IoSonoValeria

Mi diario de a bordo


7 comentarios

¡A por la semana!

Muy buenos días, navegantes. ¿Cómo ha ido el fin de semana? ¿Sereno como para entonar un “a por la semana” con fuerza y coraje? Esperemos que sí. Yo desde luego, hoy lunes tengo un sueño que pá que qué, pero bueno, vamos allá, que esta semana hay movida.

Voy a comenzar al revés, esto es, por el viernes. Tenemos a una amiga entre bastidores, nunca mejor dicho. Cristina García Morales, lolita encantadora de las letras granadinas, me hace llegar una convocatoria teatral. Se trata de la obra “Swölf” y hay que tener en cuenta que ella se ha encargado de buena parte de la dramaturgia. Lo mejor, además, es que  la veremos actuar en vivo y en directo. Basta que os paseís por el Festival de Teatro Universitario, el viernes a las 19.00h. Será en el Aula Magna de la facultad de Filosofía y Letras de Granada y ésta de aquí es la invitación (la entrada es libre hasta completar el aforo, así que venga, a arroparles):

    El día anterior, es decir el jueves 18 de noviembre, tenemos doblete. Cuestión de que nos organicemos bien para acudir a ambos actos. Por un lado, a las 19.30h, Trinidad Gan presentará al poeta Raúl Campoy Guillén. Será en el Arte Café La Tertulia (C/Pintor López Mezquita):

     RAÚL CAMPOY GUILLÉN (Madrid, 1978)

Licenciado en osteopatía y diplomado en fisioterapia.

Ha publicado:
Los dientes del reloj (fue mencionado libro destacado en La Casa del Libro), Ed. Atlantis (2008) y Donde casi amanece, Ed. CELYA (2010).

Algunos de sus poemas se reflejan en revistas literarias como Mester de Vandalía, El cuervo, Ves Arte, The Children´s Book of American Birds, Cuaderno del Tábano… en el cuaderno Vitola de Anaïs, en la antología  Nueva poesía  y narrativa hispanoamericana, Lord Byron Ediciones (2009); en la antología Cruce de Caminos Ars Itineris (2010) y en la antología Madrid: una ciudad,muchas voces (2010). Ha recibido críticas positivas en periódicos de Madrid, Granada, Salamanca, León, Venezuela y Cuba.
Ha participado en el Festival Internacional de Poesía de La Habana, participa en recitales de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, Radio Vallekas y Onda Cero.
Actualmente está siendo traducido al inglés para una antología de poetas españoles en la Ed. Carcanet, Londres (2010); y al Danés por su próxima participación en el Festival Internacional de Copenhague.    http://www.raulcampoyguillen.es/

***

Una vez escuchados los poemas de Raúl y las bellas palabras de Trinidad, nos vamos al pub Entresuelo. A las 21.00h, minuto arriba, segundo abajo, se inaugurará la nueva temporada de la Asociación Diente de Oro. Habrá sorpresas, lecturas, sorteos, regalos … ¡No hay que perdérsela, es la antesala de la lectura del primer cartón del curso 2010/2011!

   Carmen Córdoba, Marta Badía, Miguel Ángel Arcas, Daniel Cundari, Juan Carlos Friebe … un montonazo de amigos allí reunidos … Prometo fotos.

   Remontando, remontando, hemos llegado al miércoles 17 de noviembre. ¿Qué hay ese día? Pues una convocatoria especial a la que estáis todos invitados. Se inaugurará el Club de Lectura Pasapágina, coordinado por Carmen Córdoba y organizado por servidora. Os esperamos en el local de Valtí Viajes (C/Ángel nº 4, tlf 958/993770) a eso de las 20.00h. Será nuestra primera toma de contacto, en las que propondremos las lecturas del curso y escucharemos vuestras sugerencias. Y, después, un piscolabis en el Gastrobar Saffrón, así que … ¿hacen falta más argumentos para que os animéis a venir?

Toca ahora el  martes 16. Cualquiera lo diría, pero seguro que la semana habrá dado de sí, ¿eh?. Bueno, pues el martes, tenemos otra presentación. Dentro del ciclo “Los martes de la Cuadra Dorada“, que tiene lugar en el Museo Casa de los Tiros, a las 19.00h se pondrá de largo “Poesía Inédita” del cordobés Pablo García Casado:

Pablo García Casado nació en Córdoba el 13 de mayo de 1972. Es Licenciado en Derecho por la Universidad de Córdoba. Colabora habitualmente en “El Día de Córdoba”. Es Director de la Filmoteca de Andalucía. Ha publicado “Las afueras” (1997), por el que fue I Premio Ojo Crítico de RNE 1997 y finalista del Premio Nacional de Poesía de ese año, “El mapa de América” (2001) y “Dinero” (2007) que incorpora un montaje audiovisual de fotografías y música con imágenes del fotógrafo Thomas Canet. Ha sido incluido en diversas antologías de poesía española, como “La Generación del 99”, de José Luis García Martín, “Feroces”, de Isla Correyero o “25 poetas jóvenes españoles”, publicada recientemente por Ediciones Hiperión. Ha sido traducido, entre otros idiomas, al portugués por Joaquim Manuel Magalhaes, o al inglés, por el crítico y antólogo norteamericano Chris Michalski.

****

Ya hemos regresado a esta mañana fría de lunes, uno de esos días en los que más apetece es quedarse acurrucado entre sábanas cálidas y sueños incandescentes … pero algo habrá de hacer, ¿no? Os dejo un par de sugerencias de la casa:

*Una> poneros al día con la nueva actualización de la Biblioteca Imaginaria: http://www.labibliotecaimaginaria.es/

– Conversamos en diferido con MARTA SANZ.
– Black, black, black, de Marta Sanz, reseña escrita por Cristina Monteoliva.
– El sexo olvidado. Introducción a la teología feminista, de Sonia Villegas López, reseña escrita por José Ángel Suáñez Santiago.
– El poder del perro, de Don Winslow, reseña escrita por Antonio Muñoz Quintana.
– Todo está iluminado, de Jonathan Safran Foer, reseña escrita por Jesús Artacho Reyes. 
 
* Dos> pasearos por el blog de Víctor Lorenzo Cinca (Realidades para Lelos http://realidadesparalelos.blogspot.com/2010/11/juicio-final.html?spref=fb ) para saborer su pequeña cerilla matutina. En esta ocasión, un nanorrelato de juicios: “Juicio Final”.

* Tres> Repasar al recién fallecido Carlos Edmundo de Ory, con los “Aerolitos” que publicó la semana pasada nuestro amigo Jesús Ortega en su blog “El clavo en la pared“: http://lacomunidad.elpais.com/jesusortega/posts .

* Cuatro> darle la enhorabuena a Francisco López Serrano, que se ha alzado con el Premio Setenil 2010 al mejor libro de relatos publicado. Su colección de relatos se ha impuesto a otros que tenían todas las papeletas para ganar y de los que se han realizado estupendas críticas. Si “Los hábitos del azar” ha superado a los demás, indudablemente ha de ser un buen libro. Apuntad nombre de autor, de libros y la dirección del blog de Fernando Valls, que se hizo eco de la noticia: http://nalocos.blogspot.com/2010/11/el-setenil-para-francisco-lopez-serrano.html . Además, caso de que le hagáis una visita, podreís leer dos obras de Diego Muñoz Valenzuela.

* Cinco> Otro paseico virtual. En este caso a la “Puerta Falsa” de Javier Puche. No dejeís de leer sus “definiciones diabólicas”: http://puerta-falsa.blogspot.com/

* Seís, siete, ocho, nueve y díez> Tomaros otro café calentito. Llamad a alguien especial. Sonreíd. Pensad en un momento estupendo del fin de semana pasado. Escuchad una de vuestras canciones favoritas. :).

¡Hasta mañana!

Anuncios


6 comentarios

¡¡150.000!!

Muy buenos días.

Comenzamos la semana llegando, muy previsiblemente, a dicha cantidad de visitas a este humilde blog. Ahora mismo vamos por 149.958, así que a lo largo del día llegaremos a ese número redondo. ¿Qué decir? Pues muchísimas gracias a todos por visitarme, por leerme, a los que comentan, a los que sólo observan y, hoy más que nunca, a los que me prestan sus letras para volcarlas aquí.

Ya sabeís que quería celebrar el evento con nuestras creaciones. Han acudido escritores y amigos. A todos, muchas, muchas gracias por vuestra aportación. Se trataba de escribir inspirados por esta fotografía.

   Allá van, por orden alfabético, lo que he recibido hasta el momento:

Ignacio Cid

Uno de mis últimos descubrimientos. Ganador y finalista de bastantes concursos de cuentos y microrrelatos, muchos de ellos “fantásticos”. Mantiene la bitácora “Ventajas de ser un hipopótamo: http://ventajasdeserunhipopotamo.blogspot.com/

Aceleras la marcha de las flores:

Eres desierto.

Se te cuartea la senda hacia mi casa:

Exudas asfalto.

Como duna abres la tierra:

Te impones.

Te quiero como se quiere a un grano de arena:

Me das sed.

***

José Cruz Cabrerizo

José es uno de esos amigo de una timidez adorable. Hombre de pocas palabras, tanto en vivo como por escrito. Mantiene un blog que dice mucho de él, Palabras Sordas, Oidos Necios.  http://sordasynecios.blogspot.com/ .  Textos suyos han sido incluidos en las antologías Cuentos del alambre: antología de cuentistas granadinos (Ed. Traspiés, Granada, 2004), Los miradores (Ed. Cuadernos del Vigía, Granada, 2004), Letras de cristal (Ediciones Mis Escritos, Buenos Aires, 2004), Proemio V (Ayuntamiento de Loja) y Amalgama (Ayuntamiento de Rota, Cádiz), así como en las revistas literarias Parnaso (Ediciones Parnaso, Granada) y Letra Clara (Ediciones de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada) y en los diarios Granada Hoy e Ideal. Ha sido finalista en el V Concurso de Relatos Artífice del Ayuntamiento de Loja, el II Concurso Internacional de Relato Editorial Mis Escritos (Argentina), el Concurso de Microrrelatos de la Feria del Libro de Granada (2006) y el Concurso de Narraciones del Verano (2006). Es colaborador habitual de La Biblioteca Imaginaria y de la revista digital Ojos de Papel.

PALABRAS DE ARENA

 La carretera solo era un instersticio dental en la boca inmensa, y la lengua de arena pareció querernos apartar como a un resto de comida. No tuvimos más remedio que abandonar el coche y conducirnos a un espejismo abierto. Seguimos camino, sin hambre ni sed ni esperanza, sabedores ya de lo ocurrido: el escritor, furioso e inoperante, había machacado su reloj de cristal y arena; sílice y sílice contra el folio cruzado de líneas. Buscábamos siquiera un lugar común al que salir, pero ha transcurrido tanto tiempo que pensamos que nuestra hora final se había dictado con aquella fractura. Hasta este momento en que usted nos convoca para que nos sirvamos de la guía recta de su mirada.

****

Jesús Esnaola

Jesús está que no para, o mejor dicho, está viendo como sus letras viajan cosechando grandes éxitos.  Generoso, premiado y agradecido. Mantiene su blog “El Doctor Frankenstein, supongohttp://frankensteinsupongo.blogspot.com/, donde nos va regalando sus creaciones.

“La mujer de la limpieza de la interestatal 309 miró al cielo y blasfemó, no muy puesta como estaba en asuntos meteorológicos.”

****

José Luis Esteban

Amigo de una gran amiga. Diplomado universitario en enfermería, se ha dedicado a traer al mundo muchos bebés. Le gusta la poesía y se atreve con ella. Aquí está su creación:

 YO DUNA

¡Céfiro que empujas!

sin permitirme ni avizorar atrás.

Presionas mis formas,

y con ondulante fuerza

das visaje cambiante a mi áurea y azufrada silueta de leviatán pesado.

A la vez  fatuo y liviano,

me transportas,

me guías,  con color aleonado,

entre la calma brisa

y el feroz impulso de un tornado.

Porteado me siento,

ni el camino respeto,

sutil,

a la vez que inevitable,

avanzo cuan lava rubia.

Médano con destino incierto,

azafrán colérico, cuando mi rumbo tomo

vehemente,

y expansivo.

Agostado océano,

tórrido y sin límite.

****

Antonio H.

Mi mentor musical. Llegó aquí por casualidad hace un año y participó en algún que otro debate sobre los devaneos de la vida. Ahora, más callado, sigue visitándonos de vez en cuando.  Le gustan Poe y Millás, aunque también ha disfrutado con “El koala” del amigo Ginés S. Cutillas , con “De culos y manzanas” de Patricia Esteban Erlés y con la Merienda de las Niñas de Cristina García Morales.  Sabe mucho más de lo que cree.  

MANIFESTACIÓN

“Nómadas cortan carretera dirección sur.”

****

Pedro Herrero Amorós

Cuando pienso en Pere, pienso en una fotografía de hace unos años. En un cicerone barcelonés. En las distancias cortas, muy cortas. En un crítico acertado. En un amigo en la distancia. En fina ironía. En alguien que está y estará, cada vez más. En un compañero de taller y en la revista En Sentido Figurado. Y en su blog, HumorMío, http://humormio.blogspot.com/ .

Duna

 Para Valeria

” Tenías que hacerlo durante la noche y con sigilo para no despertarme. Pero yo me di cuenta y no quise dártelo a entender. Después de todo, podía ser una más de tus caricias, quizá la más osada y original. Aunque lo peor no es que quisieras guardarla para ti solo, renunciando al placer de incorporarme a tu descubrimiento. Tú pensabas que dormía y te animaste a probar suerte. Deslizaste tu mano bajo mi cuerpo. Notaste acaso una pequeña vibración en mi respiración, que atribuíste a la diferencia de temperatura. Seguiste avanzando a través del estrecho túnel que ofrecía mi cintura, entre la espalda y las nalgas. Poco antes tu mano había discurrido por la ruta superior, cruzando mi vientre de arenas movedizas, pero la tentación del sexo acabó desviando la trayectoria, como los oasis que atraen a los viajeros en el desierto. Este intento subterráneo no presentaba tanto riesgo. Después de tu mano, pasaste el brazo y seguiste avanzando. Yo no me quejo de que guardaras la experiencia sólo para ti. Lo peor es que, una vez tu cuerpo entero hubo atravesado el mío, te alejaste para siempre.”

****

Ángeles Prieto Barba

El ángel gaditano. Mujer de ideas claras. Una amiga encontrada por el mundo virtual, sabia, con opiniones formadas, con lengua y pluma certera. Articulista en El Heraldo del Henares y amiga, que es lo que importa.

CRISIS

“Al rebasar los cuarenta, esas sencillas reglas de comer, dormir bien y gozar en las que has basado la conducción rutinaria de tu existencia se tambalean, ahora aturdidas por el brillo ámbar del semáforo que te anuncia la proximidad de la muerte. Será entonces cuando aprietes con furia el acelerador del éxito, desprovisto de sentido el freno de mano humilde que otrora te otorgaba la serenidad justa para seguir conduciendo por felices carreteras secundarias. Y aunque te sientas bien aferrado al volante, corriendo firme y seguro sin semáforos ya que puedan pararte, no tardarás en recibir multas y pitadas. Pues nunca se vio autopista libre de competidores ni de radares.” 

****

Julián Sánchez Caramazana

Desde que nos encontramos hace un par de años, compitiendo por un premio de relatos, no nos ha dejado. Ni él, ni sus abrazos y cervezas cariñosamente dedicadas. Trabajador hasta límites insospechados, publicó con Páginas de Espuma el libro de relatos “Venidos del miedo“. Amante de la escritura de terror y de la música, compagina ambas destrezas, colaborando asiduamente en ferias de Discos. Finalista en numerosos premios de microrrelatos, está a punto de llegar donde debe estar.

TERROR

“Ni seccionándote un tramo consigo evitar tu maníaca y extensa densidad maldita y deforme.”

****

Elvira Carlota Soler Ruiz

De Elvira podría decir que es una gran mujer, pese a la melancolía que la envuelve a veces. Que tiene una sonrisa rompehielos. Que es un tesoro de amiga. Que nos conocimos hace tres años, en un taller de relatos. Y que me costó conquistarla, como sólo pueden costar las cosas buenas, las que merecen la pena. Y que te quiero, petarda.  

“Su vida como una carretera, cuando está en un tramo estrecho le sorprende una tormenta; esta vez era de arena…
Se sentia como la particula de un reloj, no por insignificante sino por la sensacion de verse sumerjida en lo mas profundo del mismo.
Pero ese dia algo cambia , quizas una frase en el  periodico : La sensación de ganar solo se explica si alguna vez pierdes”

****

Valeria Tittarelli

Uy, esta debo de ser yo. Me gusta escribir. Me encanta leer. Disfruto viviendo, amando y emocionándome. Colecciono autógrafos de escritores. Gasto en libros más de lo que debiera. Abrí este blog por aburrimiento hace tres años. Hemos tenido, IoSonoValeria y yo, algún que otro altercado. Pequeñas desaveniencias. Pero somos un tándem al que deseo larga vida. Sigo en el equipo editor de la revista En Sentido Figurado, aunque colaboro menos de lo que quisiera.

FESTINES
 
El ingeniero Ricardo Quesada ha aguardado el evento durante dos lustros. La obra de su vida bien merece esa espera, se dice paciente cada vez que ve posponer la inauguración. Recortes de presupuesto. Cambios de gobierno y de orientaciones políticas. Así que el nacimiento de la magnífica, rectilínea, infinita carretera que Ricardo ingenió para unir la ciudad X con la metrópolis Z, atravesando el desierto Y, tiene que esperar.
Hasta que hace un par de semanas recibe una llamada. El gobierno, cambiado de nuevo unos meses atrás, quiere lavar su imagen.
Y es el ministro en persona quien lo avisa. “El trece de octubre pasarán a recogerle. Se ruega etiqueta. Inauguraremos a lo grande”.
Ricardo Quesada lleva el traje de los festines a la tintorería. Ensaya un discurso, unas palabras de agradecimiento, una sonrisa.
El día previsto lo recogen puntualmente y lo llevan al aeropuerto. El ingeniero, sorprendido, arquea la ceja derecha al acercarse al
flamante Boing 737 gubernamental. Sabe que no llegarán a aterrizar.
Toma asiento, afloja su corbata y deja de ensayar. Suspira al observar las cámaras de televisión, a las personalidades que
apenas le han saludado, al cuarteto musical elegido para amenizar el corte de cinta.
Minutos después el revuelo. El pasaje del avión lamentándose. Murmullos. Suspicacias. Se buscan culpables.
Ricardo calla y no mira ni una sola vez por la ventanilla que tiene a su izquierda. Cierra los ojos y decide volver a esperar.
Unas horas, un par de días. Algunas semanas, quizás.
El tiempo suficiente para que el desierto se recupere de la tormenta desatada por el ilustrísimo reactor, y que la arena que ha invadido los canapés, el lazo inaugural y el kilómetro meridiano, desaparezca de aquella maldita carretera nonata.

****

Bueno, hoy cerramos aquí. Me voy a celebrarlo con un café noir y algún que otro relato encontrando en la red. De nuevo, muchas gracias a todos los que han querido celebrar este día con sus creaciones, venciendo el pudor y regalando letras.

Sed felices y no os olvideís de sonreír. Miles de besos, Valeria.


8 comentarios

Adivina

     ¡Muy buenos días!

Pues eso, que de adivina tengo muy poco… Quien ganó ayer el Nobel de Literatura fue D. Mario Vargas Llosa. Me alegro. Tiene obras muy buenas y alguna menos excepcional, pero es un referente, tiene una trayectoria válida y encima, escribe en castellano. Se está hablando y escribiendo mucho sobre si se lo merece, si es justo, si es conveniente. Por mi parte, enhorabuena a D. Mario y a seguir escribiendo si le queda ilusión por hacerlo.

Os dejo un par de enlaces donde se comenta el Nobel. Por una parte el amigo Jesús Ortega en su blog El Clavo en la Pared: http://lacomunidad.elpais.com/jesusortega/posts. De paso, si entráis, no dejéis de leer los aforismos que publicó ayer…

… y de otra Fernando Valls en su bitácora La Nave de los Locos: http://nalocos.blogspot.com/.

****

Ilusión me hace traeros hasta aquí el texto de la presentación que Ginés S. Cutillas hizo de la novela “Un extraño lugar para morir” de Alejandro Pedregosa. Ilusión doble porque les conozco y porque ambos llevan una trayectoria estupenda. Ginés me pide especialmente que le de las gracias a Ángel Olgoso por haberle “copiado” el tipo de presentación. Dicho y hecho:

Hace unos meses, Pepo (Alejandro Pedregosa) me otorgó el honor de presentarle en Barcelona su primera novela negra de título “Un extraño lugar para morir”, ambientada en los Sanfermines de Pamplona. Acepté enseguida, pues le tengo cariño (muchas horas de bar en Granada lo avalan) y considerando que siento a Barcelona como mi hogar, entendí que era doble el honor otorgado. Pero le dije la verdad, que no entendía nada de novela negra. Aún así, insistió y me dijo que era libre para escribir lo que quisiera.

Yo sé que en ese momento de generosidad desmedida de su persona hacia la mía olvidó el humor negro que gastamos los valencianos, así que procedo a leer la presentación estructurada en trece puntos que he titulado: Por qué odio a Alejandro Pedregosa.

Empezaré con los puntos evidentes y más personales para centrarme más tarde en la obra que hoy presentamos.

1. Odio a Alejandro Pedregosa porque es más joven que yo, aunque no lo parezca, pero es más joven, y eso siempre molesta. Año y medio para ser exactos. (Granada, junio del 74). Aunque este punto quizá sea el menos importante pues a la vista esta que la vida le ha afectado tanto como a mí.

2. Odio a Alejandro Pedregosa porque Siendo más joven que yo tiene más libros publicados y encima también se le da bien la poesía. A saber:

– Postales de Grisaburgo y alrededores 2000, (Accésit Premio García Lorca, 2000)

– Retales de un tiempo amarillo (Premio Ciudad de Trujillo, 2002)

– Paisaje quebrado (Premio novela corta José Saramago 2004)

– En la inútil frontera (Premio nacional de poesía Paloma Navarro, 2005)

– Los labios celestes (Pre-textos 2008) (Premio Arcipreste de Hita, 2007)

– El dueño de su historia (Point de lunettes, 2008)

– Un extraño lugar para morir (Ediciones B, 2010)

3. Odio a Alejandro Pedregosa (y este punto se deduce del anterior) porque tiene muchos más premios que yo.

Despachados los primeros puntos personales, intentaré destrozar la novela con los diez puntos restantes.

4. Odio, odio, odio a Alejandro Pedregosa porque es capaz de crear un personaje creíble. Algo nada evidente. Cuando me estaba leyendo la novela, hubo un momento en el que pensé que había hecho trampa y que “simplemente” había trascrito este caso de algún amigo inspector de policía al que ni siquiera se había molestado en cambiarle el nombre: Javier Uriza.
Dice Leonardo Padura (escritor cubano de novela negra, ganador del prestigioso premio Dashiell Hammet) que mucha gente le pregunta por la calle por Mario Conde, no el banquero encarcelado, sino su conocido personaje, un policía que quiere ser escritor. Eso mismo consiguió Connan Doyle con su Holmes. Es famosa la anécdota de que la gente le escribía cartas al 221 de Baker Street felicitándole por sus logros detectivescos. Créanme -la gente que me conoce sabe que es verdad-, me he tirado los últimos diez meses estudiando a Holmes, viendo como podía crear un personaje creíble que me pudiera reportar beneficios económicos (seamos prosaicos) para crear una posible saga cuyos derechos se disputarían las televisiones de todo el mundo, telecinco incluida. No es fácil hacerlo. Diez meses para darme cuenta de que un héroe como Holmes, en una sociedad globalizada como la de hoy, la sociedad de la información, no funcionaría en absoluto. Los personajes funcionan en la época en que les ha tocado vivir y Javier Uriza ha elegido muy bien la suya. Un inspector cincuentón que tiene como fin llegar a la jubilación sin que le den muchos problemas, que tiene una ayudante de 30 años (Bea) que estudió derecho y un master en nosequé (como dice el mismo Uriza), que le da mil vueltas, en lo técnico y en lo social, en la forma de relacionarse con la gente, en la forma de entender el oficio de policía. Una pareja que carece de tensión sexual (y eso es lo que me encanta: hubiera sido demasiado fácil jugar con este punto como lo hace Silva con su pareja de la guardia civil), pues Javier Uriza señores, sigue enamorado de su mujer de toda la vida: Rosa. Con la que lleva 27 años casados. Y no sabe, o mejor no quiere saber, la orientación sexual de su hija Amaia que le habla, siempre por mail o teléfono desde Suiza de una relación que tiene con un/una tal Nicole. Un matrimonio que comparte cuadrilla en Pamplona, la cuadrilla de toda la vida, que vive y bebe juntos y con eso llegamos al punto…

5. Odio a Alejandro Pedregosa porque Un lugar para morir cumple con una de las reglas más importantes de la novela negra –a mi manera de entender la literatura con mayúsculas-. Y cito literalmente a Padura: “El escritor se puede quedar en el ingenio, en la superficie, o profundizar en la vida, la sociedad y la Historia; cualquiera de los grandes asuntos de la literatura pueden abordarse desde la novela negra “. Y eso es lo que hace Pedregosa. Retrata a la perfección una sociedad, la pamplonica, con sus hábitos, sus valores, sus compromisos, su ambiente político, su tradición y hasta su folclore, a la perfección.
En el último San Fermín coincidimos en Pamplona y ataviados con el pañuelo rojo y vestidos de blanco (unos más que otros), nos faltó tan sólo correr delante de los toros (misión reservada a valientes o australianos) para comprobar in situ que Pepo, Alejandro Pedregosa, se sabía mover por Pamplona como un parroquiano más. Lo que me lleva al punto…

6. Odio a Alejandro Pedregosa porque lo fácil, siendo de Marbella, hubiera sido situar la acción en un entorno más conocido por él, no exento de escándalos públicos, mafias, desfalcos, corrupciones, Pantojas y Julianes, y se fue a por lo difícil… y lo peor: le salió bien, demasiado bien.
Tan bien aceptada fue la novela en Pamplona, que mientras un servidor vagaba por sus calles sin rumbo fijo, él estaba invitado, merienda incluida, en el palco de honor de la plaza de toros (uy perdona, se me ha escapado, Los toros en Barcelona están muy mal vistos), y no existía librería con escaparate en la ciudad que no se jactara de tener la novela más in de los Sanfermines… Pero me estoy yendo del tema…

7. Odio a Alejandro Pedregosa porque ha conseguido lo que yo no he sido capaz: crear un tándem literario que funciona, a la altura de Bevilacqua y Chamorro de Lorenzo Silva, o de Holmes y Watson de Conan Doyle, y que dotándolos de una vida propia, con sus problemas domésticos, sus vidas sexuales, sus preocupaciones mundanas y sus miserias, les dota de tal grado de credibilidad -insisto en esto porque es lo que más me llamó la atención de la novela-, que hace (y esto lo espero de corazón) que sean susceptibles de realizar una saga.
Una de las características que más me impactó de Sherlock Holmes, al igual que pasa con los personajes de Silva, es que los protagonistas crecen, se casan, se divorcian, ascienden profesionalmente, enviudan, incluso mueren una vez como en el caso de Holmes, en una palabra, crecen interior y exteriormente al mismo ritmo que el lector, por lo que parece, efectivamente, que el caso te lo está contando una persona real que ha vivido los hechos. Eso lo hace muy bien Pedregosa.

8. Odio a Alejandro Pedregosa porque tiene la extraña facultad de utilizar los personajes aparentemente secundarios de la historia como principales a la hora de que avance la acción de la novela: su jefe, el comisario principal López de Murua, Silvia Nur, la música de 40 años, concertino de la Orquesta Ciudad de Granada y antigua amante del escritor muerto Lucio Maestre y a Carmelo Bello poeta trepa que doraba la píldora al muerto, elevando incluso a éste, al propio muerto, de elemento pasivo a elemento activo en el hilo argumental. Todos los personajes tienen su papel principal en un momento de la novela que hace que los demás arranquen nuevas acciones. Todos y cada uno de ellos están totalmente justificados y bailan a la perfección la coreografía que su autor les ha dictado. Nada es gratuito.
Además, en todos ellos he reconocido gente real que vive en Granada, incluso en el escritor muerto he vislumbrado al propio autor que según su mejor amiga Silvia Nur, y cito: “Sólo le motivaba la cultura, la amistad y la belleza, en ese orden”. Lo que me lleva a odiarlo también por demostrar el poder de observación que todo buen escritor ha de tener. Pedregosa aquí lo borda.

9. Odio a Alejandro Pedregosa por lo bien que elige los nombres de los personajes. Silvia Mur no puede ser otra cosa que concertino de orquesta, igual que a Antonio López de Murua no le queda otra que ser Comisario Principal ni a Carmelo Bello el poeta trepa, desagradable y aprovechado. Por no hablar de Lucio Maestre, perfecto nombre de escritor muerto que incluso huele a arenque ahumado.

10. Odio a Alejandro Pedregosa porque, siguiendo con el manual del perfecto autor de novela negra, el hombre solitario sentado al fondo del bar siempre resuelve el caso pero, indefectiblemente, pierde en lo personal. Eso le pasa al comisario Uriza, que siendo pamplonica arraigado en tradiciones, se encuentra con un muerto (el escritor de moda) en la habitación de hotel La Perla, donde Hemingway se hospedaba, el mismo día del chupinazo que arranca las fiestas grandes de Pamplona, para estropearle la diversión hasta las últimas horas, cuando toda la ciudad entona el pobre de mí y las piezas del caso, magistralmente, encajan. Una novela estructurada en nueve actos, tantos como días tiene la fiesta de los San Fermines.

11. Odio a Alejandro Pedregosa porque como buen maestro de novela negra sabe poner banda sonora y humor en el momento adecuado (cuando el caso todavía parece una simple riña entre amantes gays desairados). “Si el jazz envolvía los desvelos de Santiago Biralbo en El invierno en Lisboa de Antonio Muñoz Molina y el Bernard Gunter de Philip Kerr rumiaba sus preocupaciones a ritmo de tango en los locales más decadentes de Buenos Aires en Esa llama misteriosa”, Pepo, Alejandro Pedregosa, se marca un revival pachanguero con dosis de humor inteligente, en un bar en mitad de un interrogatorio, cuando Uriza aborda al dueño del local. Leo literalmente (Pág. 64 y siguientes: Carrá, Bosé y Rafael).

12. Odio a Alejando Pedregosa porque utilizando como ingredientes dispares en la misma novela a rusos, a amantes despechados, a las relaciones personales, a escritores y aspirantes a escritores, a los kikilikis de la tradición pamplonesa, a Miguel Indurain y a Mikel Urmeneta (sí, el de las camisetas del Kukusumusu), incluso a la escena quinta del acto primero de Hamlet (la venganza por antonomasia) donde hijo y fantasma intercambian los papeles, consigue salir indemne y más que victorioso de todo ello.

13. En fin, odio a Alejandro Pedregosa porque de no haberme regalado el libro, lo hubiera comprado con los ojos cerrados después de leer las críticas que le han hecho. Y lo odio, porque después de habérmelo leído, analizado y disfrutado, no puedo decir otra cosa que: Este libro me hubiera gustado escribirlo a mí.

(Por qué odio a Alejandro Pedregosa – Presentación de Un extraño lugar para morir de Alejandro Pedregosa en Barcelona el 22 de septiembre).

****

También me hace especial ilusión publicar un cuento de Millás. Quizás sea porque yo también soy “grande”:

MUJERES GRANDES (Juan José Millás en “Los objetos nos llaman”, Editorial Seix Barral)

A mi madre le gustaban las historias de hombrecillos que cabían en la palma de la mano. Todos los años, cuando comenzaba el invierno y sacaba los abrigos del fondo del armario, nos decía: “Mirad bien en los bolsillos, no vaya a haber hombrecillos y les hagáis daño al meter las manos.”

Si nos veía entrar en una habitación a oscuras, nos pedía que lleváramos cuidado para no pisarlos, y por las mañanas, antes de ponernos los zapatos, teníamos que comprobar que no se había colado ninguno en su interior. Una vez me regalaron un gato, pero mamá me convenció de que lo devolviera, no porque a ella no le gustaran los gatos, sino por el peligro que podía constituir para los hombrecillos. Nunca vi a ninguno, pero vivía obsesionado con ellos y durante el desayuno solía dejarles, en un travesaño que había debajo de la mesa del comedor, un par de galletas que a la hora de la cena habían desaparecido. Quizá mi madre las retiraba en secreto. Tal vez se las comía ella misma para alimentar a los hombrecillos que llevaba dentro de su cabeza.

Hay una rama de la literatura que se ocupa de los hombrecillos. SOn gente cuya única particularidad es la de caber en un dedal. Yo tuve muchas fantasías con ellos, sin duda influido por la obsesión de mi madre y por la lectura de Gulliver. Como fui un niño solitario, los hombrecillos imaginarios llenaron el vacío de las relaciones personales. A veces, cuando abría un cajón, intentava sorprender a uno de estos hombrecillos escondiéndose detrás de un carrete de hilo. En el cuarto de baño, jamás quitaba el tapón del lavabo antes de comprobar que no había hombrecillos flotando en el agua.

Creo que no tenían ningún rasgo de carácter en particular. No eran buenos ni malos, ni locos ni cuerdos, ni ignorantes ni sabios. Conocemos las cualidades morales de las hadas, y de las brujas, pero los hombrecillos de mi madre carecían de un estatus moral. Simplemente, eran hombrecillos. Esto,m que de mayor me produce alguna perplejidad, de pequeño me parecía normal. Si habías conseguido ser un hombrecillo, no necesitabas ser otras cosas. Sólo los hombres necesitan ser ingenieros o periodistas o abogados.

Muchas veces me pregunté por qué estos seres carecían de una réplica femenina, pues mi madre siempre hablaba de hombrecillos, jamás de mujercillas. Yo los imaginaba con sombrero de fieltro y corbata. Eran en general muy fumadores y parecían gozar de una buena posición económica. Un día le pregunté a mamá por qué no estaban casados con señoras del mismo tamaño y levantó los hombros como si no tuviera explicación. Pero luego no pudo resistirse y añadió con expresión de orgullo: “Es que están enamorados de las mujeres grandes.”

La editorial Seix Barral convocó en su día un concurso que constistía en la interpretación de este cuento de Juan José Millás. El ganador resultó ser Alberto Oliveras y éste es el vídeo que ganó: http://www.losobjetosnosllaman.com/concurso.php

****

    Ahora una noticia de casa; Susana Báez, miembro del equipo de editores de la revista En Sentido Figurado (www.ensentidofigurado.com ), ha sido nominada (junto al resto del Colectivo Palabras de Arena) al premio The Astrid Lindgren Memorial Award, por su colaboración en “Una habitación propia para las palabras en Ciudad Juárez“, en donde comenta la inauguración de la Biblioteca Independiente Ma´Juana. Mi enhorabuena. La noticia completa, aquí: http://www.alma.se/en/Nominations/Candidates/2011/.

****

Chicas/os, amigas/os,  os dejo. Hoy estoy espesilla y eso que es viernes, jajaja. Que tengáis un fin de semana estupendo. http://www.youtube.com/watch?v=sf2qYa8c-cA .

****

He vuelto. Me gusta este post que Carmen Córdoba publicó ayer en su casa virtual: “La mentira se salva por otra mentira”. Fiodor Dostoievsky en su esplendor. http://cordoba1404.blogspot.com/ .


10 comentarios

Son contenta…

   … de dar más enhorabuenas.

¡Muy buenos días! ¿Pasó raudo y veloz el día de ayer?

Tal y como ya dicho, hoy es día de dar más felicitaciones.

Pongamos por ejemplo a una linda florecilla, morena de mirada intensa e inteligente,  cordobesa pero de Lusena, que cuenta 23 primaveras pero muy bien llevadas, literata, cuentista en la escritura y en la vida, microrrelatista cuando está inspirada y cuando debe dejar constancia de ciertas realidades …

Bien, pues Carmen Córdoba (http://cordoba1404.blogspot.com/ ), que así se llama esta extraordinaria damisela, se ha estrenado como prologuista. Lo ha hecho de un libro de poemas, “Brújula del insomnio“, de Beatriz Ruiz Granados. En este enlace podéis saber más del libro, cómo haceros con él (y de paso saborear ese prólogo) y leer uno de los poemas incluidos, “Abril“: http://www.wanceulen.com/edicionesmorenomejias/index.php?page=shop.product_details&category_id=7&flypage=flypage_new.tpl&product_id=44&option=com_virtuemart&Itemid=1&vmcchk=1&Itemid=1

Ahora una enhorabuena doble:

-A José Cruz Cabrerizo (entrevistador: http://sordasynecios.blogspot.com/) y a Jesús Ortega (entrevistado: http://lacomunidad.elpais.com/jesusortega/posts). Dicha relación letraherida puede leerse en El Heraldo del Henares:  http://www.elheraldodelhenares.es/pag/noticia.php?cual=6441 .

-Sigo con Don José Cruz que ha comenzado el otoño con una reseña en Ojos de Papel del libro “Destierro en Manhattan. Refugiados españoles en Norteámerica”, de Antonio Ruiz Villaplana y editado por Zimerman : http://www.ojosdepapel.com/Index.aspx?article=3739.

-No me voy a quedar con las ganas de felicitar a Félix J. Palma, autor (entre otros) del muy traducido “Mapa del Tiempo“. Don Félix ha resultado finalista (y aún con cartas para proclamarse vencedor) del Premios del Tren 2010: http://www.premiosdeltren.es/.

Nota: también son finalistas (entre otros) en este premio  Andrés Barba, -incluido en la revista Granta como uno de los mejores narradores en castellano (menores de 35 años) y ganador del Premio Eñe 2009 con “Aparición de Teresa” (  http://www.revistaparaleer.com/cuentoAutores/cuentoFicha/430) – y Marta Sanz (aquí podéis leer una reseña sobre la última novela de Marta, “Black, Black, Black“, narración policíaca en este caso http://latormentaenunvaso.blogspot.com/2010/06/black-black-black-marta-sanz.html .

^^^^^

      Reedito, porque se me había olvidado algo importante. Había otra felicitación que hacer. ¿Recordáis que os hablé hace poco de la novela “Un extraño lugar para morir” de Alejandro Pedregosa? Pues lo que son las cosas… Ediciones B ha decidido lanzar la 2ª edición. ¿Es o no es para desearle la enhorabuena a Alejandro?. Es. Que si publicar ya es un logro, que los lectores y la editorial respondan, muchísimo más.

^^^^

¿Y qué más puedo contaros? Mmmm, creo que simplemente recordaros que esta tarde a las 19h tenemos cita con Fernando Valls y Andrés Neuman en el Museo Casa de Los Tiros para la puesta de largo de “Velas al Viento”. Digo yo, que lo mejor que puedo hacer para animaros a acudir a dicha presentación es dejaros algún microrrelato de los incluidos en esa antología. Pues, nada, allá van:

ABISMO (Enrique del Acebo Ibañez)

Sentado al borde del abismo, sintió que le ponían una mano sobre el hombro.

REHABILITACIÓN DE CIRCE (Diego Muñoz Valenzuela)

La preciosísima Circe estaba aburrida de la simplicidad de Ulises. Si bien era fogoso, bien dotado y bello, la convivencia no daba para más. Solía convertirlo en perro para propinarle patadas, y él sollozaba y le imploraba perdón. Lo transformaba en caballo para galopar por la isla de Aea, fustigándolo con dureza. Lo transmutaba en cerdo para humillarlo alimentádolo con desperdicios. Volvía a darle forma humana para hacer el amor, y volvía a fastidiarse con su charla insulsa. Por fin lo expulsó del reino, le devolvió su barca y sus tripulantes y lo dotó con alimentos para un largo viaje. “Vete y no vuelvas”, le ordenó con voz terminante al lloroso viajero, “y cuenta lo que quieras para quedar bien ante la historia”. Después sopló un hálito mágico para hinchar la vela de la embarcación.

NECROFILIA, UNO (Diego Muñoz Valenzuela)

La doctora se acercó libidinosa a la mesa de disecciones del Instituto Anatómico Forense. Voluptuosamente se desprendió de su delantal y quedó desnuda, hermosa y palpitante frente al cuerpo que descansaba sobre la mesa, cubierto con una sábana amarillenta. Verificó la etiqueta que colgaba de una de las manos exánimes y asintió satisfecha. Arrancó la manta y descubrió el cuerpo también desnudo del cadáver, provisto de un enorme sexo erecto. Lo bañó con vaselina y saltó con él con salvajismo. El olor a formol la excitaba cada vez más. Gemía como un animal embravecido. Junto con el feroz orgasmo, él regresó a la vida y clavó sus colmillos en la yugular de la legista. Y murieron y vivieron felices para siempre.

++++

Vale, no acabo aquí. Os dejo un microrrelato de Javier Puche, no incluido en Velas al Viento (ya publiqué sus microtimias), pero sí en su blog Puerta Falsa ( http://puerta-falsa.blogspot.com/ )

EL ESFUERZO

“En la niñez, apenas debemos esforzarnos nunca (nuestros padres lo hacen todo por nosotros). En la juventud, el entusiasmo casi siempre nos impulsa hacia el cumplimiento de cualquier tarea, atenuando toda sensación de esfuerzo. En la madurez, ya sin entusiasmo alguno, el esfuerzo cobra una relevancia considerable, quedando cualquier empeño en manos de la voluntad pura. En la vejez, la vida entera se transforma en esfuerzo (esfuerzo por caminar, esfuerzo por recordar, esfuerzo por respirar). Pero es tras la muerte cuando todo cuesta ya un trabajo espantoso.” Tras escribir estas palabras, el esqueleto cerró su diario íntimo, regresó tambaleándose al lecho y se tapó muy despacio con la sábana.”

*****

Os deseo un día estupendo de la mano de Muse y su versión de “Can’t take my eyes off you“. http://www.youtube.com/watch?v=NBOQc3L1t1A&feature=related

¡Sed felices!

Miles de besos, Valeria.


13 comentarios

Otoño de letras

     ¡Muy buenos días!

¿Se ha portado bien el fin de semana con vosotros?

El mío genial, y a  varios escritores de los que hablamos por aquí, le ha ido francamente bien… Por ejemplo, el asturiano Jon Bilbao, finalista del premio Setenil (y aún no sabemos si se proclamará vencedor), ha ganado el Premio Tigre Juan en su 32esima convocatoria.  Menuda trayectoria la de Jon, por algo será… Diría yo que sería justo echarle un vistacico a sus libros de relatos ¿no? Podríais comenzar por “Como una historia de terror” (Premio Ojo Crítico de Narrativa) y, después por el recién galardonado, “Bajo el influjo del cometa“. Para terminaros de convencer, os dejo un enlace donde podéis leer un relato suyo publicado en el mes de julio en la revista digital “La Mancha”: http://delamanchaliteraria.blogspot.com/2010/07/ciclista.html. Jon además mantiene su propio blog, “Las victorias parciales“: http://jonbilbao.wordpress.com/ .

Dejo a Jon con una enhorabuena por sus éxitos y nos vamos con Gustavo Martín Garzo. Este escritor y psicólogo se ha proclamado vencedor del IX Ciudad de Torrevieja de Novela con “Tan cerca del aire“. Ésta es su página “oficial”,  http://www.clubcultura.com/clubliteratura/clubescritores/garzo/home.htm, donde podréis leer alguno de sus artículos, además de conocer parte de su obra. 

Los editores y colaboradores de la revista digital En Sentido Figurado estamos de enhorabuena también, ya que con el trabajo de todos, pero con la encomiable dedicación de Pepe Gutiérrez Llama, tenemos nuevo número de la revista. Aquí os podéis descargar el pdf del número de octubre: http://ensentidofigurado.com/actual.pdf. Se incluye entrevista a Jerónimo López Mozo, poesías y cuento de Emilia Oliva, microrrelatos del mismo Pepe Gutiérrez y de  Pedro Herrero Amorós, unas “Decisiones” de Daniel Sánchez Bonet, relato de Montserrat Tomás García (Munsa), galerías de arte, y más y más y remás. A leer se ha dicho.

Más enhorabuenas:

-Si os acercáis a la librería más cercana, podéis haceros con el número de octubre de la revista Mercurio. Allí os encontraréis con la reseña que Mario Elvira ha escrito sobre “Un koala en el armario“, de Ginés S. Cutillas. También podéis pasaros por el blog de Ginés. Alli mismo encontraréis las palabras publicadas en Mercurio: http://uneternoygracilbucle.es/gines/Gblog/?p=2376 .

-Mis felicitaciones a los granadinos. Mañana tenemos una presentación estupenda. Se trata de “Velas al viento” , esa antología de la que hemos hablado varias veces, fruto de los microrrelatos publicados y recogidos por Fernando Valls en su blog “La Nave de los locos“. Bien, pues mañana, a las 19.00h. en el Museo Casa de los Tiros, se presenta dicho libro editado por Cuadernos del Vigía. Durante el acto se leerán algunos de los microrrelatos incluidos en esta antología, de la mano de Fernando de Villena y Andrés Neuman.

Sobre “Velas al viento”, podéis leer el artículo publicado en el periódico Ideal> http://www.ideal.es/granada/v/20101001/cultura/microrrelatos-blog-20101001.html

-Le mando un abrazo virtual a Jesús Esnaola, de quien he publicado algunos de sus micros aquí y que se ha estrenado en la revista digital “Letras de Chile“: http://frankensteinsupongo.blogspot.com/ (Por cierto, ya que le visitáis, no dejéis de leer su “Sensaciones“)

-Ahora una enhorabuena múltiple. La revista “Granta“, ha seleccionado los mejores narradores, menores de 35 años,  en castellano. Si queréis saber quién está y quién no, sólo hay que hacer un click en este enlace: http://www.duomoediciones.com//upload/ficheros/blogs_entradas/201010/dp_granta._los_mejores_narradores_jvenes.pdf . Yo ya me he apuntado un par de nombres, vamos a seguirles la pista, jeje.

Creo que es todo por hoy. Me pongo a buscar cosillas para mañana. No os olvidéis de sonreír. A ver si lo consigo con esta creación de Eels,Beautiful Freaks“: http://www.youtube.com/watch?v=QM6SNrmH0r8

Miles de besos, Valeria.


7 comentarios

Revolución de las letras

        ¡Muy buenos días y feliz viernes!

Ayer más o menos a esta hora, quizás un pelín más tarde, se hizo pública la lista de los libros finalistas del suculento premio Setenil

De entrada, haber llegado hasta aquí, es decir, ser elegido uno de los diez entre 82 publicaciones enviadas, es todo un logro. Pero es que además, éste año hay tanto nombre conocido, tanto buen libro, que creo que el jurado lo va a tener muy, muy difícil.  No he leído a todos los finalistas (faltan Pilar Adón, Berta Marsé y Javier Moreno) y me comprometo a hacerlo;  a ver si acierto en la quiniela que ya se está gestando por ahí.

Mando pues mi más sincera enhorabuena a todos los que han alcalzado esta primera meta, deseándoles suerte en la recta final. Mi cariño en especial a Ginés S. Cutillas, a Miguel Ángel Arcas (su editor de Castillo del Vigía) y a Patricia Esteban Erlés (que repite por segundo año como finalista en este premio), pero como antes escrito, les deseo a todos “buona fortuna“. Así mismo, me gustaría mandar un abrazo a los no seleccionados; todos sabemos el esfuerzo que supone escribir un libro; aún más conseguir que se edite y que se lea.  Lo de los concursos es otra cosa :).

La mayoría de literatos sabéis los nombres, pero mucho de los visitantes de IoSonoValeria, no. Así que aquí están:

Los hábitos del azar
Francisco López Serrano
Renacimiento

Teoría de todo
Paula Lapido
Tropo

Un koala en el armario
Ginés S. Cutillas
Cuadernos del Vigía

Atractores extraños
Javier Moreno
InÉditor

Fantasías animadas
Berta Marsé
Anagrama

El menor espectáculo del mundo
Félix J. Palma
Páginas de Espuma

Azul ruso
Patricia Esteban Erlés
Páginas de Espuma

De mecánica y alquimia
Juan Jacinto Muñoz Rengel
Salto de Página

Bajo el influjo del cometa
Jon Bilbao
Salto de Página

El mes más cruel
Pilar Adón
Impedimenta

++++++++++

         Ayer se inauguró el nuevo curso de Poesía en el Palacio en el Hotel Palacio de los Patos de Granada.  Fue un placer escuchar de la voz del mismo Rafael Guillén el sonido de sus poemas (salvo un problema de megafonía, no imputable a los organizadores). Tras el acto, un poco de vida social con la literata Carmen Córdoba, el poeta calabrés Daniel Cundari, el editor y escritor Miguel Ángel Cáliz, el profesor latin-lover (porque enseña latín, no me seáis mal pensados…) Iñaki y … José María Pérez Zúñiga, al que no conocía personalmente, pero sí que había leído una novela suya hace unos años, “Rompecabezas“.

Bueno pues … lo admito:  intenté sobornar a José María para que me diera una beca gratis para ese estupendo Máster de Escritura Creativa, que él organiza con ESCO. No lo conseguí, claro, jajjaa, pero sí que me habló de unas facilidades de pago para todo el que esté interesado. Ya os dejé el enlace del programa, pero vuelvo a hacerlo por si os animáis. (Sigo buscando mecenas, no es necesario repetirlo, ¿cierto?) : http://campusesco-esna.es/wp-content/uploads/ESCO-ESNA-master-ESCRITURA-CREATIVA_10-1.pdf

DE LA MATERIA DE LOS TAXIS

 De nuevo te esperé en el desconsuelo

 de la esquina. Por el bullicio oscuro

 iban, venían rojos autobuses,

 acharolados taxis que, ocupados,

 se detenían un segundo antes

 del desencanto. La farola daba

 entintado de comic a la espera.

Los taxis están hechos con materia

de soledad, de presurosos besos,

de palabras sin terminar, de rápidos

adioses, de cabezas que se vuelven

como pidiendo auxilio. Cada taxi

va tejiendo y tejiendo su capullo

de seda por las calles, va encerrando

su mariposa entre los hilos tensos

de la ciudad que gime y que lo envuelve.

¿Por qué querer es esperar?. La lluvia

tenaz parpadeaba en el cambiante

neón de Piccadilly y los neumáticos

por el asfalto húmedo sonaban

como el desuello de una piel inmensa.

 Todo el desecho de la prisa iba

acumulado en los asientos turbios

de los taxis. Su tántalo destino

 era llegar para volver de nuevo.

Los taxis se alimentan de colillas,

de tersos portafolios, de monturas

de gafas, de coronas funerarias,

de perfumados guantes, de pañuelos

inmundos, de paraguas olvidados.

El horizonte de los taxis nace

a espaldas de la luz, está poblado

de sanatorios y consultas, linda

con discos y semáforos, discurre

por negocios y apremios y legajos.

 ¿A dónde va el amor cuando no acude

a nuestra cita?. Una lenta hilera

de gotas resbalaban por el borde

de la farola anochecida. Un golpe

de tos quebrada restalló muy cerca

 de mi bufanda. El viento me azuzaba

los mastines del frío. Y otros taxis

pasaban sin parar, como otras noches,

como todas las noches de mi vida.

Cuando al amanecer se quedan solos

los taxis, se acarician la gastada

tapicería, que conserva algunas

viejas huellas de semen o de lágrimas.

****

En este enlace podéis conocer algo más la obra de Don Rafael Guillén: http://www.rafael-guillen.com/ .

Y en este otro, podréis leer un interesante artículo sobre cabareteras, sufragistas y literatas de Ángeles Prieto Barba, publicado ayer en El Heraldo del Henares: http://www.elheraldodelhenares.es/pag/noticia.php?cual=6315

Creo que por ahora es todo, amigos. Os deseo un fin de semana estupendo y … ¿por qué no?, muy cañero. Para abrir boca nada como un desmelene con Black Sabbath (Paranoid):  http://www.youtube.com/watch?v=_aIhh9nFYv4&sns=em .


12 comentarios

Con nocturnidad …

… pero sin alevosía, os dejo aquí mis Buenos Días (me váis a disculpar, pero no he podido evitar el pareado, jajjaa). Mañana toca excursión al reino sueco de los muebles fai da te, así que no es probable que esté por aquí hasta la tarde.

Quería decir una cosilla … ayer agradecí a los escritores que me prestaran sus creaciones. Hoy quiero agradeceros a vosotros, amigos, lectores y visitantes. Os he descuidado muchísimo los últimos meses, pero vosotros seguís aquí, fieles. Digo esto porque desde mi regreso, el pasado 20 de agosto, IoSonoValeria, ha rozado las 1.100 visitas. Y eso, amigos, lo hacéis vosotros. Bien es cierto que por aquí caen personas que andan buscando otras cosas, pero por lo visto, llegan y se quedan. En fin, a todos, muchas gracias, me hacéis sentir … útil, creo que es la palabra adecuada.

Entre esos visitantes que no me abandonan está Montserrat Tomás García, nuestra Munsa, escritora y compañera en la revista En Sentido Figurado y que hoy cumple añitos. ¡Muchísimasssssss felicidades! Jorrr, y ahora que caigo, también lo es de Vilma Reyes, otra compañera de ESF. ¡Ándale!

   Tras la peronata, os voy a hablar del libro que estoy leyendo actualmente. Se trata de “Mecánica del corazón“, de Mathias Malzieu (Reservoir Books, Editorial Mondadori). Es una novela que es un cuento (en el sentido de fábula, no por la longitud), pero para adultos. Baste decir que el compañero de juegos del pequeño Jack, en sus primeros años de vida, es un ratoncillo llamado Cunnilingus. Jack nace en el día más frío de la historia, en Edimburgo, con un corazón congelado. Madeleine, una mujer que ayuda en los partos más ilegales de la ciudad, le salva, cambiándolo por un reloj de madera, un cu-cú. Pero es un corazón débil, debe cuidarlo con mucho esmero, porque si no …

Por cierto, en la historia se habla de Edimburgo (ciudad de la que tengo unos recuerdos magníficos, ¡qué tiempos aquellos!) y … ¡Granada!

Os dejo un trío de párrafos de este libro, que versa sobre el amor (¿algún libro no lleva una historia de amor incluida entre sus líneas, aunque hablemos de robots, osos ó del vampiro Pascualino?), pero no es una novela romántica al uso (hasta aparece Jack el Destripador, para que os hagáis una idea). Yo diría que más bien es un cuento gótico para mayores.

“Mi corazón sigue acelerado, me cuesta retomar el aliento. Tengo la impresión de que el reloj se hincha y va a salir expulsado por mi garganta. ¿Qué tiene esta muchacha que me provoca estos sentimientos? ¿Está hecha de chocolate? Pero, ¿qué me ocurre?  (Jack, con 10 años, tras su primera visión de su amada, una andaluza cantarina).

” – (…)  Te duelen los engranajes cuando toses, ¿verdad?

-Sí.

-Pues bien, ese es un sufrimiento insignificante si lo comparas con el que puede originar el amor. Algún día, es posible que tengas que pagar un precio muy alto por todo el placer y la alegría que el amor provoca. Y cuanto más intensamente ames, más intenso será el dolor futuro. Conocerás la angustia de los celos, de la incomprensión, la sensación de rechazo y la injusticia. Sentirás el frío hasta tus huesos, y tu sangre formará cubitos de hielo que notarás correr bajo tu piel. La mecánica de tu corazón explotará. Yo misma te instalé este reloj, conozco perfectamente los límites de su funcionamiento. Como mucho es posible que resista la intensidad del placer, pero no es lo bastante sólido para aguantar los pesares del amor.”

“Primero, no toques las agujas de tu corazón. Segundo, domina tu cólera. Tercero y más importante, no te enamores jamás de los jamases. Si no cumples estas normas, la gran aguja del reloj de tu corazón traspasará tu piel, tus huesos se fracturarán y la mecánica del corazón se estropeará de nuevo”.  (¿Buen consejo? ¿Es mejor resguardarse o lanzarse al óceano? Ahhh, ¡quién sabe! 🙂 )

****

Más sobre la obra de David Vela, que más conozco (poco aún), más me gusta. Acompañan a la imagen las palabras de Ramón (que aún no he averiguado quien es, pero estoy en ello … perdón)

   Vi que aquel omnibús se llevaba todas las colas. En su tablilla ponía: “Al cementerio” (RAMÓN).

****

Una duda que me ha entrado … ¿recordáis aquel concurso de cuentos en 6 palabras que lanzó Editorial Navona? He entrado en la página web ( http://www.navonaed.com/navona/principal/Participar.asp ) de dicha editorial, pero sólo veo que la lista de microrrelatos ha engordado considerablemente, pero nada sobre la andadura del premio. Concursamos que yo sepa, Eduard, Ginés S. Cutillas, Munsa, Julián … ¿alguna noticia amigos?

****

Más letras que os dejo para no que digáis que no tenéis nada que leer:

GUERRA TOTAL  (Orlando Romano, en “Velas al Viento“)

“Mutilaban a las mujeres más hermosas de sus enemigos para que no les aventajasen en el arte de la poesía”

LA CITA  (Pedro Herrero Amorós, también en “Velas al Viento“)

De haber sabido lo que ocurriría después, ella habría ido a la peluquería y también se habría comprado un vestido atrevido para estrenarlo ayer, antes de precipitarse en el vacío desde el piso ciento tres del enorme rascacielos, cuando trataba de alcanzar un papel que el viento levantó de su mesa de trabajo y empujó hacia el exterior. Ya en el aire, todo hacía presagiar un porrazo incontenstable pero, a la altura del piso cuarenta y dos, su cuerpo cayó en brazos de un joven providencial, de aspecto agradable y musculoso, que vestía un traje ajustado de lycra azul y rojo y una capa de conjunto, muy elegante, que se alzaba tanto como su bello tupé de color  negro. A partir de ahí, el descenso fue un paseo delicioso hasta llegar a la calle, donde aquel galán se despidió cortésmente y partió de regreso a las alturas, no sin antes decir que sí, que hoy podrían volver a verse en el mismo lugar y a la misma hora. Y hoy estrena ella un nuevo vestido, elegido a conciencia, y se arregla con esmero para acudir a la cita con su misterioso salvador. Y a la hora convenida se lanza sin temor por la ventana de su estudio, y aprovecha la caída en picado por la fachada del inmueble para dar los últimos toques al maquillaje. Pero esta vez nadie la espera frente a la planta cuarenta y dos. Y al llegar a la catorce, convencida del plantón, se ve obligada a admitir que, si ya es duro bajar de una nube y tocar de pies en el suelo, más duro será tener que hacerlo de cabeza.”

MELANCOLÍA (Julián Sánchez Caramazana, en “Venidos del miedo“, Ed. Páginas de Espuma)

“Vistos los resultados, a Dios le dio por cerrar el negocio y contarle sus penas a las ninfas del primer burdel”.

EL ESPEJO   (Ángel Olgoso, en “Astrolabio“, Ed. Cuadernos del Vigía)

“Clientes de toda laya acudían al local. El barbero tijereteaba sin descanso. El barbero afilaba una y otra vez la navaja en el asentador. El barbero manejaba las tijeras, el peine y la navaja con velocísimos movimientos tentaculares. Ser barbero precisa de unas cualidades extremas, formidables, exige la briosa celeridad del esquilador y el tacto sutil del pianista. Sin transición, el barbero despojaba a la nutrida clientela de sus largos mechones, de sus desparejadas pelambres, señalizaba lindes en el blanco cuero cabelludo, se internaba en sus orejas y en sus fosas nasales, sonreía, pronunciaba las palabras justas, apreciaciones que sabía no serían respondidas, mientras los clientes miraban sin mirar el progreso de su corte en el espejo, coronillas, nucas, barbas cerradas, sotabarbas, patillas de distinta magnitud, luchanas, cabellos que planeaban incesantemente en el aire antes de caer formando ingrávidas montañas: el barbero nunca imaginó que el pelo de los cadáveres pudiera crecer con tanta rapidez bajo tierra. “

MAGIA DE OCASIÓN  (Miguel Ángel Zapata Carreño, en “Baúl de prodigios“, Ed. Traspiés)

“Cómo surco la atmósfera con mi nueva alfombra voladora. De Madrid a París, de París a Cancún, de Cancún al Kalahari. El orbe mínimo, el orbe hormiga bajo mis ojos, aeronauta yo sobre mis dos metros de tela mágica.                                                                                Lástima de oferta demasiado tentadora en aquel zoco de Bagdad, imitación barata del trenzado persa de Aladino: esta alfombra de saldo ya renquea desde Pekín, ya duda su consistencia ondulante que me transportaba volandera allende las nubes tan blancas y pierde ahora altura alarmantemente mientras se acerca con velocidad de kamikaze a las cimas nepalíes que se van haciendo más y más y más grandes …”.

****

Creo que os dejo suficientemente entretenidos, ¿verdad?. Pues a disfrutar de la lectura, que, cada cual en su estilo, todos los incluidos son maestros. Aunque … uhmmmm, echo en falta a alguna mujer … Voy a remediarlo ahora mismito con la reina del microrrelato (a mi entender, ehhh?):

ARTISTAS DEL TRAPECIO   (Ana María Shua)

“No tengas miedo, volará, heredó nuestros genes, dice el artista del trapecio. Y desde el punto más alto lanza a su hija, un bebé todavía, por el aire, hacia los brazos de la madre aterrada e infiel. No debería temer: por las artes de su verdadero padre, el mago, la niña realmente vuela. O les hace creer que vuela.”

****

Ya sí, ¿o no? Sigo notando una clara minoría femenina. A ver si recibo material de esas estupendas escritoras prontico y os las dejo por aquí.

Miles de besos, acunados por la melodía correspondiente. Hoy le toca a Jump, de Van Halen, que ya sabéis que es mi tiramisú particular. http://www.youtube.com/watch?v=J8iY9OkOAAU&feature=related