tiempo son las estaciones que se sabe de memoria y sus cumpleaños; que aún no ha necesitado echar el freno porque lleva años sin pisar el acelerador, avanzando por inercia; y en cuanto a lo de “ser libre”… suena el track 3 de La cara oculta de la luna y como prefiere no pensar sube el volúmen.

6.27 am – Mira a la ventanilla y sobre el negro ve reflejada por primera vez la cara oculta del muy capullo de Diego, quien aún no le había dicho que lleva más tiempo del razonable subido en el tren equivocado. Así que más Pink Floyd.

6.29am – Ha permitido con indolencia que la vida se le volviera reducida y estática; Se le desvió al ceder las riendas a la comodidad, y comenzó a amurallar con ladrillos cocidos por otros su cerebro, un espacio abierto diseñado para bosquejar incalculables versiones de ilimitadas ideas; Los Pink Floyd gritan.

6.31am – Lo que no se ha vivido se ha perdido. Diego ya es consciente de que hace tiempo que perdió el control. Ahora tiene tres salidas: negarlo con argumentos analgésicos, deprimirse o recuperarlo. Diego ha podido ser un inconsciente, pero como no es ni tonto ni vago ni un llorón, opta por lo tercero.

6.33am –Lo que había creído hasta ahora ya no le sirve. El hecho de que todo lo que pensaba haber conseguido se le tambalee le pone de nuevo la vida en sus manos, ahora sólo depende de él encarrilarla y para esto necesita un nuevo plan.

6.34 am – El tren se para. Los Pink Floyd se callan. La quietud y el silencio le parecen a Diego una analogía. Dicen que cuando el alumno está preparado el maestro aparece. Para empezar parar y callar.

6.35am – Diego da gracias a la rubia y salta del tren. Envía un mensaje a la oficina “Necesito parar para recobrarme. Vuelvo el Lunes”.

6.44am –Diego tiene por delante 72 horas de mucho trabajo si quiere coger el tren el Lunes teniendo muy claro el porqué se monta en él y a dónde va.

6.45am – Se quita el reloj, desconecta el móvil, apaga el ipod y empieza por guardar silencio “Porque él lo vale”.

Por primera vez en muchos años, Diego se siente libre. ”

****

  Ya lo he dicho (y escrito) muchas veces. Uno de los cuentos que más me han impactado en mi vida lectora es “Carne” de Ronaldo Menéndez. Desde ese cuento ha llovido mucho, pero lo he recordado al leer este texto de Ronaldo, enlazado en el blog de Páginas de Espuma: http://paginasdeespuma.blogspot.com/2010/12/hablando-con-ronal-menendez.html . Sobre la intertextualidad, el bloqueo… Os dejo también el enlace a una reseña de “Covers”, el último título publicado hace unos meses.http://www.elconfidencial.com/libros/ronaldo-menendez-covers-soledad-paginas-espuma-20100513.html

– Una historia con nombre de mujer, de Tino Pertierra. Lucía, como no podía ser de otra manera hoy:

LUCÍA

A Lucía le dijeron que estaba loca, qué hacía casándose con un chaval cuatro años más joven, dónde tenía la cabeza para perderla por alguien que seguramente era un inmaduro porque los hombres ya se sabe, siempre van por detrás a la hora de crecer y… Pero Lucía estaba segura de que era el hombre con el que quería compartir el resto de su vida. No era un capricho. No era una pasión pasajera. Qué poco la conocían. Tan convencida estaba que incluso hacía oídos sordos a su propio sentido común, que le decía en cuanto podía que debía esperar, que no se impacientase, que no se dejara arrastrar por la inercia de un impulso que podía costarle caro. ¿Y sus sueños de ser la mejor cirujana del mundo? Él no tenía oficio ni beneficio, y su madre le llamaba el príncipe gandul, porque no ponía mucha traza de buscarse la vida y ayudar a sostener un hogar. Difícilmente podría estudiar y trabajar al mismo tiempo, medicina no es una carrera que permite dispersiones. Pero lo intentaría. Se casaron por lo civil. Apenas hubo invitados. Su madre lloró a mares. Ella tenía 22 años y él 18. Lucía quería esperar a tener el primer hijo pero él estaba impaciente por tener el hogar al completo. El niño se llamó Diego y lo cambió todo. La carrera se había ido a traste y sólo la ayuda de los padres impedía el naufragio. La criatura hizo que Lucía madurase de golpe y aterrorizó a su marido: el pánico a perder su juventud sin haberla disfrutado le lanzó al vacío. El peso de la responsabilidad lo aplastó y, mientras ella maduraba a noches agigantadas, él retrocedía, retrocedía. Retrocedía. Al final, también era madre de su propio marido. Y se cansó. No había dejado de quererle, pero la única forma de salvarse juntos era estar separados. Él se fue con la promesa de que cambiaría, y entonces volvería. Esta mañana la llamó por teléfono. Dos años después. Quiere verla. Esta noche. Y ella está tan nerviosa, feliz y asustada que se ha pintado los labios con la pasta de dientes.

****

Bueno pues, ya no me queda tiempo para más improvisación. Os dejo con una dedicatoria musical solicitada por nuestro ilustre visitante Zar. Aquí tienes, querido: http://www.youtube.com/watch?v=lqmORiHNtN4  (¿Guerra fría?).

Sed felices, chic@s.

Anuncios

Autor: valeriatittarelli

Redactora freelance, community manager y bloguera. Investigación y generación de contenidos para redes sociales y blogs. Artículos, notas, reportajes.

10 pensamientos en “Lucía…

  1. Buenos días de lunes. Felicidades a las Lucías! Celebremos pues la luminosidad, hoy estamos en ello.
    Un beso.

    Me gusta

  2. Luminosamente te digo que se está nublando, pero vamos…

    Me gusta

  3. Valeria, gracias por lo de la Janelle, una debilidad del menda. Por cierto, Carmen, no entendí lo de la fiesta de Páginas y mi espantá. ¡Acláremelo, señorita!

    Me gusta

  4. ¿La melodía, la letra o la chica? 🙂

    Me gusta

  5. grazie ma lo sai che mi vergogno e in foto non mi piacio mai un besos

    Me gusta

  6. Zar, ¿es posible que mis ganas de verte hayan cometido semejante error y no estuviese usted el día de autos en Madrid? ¿Es verdaderamente posible que no acudiese usted a la cita con las Pequeñas Resistencias ese día 4 de noviembre de 2010?

    Me gusta

  7. Ma Lussi, se sei bellissima!!!

    Me gusta

  8. Sí, es posible, little Carmen. Estoy más centrado en mi próximo libro que en saraos varios, y me pierdo algunos relevantes (cosa poco recomendable si es uno afín a las salsas y las untuosidades varias, aunque ese no es, creo, mi caso…). Además, por esas fechas estaba yo aún por la City. En fin, que no fui. Con respecto a Janelle Monáe: ella, la letra y la música. Abrazos.

    Me gusta

  9. Vaya, llevaba tiempo convencida de que iría y estarías. Yo llegué al sarao a las 2 de la noche, más o menos, y pensé que te habrías marchado. Luego me ocurrió algo, al día siguiente fui al museo y nos encontramos allí a uno de los poetas con los que estuvimos la noche anterior (un sarao anterior al de Páginas), y no sé por qué, me viniste a la cabeza… jajaja

    Me gusta

  10. Triplete pues, zar.
    Bueno, que te esperamos por aquí (no te escaquees).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s