IoSonoValeria

Mi diario de a bordo

Cúmulo

1 comentario

¡Buenas tardes!

Hoy es uno de esos lunes en los que se te acumula todo, de esos días en los que te cuesta levantarte, mirarte al espejo y decir “va a ser un buen día”; de esos lunes en los que cuesta arrancar y pasan las horas y sigues ahí estancado … Pero también es un lunes en los que tengo noticias que dar, así que vamos allá.

Primer notición:

  me han invitado a presentar el nuevo libro de relatos de Andrés Neuman, “Hacerse el muerto”, que publica Páginas de Espuma. La cita es el 11 de Octubre a las 20.00h en la Biblioteca de Andalucía y estaré acompañada por el autor y e Isabel Mellado (por cierto, sólo son buenas críticas las que se pueden leer de su libro de cuentos “El perro que comía silencio”: http://www.elplacerdelalectura.com/2011/09/el-perro-que-comia-silencio-isabel.html?spref=fb )

como copresentadora. ¡Qué honor y qué nervios!  http://www.radiogranada.es/modules.php?name=News&file=article&sid=70729

Aquí podeís conocer las demás localidades donde se presentará el libro: http://paginasdeespuma.com/especial/promocion-de-hacerse-el-muerto-de-andres-neuman/http://paginasdeespuma.com/especial/promocion-de-hacerse-el-muerto-de-andres-neuman/

Ahora os dejo el enlace a las bellas palabras de Emilia Oliva en La Nave de los Locos; esta vez de un viaje, de Tábara a Toro: http://nalocos.blogspot.com/ y por aquí el nuevo cuento publicado en el Heraldo del Henares, “La música“, de Francisco Antonio Carrasco.

Más cositas:

nueva cita con el ciclo “Poesía en el Jardín“, que tiene lugar en el Museo Casa de los Tiros. Mañana acoge los versos de Érika Martínez:

Martes, 27 de septiembre, 21:00 h
Ciclo: “Poesía en el Jardín”
Autora: Erika Martínez
Presenta: José María Pérez Zúñiga
Organiza: Centro Andaluz de las Letras
Colabora: Ateneo de Granada

Actividad de entrada libre hasta completar aforo

****

Para el jueves otra cita: celebración del día del traductor en el hotel Hospes Palacio de los Patos:

JUEVES 29 DE SEPTIEMBRE, A LAS 20.30 H,

habrá una lectura multilingüe de poetas románticos en el Hotel Hospes Palacio de los Patos (Solarillo de Gracia, 1), dentro del ciclo «Poesía en el Palacio». Los profesores Linus Jung, Julian Bourne y Nina Kressova recitarán poemas de Hölderlin, Keats y Pushkin en el idioma en que fueron compuestos, mientras que los poetas Trinidad Gan, Iñaki López de Aberasturi, Miguel Ángel Arcas, y este su humilde servidor leeremos dos versiones distintas de cada poema en castellano, obra de Luis Cernuda, José Luis del Barco, Juan Andrés García Román, Luis Díez del Corral, Antonio Rivero Taravillo, Lorenzo Oliván, Ángel Rupérez, Eduardo Alonso Luengo y Víctor Gallego Ballestero.

****

     Otra noticia de la que me alegro particularmente: el nacimiento de la novela “Memoria del gintonic” de Antonio Báez (del que os hablé de los cuentos recogidos en “Mucha suerte). Un título más que apetecible para esta novela corta. ¡A por ella!.

****

Más alegrías … y que no falten.

Otro amigo, otro libro. Diez relatos son los que incluirá el nuevo libro de Jesús Ortega, “Calle Aristóteles“, en las librerías el próximo mes de octubre. Deseando tenerlo, por supuesto.

****

Termino con una anécdota de esta misma tarde. Aparece un señor en la agencia de viajes. Pregunta por servidora. Me identifico. Me dice: “a ti Ángel Olgoso te dedicó un relato en Astrolabio“. Sí, es cierto. Buen relato, me dice. Y a continuación me lo recita de cabo a rabo, interpretándolo con maestría. Escucho sorprendida esta especie de “serenata olgasiana”. Y el señor retoma el vuelo de las letras contando “Todas hieren”. Hablamos un poco más y me confiesa que a él también Ángel le dedicó un cuento en ese libro, “Tributo”. Pues eso es lo que me apetece hacer esta tarde-noche, rendir tributo a las buenas letras:

LA MUJER TRANSPARENTE (dedicado a servidora)

La mujer se desnuda, unta de mil todo su cuerpo con minuciosidad, se revuelca a conciencia en un montón de trigo dispuesto en el pajar, recoge parsimoniosamente los granos pegados a la piel, uno por uno, y elabora con ellos una sabrosa torta que dará de comer al hombre cuando regrese. Con la leña del horno arden también pasadas aflicciones y crueldades, se queman una vez más temores y egoísmos, las lágrimas estallan de nuevo entre chispas esparciendo un fragante aroma que perfuma la casa como si fuese incienso. Los ojos de la mujer, vigilantes y esperanzados, se dirigen a la entrada y su corazón late con una fuerza que parece ensanchar las puertas. Se ha soltado la cinta del pelo y ha adornado la mesa con flores en torno al pastel incitador. Cuando el hombre llega, pasa ante la mujer sin detenerse y sin mirarla, anunciando que viene comido.

TODAS HIEREN

El reloj de pulsera finge que es un inofensivo accesorio, un adminículo útil, un satélite diminuto y encantador. Su apariencia no solo no resulta amenazadora sino que, a modo de lisonja, parece prestarte brillo, distinción y un poder absoluto sobre el tiempo. Sin embargo, sin que sospeches nada, y mientras las manecillas distraen tu atención, él se aferra codiciosamente a tu muñeca, se prende a la piel atraído por el rumor de tu sangre, devorando tus latidos, cebándose en tus sueños, palpitando al unísono con tu corazón de incauto. Debes saber que, aunque apenas se le pronuncian los colmillos, toma siempre la precaución de insensibilizar la zona para volver imperceptibles sus dentelladas. Y un día, completamente succionado por él, ya no te necesita, y hay gente alrededor que habla a media voz mientras alguien lo desata de tu muñeca inerte.

TRIBUTO” (dedicado a José Carlos Jiménez, “hombre-libro”)

Tomo impulso sobre la misma piedra apoyada contra la tapia del cementerio y, con la misma y anhelante torpeza diario, salto adentro. Siento desgarrarse una de mis pantorrillas bajo el vestido negro. Sé que las heridas causadas a la luz de la luna son muy difíciles de curar, aun así nunca renunciaré a estas dos leguas de camino desde mi casa, cuesta arriba, entre los perros y los lobos, a la cancela cerrada, al peligroso brinco tras el muro, eludiendo siempre las horas de visita. Se han soltado algunos mechones bajo el pañuelo negro. Sigo los arriates hasta la tercera calle. No hubo ni un solo día que no calzara mis madreñas para acudir a este límite entre dos mundos, a esta sombra hecha de nombres marchitos y confiadas lagartijas. Él murió y me dejó a la deriva. Él murió y ahora está bajo ese roble carballo, bajo la tumba orientada al sur. Él murió y no tuve la oportunidad de besar su dulcísima frente con un beso verdadero. Él murió y no me legó más que al batir del mazo de agua en el molino, un manojo de pesadas llaves y una fotografía que amarillea colgada junto a la lareira de la casa. El tiempo negoció con mi padre el fardo que yo he cargado sobre los hombros. Un barril de pena y ausencia, antiguo pero intacto. No debo hacer recuento de adversidades. La noche, de algún modo, vuelve más traicioneros el crisantemo y la azulaga. Me tiendo una vez más sobre la larga losa bajo la que yace mi padre. Está tan fría que duele. Todo lo delicadamente que puedo, rozo contra ellas las yemas de los dedos, después las palmas y por fin los labios. Quiero que el calor de mi cuerpo, de mi aliento, de mi veneración, sea llevado hasta él por la piedra y la tierra como una esencia preciosa e inalterable. Nunca renunciaré a visitarlo de noche, cuando dicen que los muertos pueden sentir la caricia de los vivos.

****

C’est finit. Y lo mejor es que ya llega el lunes a su ocaso.

Besos mil,

Valeria.

Anuncios

Autor: valeriatittarelli

Redactora freelance, community manager y bloguera. Investigación y generación de contenidos para redes sociales y blogs. Artículos, notas, reportajes.

Un pensamiento en “Cúmulo

  1. Así que estás actualizando… interesante.

    Seguro que va genial la presentación.

    Un beso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s