IoSonoValeria

Mi diario de a bordo

Buen fin de semana

Deja un comentario

¡Muy buenas!

Cierro la semana con el resúmen de la última reunión del Club Pasapágina del pasado miércoles. La primera parte se debatió sobre “Sé lo que estás pensando” de John Verdon. Hubo debate digo, porque hubo opiniones para todos los gustos, como es lógico debido a lo heterogéneo del grupo. Después, se eligió la nueva lectura quincenal, quedando como finalistas “El sabor de su piel” de José Luis Muñoz (nuevamente, añado) y como ganador “El increible viaje de Pomponio Flato” de Eduardo Mendoza. Pues nada, a sumergirnos en esta novela policíaca ambientada en el el siglo I; dicen de ella que el humor nos acompañará durante toda la lectura, así que promete ser una buena opción.

Durante la siguiente media hora, contamos con la presencia del poeta y editor Miguel Ángel Arcas, que vino a conocer a los integrantes del club y a hablarnos sobre dos de sus últimas ediciones, “Velas al viento“, del que ya hemos hablado aquí en muchas ocasiones y con el que Miguel Ángel  trató de despertar el interés del público hacia los microrrelatos 🙂 , y “Juego de Cartas” de Max Aub, que maravilló a todos por lo ingenioso de la idea y la original edición.

Os dejo imágenes y dos de esas cartas que se incluyen:

8 de Picas

“Querida Carla:

¿Cómo era? Lo sabes tan bien como yo, no te hagas la desentendida. Desde luego, es el único hombre que, al segundo día de intimidad, se atrevió a decirme: -Te huele el aliento-. Se lo agradecí y no se lo perdoné nunca. El tercer día -fue un miércoles- (por qué me acordaré siempre de este detalle tan absurdo?) me perfumé la boca, le dije: -¿Y ahora?

No le volví a ver más que de lejos: un vago saludo con la mano. Como muestra basta un botón. En cuanto a Carmen: mereció aguantarlo toda la vida. Besitos,

Magda

(Menuda sentencia la de su última frase, ehhh?)

6 de tréboles

“Diana:

Amontonó mujeres. Está bien dicho >amontonó>, tiradas, esparrancadas, a granel. ¿Qué buscaba? ¿El puro gusto? Es posible. Pero creo que era algo más. Tal vez me haga ilusiones, pero lo cierto es que de don Juan no tenía ni un pelo. O si don Juan fue así, no merecía el infierno. No que Máximo padeciera aquí sino que lo único que buscaba -creo- era el gozo de las femás, para hacerlo suyo. Yo era ya vieja cuando él era joven. Lo sentí.

                                                                                                                                                                                                                     Mariana.

      

Feliz fin de semana a todos.

Miles de besos,

Valeria.

Anuncios

Autor: valeriatittarelli

Redactora freelance, community manager y bloguera. Investigación y generación de contenidos para redes sociales y blogs. Artículos, notas, reportajes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s