IoSonoValeria

Mi diario de a bordo

Diluvio

1 comentario

   ¡Muy buenos días!

Qué barbaridad, cómo llueve ce matin en Graná!!! Noé prepara la barca que nos subimos… ¿Qué libros os llevaríais en caso de…? ¿O a quién invitaríais -exceptuando la familia cercana- a esa travesía?  Menuda disquisición, ¿no?

¿Habría lugar para un lobo feroz?  ¿O alguien se lo habría cargado antes?

Comienzo del relato “¿Quién mató el lobo feroz” de Carlos Salem que nos lo regala por Navidad:

 “Avancé con el coche por el camino privado durante medio kilómetro y sólo entonces pude ver la mansión. Detrás, el parque natural que limita con la propiedad parecía pedir disculpas porque sus árboles no se veían tan pulcros como los de sus vecinos ricos. Las luces de todas las ventanas estaban encendidas y delante del porche conté tres coches. Ninguno oficial. Mejor, pensé. Me gusta llegar a la escena del crimen antes de que los de la Científica, envenenados con tanta serie de televisión, lo llenen todo de letreritos amarillos y sustancias pringosas. De algo tenía que servirme ser el único policía de Homicidios que sólo trabaja en el turno de noche.

Toqué el timbre aunque la puerta estaba entornada y abrió “La abuelita”. Tenía que serlo: la llamada la había hecho una muchacha denunciando que intentaron matarla a ella y a su abuelita. Y la mujer que me observaba no tenía pinta de nieta. Tampoco de abuelita. Aparentaba treinta y pocos años y sólo vestía una corta bata de seda negra que se untaba en su cuerpo. Le mostré la credencial y traté de mirarla sólo a los ojos. Casi lo consigo.”   (El resto del relato, aquí: http://elhuevoizquierdodeltalento.blogspot.com/ )

¿Invitaríais a un cocodrilo? Parece ser que en el blog de Alberto Masa hay confusión:

Todo iba bien. Yo iba cada mañana a la cocina y preparaba café mitad natural y mitad torrefacto. Si se caía un poco, entonces pasaba la fregona y ya está. Abría la nevera y cogía la leche y luego echaba un poquitito sobre la taza, el vaso o lo que fuera. Así cada día. La vida, en fin, era un puto paraíso: Dios vivía en el cajón de las cucharas y, al abrirlo, nunca se quejaba. Parecía automático. Todo ese paraíso, toda esa cocina y su cafetera y sus tazas, sus vasos y sus cucharillas, todo era un paraíso, un paraíso automático. El botón de hacer café era la contraseña que iniciaba el día y, según le diese, llovería o no y todo estaría bien. La vida era levantarse, hacer el café y luego sentarse y esperar que empezasen a sonar todos los teléfonos. Siempre era alguien que se había equivocado. O eso o Carmen Balcells para convencerme de que fuese a su casa de Barcelona a comer botillo y migas (caseras) con callos (caseros).

(El resto, aquí: http://www.culturamas.es/blog/2010/12/20/quiero-ver-cocodilo-dundee-ii/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+Culturamas+%28Culturamas%29 )

Está claro que sin internet no podríamos estar … ¿cómo íbamos a escuchar éste relato de Raúl Ariza si no?: http://www.youtube.com/watch?v=CZK-2FDXx0g . Por cierto, muy buen artículo sobre su libro Elefantiasis el que se publicó en el periódico Granada Hoy… http://www.granadahoy.com/ocio/detail.php?id=855375#opi

A quien sí deberíamos invitar es a una paloma mensajera … De otro modo no podríamos participar en este excelente concurso ideado por RDL en el que se puede conseguir un magnífico lote de 20 libros y que me ha hecho llegar Sergi Bellver:

                                  Bases del Concurso RdL – Audaces 2011

Qué. Cada participante deberá enviar un solo texto de cien palabras como máximo, contando una situación, preferiblemente real, en la que se muestre cómo en un momento en el que todas las circunstancias parecían estar en contra, luchó por un sueño o un proyecto personal, profesional, colectivo o artístico, y salió adelante. Una mudanza al extranjero, un cambio radical de vida, de profesión o de estudios, una situación personal, una nueva empresa, cualquier ejemplo es bueno para homenajear ese espíritu del apasionado, del  novel o del héroe cotidiano que permanece fiel a sí mismo.

Cuánto. Un jurado, formado por la dirección y varios miembros de la redacción de Revista de Letras, representantes de las editoriales colaboradoras y libreros, elegirá las tres mejores historias, las más inspiradoras, las mejor contadas. El premio para cada uno de los tres ganadores consistirá en un lote de veinte libros publicados a lo largo de 2010 por las editoriales colaboradoras del concurso. Cada lote, valorado en 500 euros, será enviado a domicilio.

Cuándo. Hasta las 21.00 horas (hora peninsular española) del domingo 2 de enero de 2011. El fallo del jurado se publicará en Revista de Letras el miércoles 5 de enero, víspera del día de Reyes.

Cómo y dónde. A lo largo de dicha convocatoria, el sistema único de participación será a través de un comentario visible en esta misma entrada. Sólo entrarán a concurso los textos de quienes faciliten una dirección válida de correo-e en el apartado correspondiente del formulario de comentarios. Revista de Letras no hará pública en ningún caso dicha dirección de correo-e, ni la utilizará para su base de datos. No se aceptarán comentarios anónimos ni ofensivos.

Quién. Podrá participar cualquier persona de cualquier edad y nacionalidad, a condición de que resida en España o que, en caso de resultar ganadora del concurso, facilite una dirección de entrega en territorio español. No podrá participar en esta iniciativa ninguna persona vinculada profesionalmente a Revista de Letras ni a ninguna de las veinte editoriales colaboradoras de este premio.

El fallo del jurado será inapelable y la participación en este concurso implica la plena aceptación de sus bases.

Relación de libros que se regalarán: http://www.revistadeletras.net/concurso-rdl-audaces-2011-veinte-libros-del-2010-para-devorar-en-el-nuevo-ano/

****

Alguien más se preocupa de los naufragios… Micro de Ataulfo Gamonal en el blog de Hansel en Baviera>> http://wwwnorbertoluisromero.blogspot.com/2010/12/un-micro-de-ataulfo-gamonal.html

Y claro si todos nos subiésemos en esa gran nave, seríamos emigrantes en busca de nuevo hogar, pero … ¿qué dejaríamos atrás?:

El emigrante”   (Luis Felipe Lomelí)

 “-¿Olvida usted algo?

-¡Ojalá!”.

****

      Mientras escribía este post, la lluvia se ha aplacado. El embarque podemos pues posponerlo. Y mientras llega o no llega, nos dará tiempo a leer esta reseña sobre el libro “Pampanitos Verdes“, de Óscar Esquivias: http://blogs.elcorreo.com/ele/2010/12/20/-pampanitos-verdes-oscar-esquivias-ediciones-del-viento

     Podremos, del mismo modo, darle la enhorabuena que merece al amigo Ginés S. Cutillas. Uno de sus relatos, incluidos en la estupenda iniciativa de “Relatos para leer en el autobús“: http://uneternoygracilbucle.es/gines/Gblog/

Y, cómo no, podremos rodearnos de buena música. Hoy le toca a Love of Lesbian: http://www.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fwww.youtube.com%2Fwatch%3Fv%3D0_YRYFbRBQk&h=8a583 .

PD. Sed felices. Sonreíd. Amad y emocionaros. Miles de besos, Valeria.

Anuncios

Autor: valeriatittarelli

Redactora freelance, community manager y bloguera. Investigación y generación de contenidos para redes sociales y blogs. Artículos, notas, reportajes.

Un pensamiento en “Diluvio

  1. You could definitely see your enthusiasm within the work you write.
    The arena hopes for even more passionate writers like you who are not afraid
    to say how they believe. At all times follow your heart.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s