IoSonoValeria

Mi diario de a bordo


Deja un comentario

Tres de cine, dos de micros y una de canción …

 

¡Buenos días!

Hoy ruta cinéfila semanal:

-Esta noche a las 22h. “El quinto elemento“, en Cinema Plaza de CajaGranada (llegad una hora antes como mínimo).GRATIS.

-Mañana miércoles a la misma hora, cine clásico en la Huerta de San Vicente: “Cantando bajo la lluvia“. GRATIS.

-Jueves, en el entorno especial del Sacromonte, “Bestias del Sur Salvaje“, entrada a 3€ y bocatas estupendos.

El_quinto_elemento-198425470-large    BSO_Cantando_Bajo_La_Lluvia_(Singin__In_The_Rain)--Frontal     001-bestias-del-sur-salvaje-eeuu

 

DESPECHO (Andrés Neuman)

“A Violeta le sobran esos dos kilos que yo necesito para enamorarme de su cuerpo. a mí, en cambio, me sobran siempre esas dos palabras que ella necesitaría dejar de oír para empezar a quererme”.

TODA UNA VIDA (Beatriz Pérez-Moreno)

“Lo vio pasar en un vagón de metro y supo que era el hombre de su vida. Imaginó hablar, cenar, ir al cine, yacer, vivir con él. Dejó de interesarle”.

(Ambos microrrelatos fueron publicados en la antología “Por favor, sea breve“, Editorial Páginas de Espuma)

DESPEDIDA y CIERRE MUSICAL: http://www.youtube.com/watch?v=037uSAIahho

Sed felices … 🙂


Deja un comentario

Y para el weekend …

tenemos … Primero que es viernes y ya es en sí misma una buenísima noticia ;-).

536971_526088994130927_319843304_n   Rescato esta imagen vista en Facebook para que os hagáis una idea de lo molón que es este día … y os informo de que hoy se inaugura un nuevo local dedicado a la música. Se trata de TheSoul y se encuentra en Santafé. Aquí el cartel del programa de este fin de semana, con concierto de Milestones incluido:

1005664_1379454582282651_376503065_n

 

Por otra parte, este fin de semana se celebra “Vive Loja“: dos días llenos de actividades alrededor de la música, jamonada gratis y desayuno musical con Antonio Arias. Toda la información aquí: http://milivingroom.com/viva-loja/

Y si estás en la playa y lo tuyo es el jazz … no te pierdas el sábado 24 el evento programado en el Pub Fusión de Salobreña:

5642_518011821601580_1021292779_n

Y si lo que quieres es escaparte a la vecina provincia de Jaén y el folk te gusta  quiere conocerlo, cita en Jódar:

Cartel de la 41 Cita con la Música Folk de Jódar.

.-.-.-.-.-.

Vámonos a las letras …

Una entrevista que no os debéis perder: Ana María Matute.

644324_10201272550588830_1128983049_n  http://cultura.elpais.com/cultura/2013/08/21/actualidad/1377105265_402172.HTML

Dos poemas …

 

El inefable gozo (Gabriele D’Annunzio)

…Celebra el grande, el inefable goce

de vivir, de ser joven, de ser fuerte,

de hincar los dientes ávidos y blancos

en los más dulces frutos terrenales.

De posar las audaces, sabias manos

sobre todo lo más puro y secreto,

y de tender el arco contra todas

las presas que voraz deseo asecha.

De oír todas las músicas livianas,

y mirar, con pupilas fulgurantes,

la bella faz del mundo, como mira

un amante feliz a su adorada.

A ti el placer, ¡oh amiga!

¡A ti el ensueño! ¡

Yo quiero revestirte la más roja

de las púrpuras regias, siquier tiña

su seda con la sangre de mis venas.

Yo quiero coronarte de albas rosas

para que así, transfigurada, cantes

la divina Alegría, la Alegría,

la Alegría, magnífica, invencible!

 

PANTALLAS V (Silvia Gallego)

Teclea mi piel con asteriscos.

 

Que tu mensaje de texto

sea voz en mis poros.

 

Que tu número anuncie

besos de almohadilla.

 

Adivina mi textura

con tu escáner.

 

La web hoy se hace cómplice

en la línea que te busca.

.-.-.-.-.-.-.-.-

Termino con un artículo que me parece muy interesante. Los que intentamos crear contenido interesante para nuestros clientes también tenemos días de sequía, días de no inspiración, días de bajón en definitiva. Ahí va un empujón para que sepas que tú también puedes tener uno de esos días y qué hacer para salir del bache,. El post pertenece a Víctor Martín.

http://victormartinp.com/2013/08/hasta-richard-branson-puede-tener-un-dia-de-bajon/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+victormartin+%28V%C3%ADctor+Mart%C3%ADn%29

.-.-.-.-.-.-.-.-

¿Más premisas para este fin de semana?

La de siempre … ¡sed felices!

Besos mil,

Valeria.

 


Deja un comentario

Especial Ángel Olgoso

Angel-Olgoso    en La Orilla de las letras, con una pequeñísima contribución de servidora :).

http://www.laorilladelasletras.com/2013/08/que-dicen-de-angel-olgoso.HTML

Enhorabuena a Cristina Monteoliva por su nuevo proyecto, un lugar de por y para la literatura.

LA  MUJER  TRANSPARENTE

(Ángel Olgoso)

La mujer se desnuda, unta de miel todo su cuerpo con minuciosidad, se revuelca a conciencia en un montón de trigo dispuesto en el pajar, recoge parsimoniosamente los granos pegados a la piel, uno por uno, y elabora con ellos una sabrosa torta que dará a comer al hombre cuando regrese. Con la leña del horno arden también pasadas aflicciones y crueldades, se queman una vez más temores y egoísmos, las lágrimas estallan de nuevo entre chispas esparciendo un fragante aroma que perfuma la casa como si fuese incienso. Los ojos de la mujer, vigilantes y esperanzados, se dirigen a la entrada y su corazón late con una fuerza que parece ensanchar las puertas. Se ha soltado la cinta del pelo y ha adornado la mesa con flores en torno al pastel incitador. Cuando el hombre llega, pasa ante la mujer sin detenerse y sin mirarla, anunciando que viene comido.

 

Seguimos …

Besos mil,

Valeria.

 


Deja un comentario

Memorias …

memorias-de-un-sinverguenza-de-siete-suelas-9788408035510    de un sinvergüenza de siete suelas, de la escritora Ángela Becerra. Éste es el título de uno de los libros elegidos para el verano en nuestro Club de Lectura Pasapágina. Y el comienzo es este de aquí:

“¿Qué por qué lo hacía? Vaya pregunta más imbécil la que me acabo de hacer. Porque me hacía feliz coleccionar mujeres. Se me hace la boca agua sólo recordar la excitación que me producía el acecho, la estrategia, el cálculo, oler la presa. Humm … perfume a piel nueva. La mirada, el roce, quejidos nunca oídos, orgasmos gritados, te amos y te quieros con olor a champagne francés (que por cierto les encantaba porque se creían valiosas sólo porque había decidido descorchar una botella para ellas, ¡¡qué ilusas!!), platito de fresas o caviar o jamón d bellota, dependiendo de la expectativa a cubrir. Mujeres casadas, aburridas, hastiadas de lloros y mocos, de desplantes masculinos, infidelidades indiferencias y machismos. Jovencitas que sueñan con el príncipe azul, o rojo, o verde, o del color que sea con tal de que llegue y las rescate. Solteronas de buen ver y mal haber, consumidas con su tesoro intacto, guardado para el que nunca llegó. Ahhh, amigo, prometer, prometer, prometer … hasta meter y después de haber metido, olvidar lo prometido.  Ésa era mi premisa. Ningún compromiso. Pañuelo usado, pañuelo tirado. Y ahora, metido entre estas cuatro paredes de cedro macizo que hieden a carpintería fina. No es justo. Los oigo a todos: tenía la vida por delante, dicen.

¡¡¡Maldita sea la muerte!!!”

Leído en una noche y un mediodía, he de decir que ha sido una lectura entretenida; con una historia de amor desgraciado de fondo, con una esposa mala malísima, con capítulos excitantes donde se narran los encuentros sexuales del protagonista (sinvergüenza de buen corazón y malos hechos) y escrito a tres voces: Francisco, Morgana (la remala) y Alma.

*-*-*-*-*

Mucho más profunda ha sido la relectura de estos bellos poemas recogidos en la antología poética “En una habitación de hotel“:

ÓSCAR HAHN

Sábana de arriba

Me instalé cuidadosamente doblado

entre la ropa blanca del closet

Sacaste las sábanas de tu cama

y me pusiste de sábana de arriba

Te deslizaste debajo de las tapas

y te cubrí centímetro a centímetro

Entonces fuimos barridos por el huracán

y caímos jadeando en el ojo de la tormenta

Ahora yaces bañada en transpiración

con la vista perdida en el cielo raso

y la sábana de arriba aún enredada entre las piernas.

JOSEfA PARRA

Habitación de hotel (Variación I)

Me aseguras, solemne, que el amor

finalmente no era más que esto:

una aproximación, algunas señas,

una cama de hotel a media tarde,

una copa de más, un arrebato.

Me lo dices mirándome, muy serio,

a los ojos, la piel acogedora,

hermoso, miserablemente hermoso:

no tengo otro remedio que quererte.

*-*-*-*-*-*

Y de las letras me paso a los films. Doble cita cinéfila para esta semana:

ET121       my-fair-lady2

-Mañana martes, E.T., película familiar que seguro aún emociona al verla a más de uno/a y … (CajaGranada 22h.)

-Miércoles en la Huerta de San Vicente, “My Fair Lady“, bellísimo clásico que no hay que perderse. (22.15h)

Antes de despedirme por hoy (mucha lectura y trabajos acumulados …), os dejo otra convocatoria musical y un concurso para poder asistir al concierto “Por todo lo alto” con alojamiento incluido. Por intentarlo … ;-).

1146455_708591729157997_586379447_n

zoom-f558b5d6d71098b9b952a625fb48f997-601-176

http://solmusica.com/concursos/participar/coronas-airbag-cabezas-cartel-iv-festival-sierra-nevada

Sed felices,

besos mil,

Valeria


Deja un comentario

3 de música y un poema

Un viernes inusual éste … muchas cosas por organizar y hacer, así que os dejo los carteles de algunos encuentros con la música para que estéis al tanto: Tan Bonicas en Alexis Viernes, cartel del Zaidín Rock y la programación de las Noches de Verano en Restaurante El Guerra.

¡543809_10200272184595793_1010191948_n       image

cartel-zaidin-rock-2013

 

Os deseo un feliz fin de semana con éste poema:

 

SÁBANA DE ARRIBA

“Me instalé cuidadosamente doblado

entre la ropa blanca del closet

Sacaste las sábanas de tu cama

y me pusiste de sábana de arriba

 

Te deslizaste debajo de las tapas

y te cubrí centímetro a centímetro

 

Entonces fuimos barrido por el huracán

y caímos jadeando en el ojo de la tormenta

 

Ahora yaces bañada en transpiración

con la visa perdida en el cielo raso

 

y la sábana de arriba aún enredada entre las piernas.”

(Óscar Hahn, de Mal de amor, 1981)

*-*-*-*-*-*

¡Sed felices!

Besos mil,

Valeria


2 comentarios

Ainsss, lunes…

¡Muy buenos días!

Vuelta a la normalidad. Por fin. Ya era hora. Justo y necesario :).

Quim Monzó y su finísima ironía, para celebrarlo…

LA FE  (en “Ochenta y seis cuentos”, Ed. Anagrama)

-Quizá es que no me quieres.

-Te quiero.

-¿Cómo lo sabes?

-No lo sé. Lo siento. Lo noto.

-¿Cómo puedes estar tan seguro de que lo que notas es que me quieres y no otra cosa?

-Te quiero porque eres diferente a todas las mujeres que he conocido en mi vida. Te quiero como nunca he querido a nadie, y como nunca podré querer. Te quiero más que a mí mismo. Por ti daría la vida, me dejaría despellejar vivo, permitiría que jugasen con mis ojos como si fuesen canicas. Que me tirasen a un mar de sulfumán. Te quiero. Quiero cada pliegue de tu cuerpo. Me basta mirarte a los ojos para ser feliz. En tus pupilas me veo, pequeñito.

Ella mueve la cabeza inquieta.

-¿Lo dices de verdad? Oh, Raúl, si supiese que me quieres de veras, que te puedo creer, que no te engañas sin saberlo y por lo tanto me engañas a mí… ¿De verdad me quieres?

-Sí. Te quiero como nadie ha sido capaz de querer nunca. Te querría aunque me recharazas, aunque no quisieras ni verme. Te querría en silencio, a escondidas. Esperaría que salieses del trabajo nada más que para verte de lejos. ¿Cómo es posible que dudes de que te quiero?

-¿Cómo quieres que no dude? ¿Qué prueba tengo, real, de que me quieres? Tú dices que me quieres, sí. Pero son palabras, y las palabras con convenciones. Yo sé que te quiero mucho. Pero ¿cómo puedo tener la certeza de que tú me quieres a mí?

-Mirándome a los ojos. ¿No eres capaz de leer en ellos que te quiero de verdad? Mírame a los ojos. ¿Crees que podrían engañarte? Me decepcionas.

-¿Te decepciono? No será mucho lo que me quieres si te decepcionas por tan poco. ¿Y todavía me preguntas por qué dudo de tu amor?

El hombre la mira a los ojos y le coge las manos.

-Te quiero. ¿Me oyes bien? Te   q u i e r o.

-Oh, “te quiero”, “te quiero”… Es muy fácil decir te quiero.

-¿Qué quieres qué haga? ¿Que me mate para demostrártelo?

-No seas melodrámatico. No me gusta nada ese tono. Pierdes la paciencia enseguida. Si me quisieras de verdad no la perderías tan fácilmente. 

-Yo no pierdo nada. Sólo te pregunto una cosa: ¿qué te demostraría que te quiero?

-No soy yo la que tiene que decirlo. Tiene que salir de ti. Las cosas no son tan fáciles como parecen. -Hace una pausa. Contempla a Rául y suspira-. Quizá sí tendría que creerte.

-¡Pues claro que tienes que creerme!

-Pero ¿por qué? ¿Qué me asegura que no me engañas o, incluso, que tú mismo estás convencido de que me quieres pero en el fondo del fondo, sin tú saberlo, no me quieres de verdad? Bien puede ser que te equivoques. No creo que obres de mala fe. Creo que cuando dices que me quieres es porque lo crees. Pero ¿y si te equivocas? ¿Y si lo que sientes por mí no es amor sino afecto, o algo parecido? ¿Cómo sabes que es amor de verdad?

-Me aturdes.

-Perdona.

-Yo lo único que sé es que te quiero y tú me desconciertas con preguntas. Me hartas.

-Quizá es que no me quieres. 

****

Un poema de María Sanz, recogido en Los premios del tren)

TREN DE TARDE

Sigues averiguando

la causa de este adiós irreparable,

de tan larga renuncia

a todo cuanto habías presentido.

El tren es sólo uno

de los muchos fragmentos

que componen tu estática derrota,

de la luz que perece

víctima de la espera.

Y sigues ahondando

en las mismas preguntas que te hacías

en aquella tibia tarde,

cuando el mundo acababa

de borrar tus raíles.

El tren es sólo un eco del fracaso,

respuesta movediza

para la tierra firme de tus sueños.

****

      Novedad que ya apuntaba el pasado viernes. Ya tenemos el nuevo número bimensual de la revista En Sentido Figurado. Un amigo bien conocido entre los escritores incluidos: Ginés S. Cutillas y su microrrelato “Yo es otro“. No os lo perdáis: http://www.ensentidofigurado.com/actual.pdf porque además os encontraréis con las creaciones de Pedro Herrero Amorós, Belén Lorenzo, José Gutiérrez Llama y Maite García Icuña entre las letras mínimas y con los cuentos de Rubén García y Pepe Pereza en la sección “Entrecuentos”. Y poesía, ensayo, etc etc etc.

****

Actualizada la Biblioteca Imaginaria con las siguientes reseñas: http://www.labibliotecaimaginaria.es/

– El legado del escorpión, de Juan José Ruiz Ruiz,  reseña escrita por Cristina Monteoliva.
– La protesta , de Henry James, reseña escrita por José Cruz Cabrerizo.
– Adiós, Shangai, de Angel Wagestein, reseña escrita por Laura Corral.
– El gol imposible, de Enrique Sánchez, reseña escrita por Raúl Rubio Millares

****

Nuevo descubrimiento. El blog de la escritora Mercedes De la Vega: http://mercedesdevega-blog.blogspot.com/ donde publica sus cuentos y microrrelatos. Desde aquí le agradezco que me preste su versión de…

“CAPERUCITA”

Al salir del taxi, se tapó con la capa roja y saltó sobre un charco.
Pagó el recorrido con monedas caídas en el fondo de la cesta.
Dio un, dos, tres brincos, cruzó tres charcos y llegó a la acera.
Tocó un timbre y se abrió un portal.
Subió al tercer piso sin tomar el ascensor.
Empujó la puerta que estaba entreabierta.
El lobo la estaba esperando.
Se había mojado las botas de charol y las gotas resbalaban sobre su brillo encarnado cayendo en la lana de la alfombra.
Se quito la caperuza y se desplomó su negra melena recogida en dos trenzas con grandes lazos rojos. Dejó sobre la mesilla la cesta que llevaba sobre el brazo y sacó unos cigarrillos. Esperó sentada a los pies de la cama la llegada del lobo.
Escuchó sus zancadas al otro lado de una puerta, el rechinar de las uñas sobre la dura madera, el latir de una huella.
El picaporte crujía y cerró los ojos. Un rugido sobrevoló la habitación.
De un salto, el lobo se tiró sobre ella desde el umbral y con el hocico le levantó la falda. La Husmeó entre las bragas y, de un mordisco, se las arrancó destrozándolas en el aire como atrapando mariposas, mientras una puerta se cerraba.
Caperucita sentía su hocico húmedo y frío recorrerle la piel, y contenía la respiración mientras el lobo lamía su cuerpo fresco y perfumado. Unos ojos saltones de animal en celo miraban a su alrededor olfateando el aire, y a cuatro patas, se abalanzó sobre la cesta y lanzó por el aire la comida que llevaba para la abuelita. Hambriento la devoró. Miró la capa roja con ansiedad y malevolencia, relamiéndose.
Agazapado, encorvado, la saliva se escurría por sus dientes con restos de alimento y reptaba por la alfombra formando un círculo alrededor de la joven de capucha roja y, daba vueltas y vueltas, acorralándola sin consuelo.
Caperucita, asustada, se acurrucó en el centro del círculo y el lobo saltó sobre ella. Sus dientes largos y afilados mordisqueaban tiernos lugares de piel sonrosada.
Y las uñas largas y sucias, arañaban.
Cuando terminó con ella: la capa, el vestido, las botitas, la cesta, las largas trenzas deshechas por la habitación, eran los únicos supervivientes del cuento.
Y el lobo despidió a su caperucita con un dulce mordisco en los labios y se metió para dentro. Ella, sacó de la cesta sus vaqueros y una camiseta, y guardó el dinero que le dio su lobo, hasta el próximo cuento.

(Relato publicado en “Cuentos del Sismógrafo”.)

****

Más Monzó, por grande…

¿POR QUÉ LAS AGUJAS DE LOS RELOJES GIRAN EN EL SENTIDO DE LAS AGUJAS DE LOS RELOJES?

El hombre azul está en el café, moviendo la cucharilla dentro de una taza de poleo. Se le acerca un hombre magenta, de aspecto desazonado.

-Tengo que hablar con usted. ¿Puedo sentarme?

-Siéntese.

-No sé por dónde empezar.

-Por el principio.

-El mes pasado seduje a su mujer.

-¿A mi mujer?

-Sí.

El hombre azul tarda cuatro segundos en contestar.

-¿Por qué viene a contármelo?

-Porque desde entonces no vivo.

-¿Por qué? ¿La quiere tanto que quiere vivir con ella? ¿Ella no lo quiere y eso lo desazona?

-No.

-¿Acaso es el remordimiento?

-No. Lo que pasa es que no me deja vivir. Me llama día y noche. Y si no contesto viene a casa. Y si no estou me busca por todas partes. Me viene a ver al trabajo, dice que no puede vivir sin mí.

-¿Y?

-He perdido la tranquilidad. Desde que la conocí no he podido quitármela de encima un solo días. ¿Usted no ha notado nada?

-¿Cúando la conoció?

-Hace un mes y medio. Usted estaba en Roma.

En efecto, hace un mes y medio el hombre azul estuvo en Roma.

-¿Usted cómo sabe que yo estaba en Roma?

-¿No me cree? Me lo dijo ella, cuando la conocí. La conocí en un cursillo de informática.

En efecto, aprovechando que el hombre de azul estaba en Roma, la mujer hizo un curso de informática.

-Bueno, ¿y qué quiere?

-Que me ayude a zafarme. No es que su mujer no me guste. Es extraordinaria, inteligente, sensual. ¿Qué voy a decirle? Pero…

-Es muy absorbente.

-¿Verdad que sí? -dice, contento, el hombre magenta al ver que el hombre azul lo comprende.

-Tiene ganas de quitársela de encima.

-Francamente, sí.

-No lo deja en paz ni un momento, ¿no? Si lo ve solo, fumando, tomando el fresco, leyendo el diario, estudiando, mirando el programa de televisión que más le gusta, el que sea, inmediatamente se le echa encima y empieza a hacerle carantoñas.

-Además, si no estás absolutamente pendiente de ella cree que molesta y se pone de esa manera que se pone. Por eso, aunque sé que no tengo ningún derecho, quiero pedirle un favor: hable con ella, móntele una escena de celos, amenácela. Lo que sea. Cualquier cosa con tal de que no nos veamos más.

-¿De veras se la quiere quitar de encima?

-Sí, por favor.

-Nada más fácil. Haga como yo. Deje de rehuirla, no se esconda, sea amable, tierno, considerado. Hágale más caso que ella a usted. Llámela, dígale que la quiere como no ha querido nunca. Prométale que le dedicará la vida entera. Cásense.

****

Por último, una imagen del Club Pasapágina arropado por el escritor Miguel Ángel Cáliz y el poeta/reportero Daniel Rodríguez Moya. Es que habrá novedades en el club el próximo miércoles, ¡ya os contaré!

****

Sed felices. Sonreíd, emocionaros, amad. Miles de besos, Valeria.


5 comentarios

¡Arriba!

Muy buenos días :).

Raro comenzar este post con una sonrisa, cuando ayer se nos fue un grande, el poeta del flamenco. Una gran pérdida para Granada, para su gente, para el arte en general. Pero hay que seguir sonriendo, porque cuando lo haces, el universo te la devuelve con creces. Hoy, en el periódico Ideal, publican un soneto que Sabina le dedicó a Enrique Morente hace unos años.

A Enrique Morente (Joaquín Sabina)

Esa voz que se juega la vida
esos ojos llenando el vacío
esos dedos hurgando en la herida
esa liturgia del escalofrío

Ese orgullo que pide disculpas
ese sentarse para estar erguido
ese añejo sabor de la pulpa
visceral del limón del olvido

Esa revolución de la amargura
ese inventario de la mala suerte
ese tratado de la desmesura

Ese como, ese que, ese hasta cuando
ese pulso ganado a la muerte
ese Enrique Morente cantando

En el blog de Jorge Fernández Bustos, “Volandovengo“, hay otro homenaje, profundo, sincero, sentío… no dejéis de leerlo: http://volandovengo.blogia.com/2010/121301-enrique-morente.php

Descanse en paz.

****

Hay otras formas de morir. Menos dramáticas en la forma, aunque puede que más honda o más duradera  en las consecuencias de quien la padece.

Palabras de Carmen Amoraga en “El tiempo mientras tanto“, página 179:

“Nadie se dio cuenta de que se había muerto un poco, que es como se muere cuando se muere por dentro y por fuera se sigue viviendo como si no hubiera ocurrido nada”.

                                               

De este libro hablaremos mañana en nuestra cita quincenal del Club de Lectura Pasapágina. Ya sabeís, a las 20.00h., todos en Valtí Viajes (C/Ángel nº 4, tlf 958993770).

****

Más palabras subrayadas. Éstas de Andrés Barba en “La recta intención” (página 63):

“Se alejaba. Se alejaba ahora de la estupidez momentánea de aquel hombre viejo como de su propio dolor, lo miraba con el desagrado comprensible del erotismo o la debilidad ajena, y al mismo tiempo sentía la posibilidad de perdonarle como una grandeza no correspondida que alguien le estaba poniendo en bandeja”.

****

Otras frases, éstas publicadas en Culturamas. Se trata del relato de “El castigo” de Marina Carretero y comienza así:

“Lo peor no es el castigo ni el dolor ni la muerte siquiera. Lo peor es la espera. Pasan las horas, pasan los días y las noches se mecen en la espera infinita de un castigo que ha de llegar, pero no llega. Y la culpa se hace cada vez más espesa, más áspera, más pesada, creciendo dentro, en el lugar donde el niño ya no lo hará.
Pero un día sucede, y el corazón siente miedo antes que alivio, pena antes que resignación, ganas, sólo ganas, de que la espera llegue a su fin.”

Aquí podeís leer el relato completo: http://www.culturamas.es/blog/2010/12/14/el-castigo-marina-carretero/ .

****

     Norberto Luis Romero parece estar de acuerdo conmigo en algo: “no hay más ciego que el que no quiere ver”. Pero el post habla también de que nunca es tarde si la dicha es buena. Enhorabuena, Norberto, ¡te lo mereces!: http://wwwnorbertoluisromero.blogspot.com/

Y la que está de acuerdo con alguien ahora soy yo. Con las palabras de Menéndez Salmón, más concretamente:

“Poderes de la ficción” ha sido el título de una charla en la que el también licenciado en Filosofía por la Universidad de Oviedo ha elogiado la literatura en unos tiempos en los que en su opinión “no ocupa el papel tan preponderante que en otros tiempos históricos jugó“.

El artículo completo, aquí mismo: http://es.noticias.yahoo.com/9/20101213/ten-menendez-salmon-lamenta-que-el-intel-bbad18b.html

****

MEMORIA HISTÓRICA

Llega la Navidad y te embarga irremediablemente la nostalgia. Quizá por eso ayer me di una vuelta por IoSonoValeria. Regresé a un diciembre, al del año 2007 y allí me encontré con:

Miguel Ángel Zapata en “Más allá del colchón“: https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/29/perlas-literarias-32-miguel-angel-zapata/

Ángel Olgoso y “Todas hieren“: https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/26/perlas-literarias-31-angel-olgoso/

Beatriz Pérez Moreno y “Toda una vida“: https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/23/perlas-literarias-30-beatriz-perez-moreno/

Carmen Córdoba y “Dime que me quieres” (qué bueno, hija…): https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/16/perlas-literarias-28-carmen-cordoba/

Miguel Ángel Cáliz y “Aquel tipo” (!): https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/14/perlas-literarias-26-miguel-angel-caliz/

José Bru y su “Escena conyugal” (sonrío): https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/13/perlas-literarias-24-jose-bru/

-El amigo Pep y su “Te quiero“: https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/13/un-post-muy-muy-especial/

Cristina Monteoliva y la “Mala suerte“: https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/12/perlas-literarias-23-cristina-monteoliva/

José Cruz Cabrerizo y “Bares, qué lugares“: https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/11/perlas-literarias-23-jose-cruz-cabrerizo/

Cristina García Morales y sus “Dilemas urbanos“: https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/08/perlas-literarias-22-cristina-garcia-morales/

Nina Melero pensando en “Más fácil de lo que pensaba“: https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/07/perlas-literarias-21-nina-melero/

Víctor García Antón y “Amor del bueno” (que gran libro…): https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/02/perlas-literarias-20-victor-garcia-anton/ .

En ese agradable y meláncolico recorrido me reencontré también con muchassss fotos;  bellos encuentros y montones de canciones. Qué romántica andaba yo, ¿no?. Menudo historial:  Bon Jovi, Dire Straits, pasando por Jennifer López, Vanessa Paradis, Hombres G, Maná… qué batiburrillo (como yo, anda que no, jajaja)

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/01/%c2%a1%c2%a1muy-buenos-dias/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/02/buenos-dias-y-feliz-domingo/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/08/y-otra-mas/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/07/buenos-dias-6/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/06/buenos-dias-5/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/11/buenos-dias-8/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/10/quedan-14-dias/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/09/buenos-dias-y-%c2%a1fin-del-puente/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/08/buenos-dias-7/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/13/buenos-dias-si-si-ya-es-jueves/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/12/buenos-dias-9/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/17/buenos-dias-lunes-de-cielos-despejados-aqui-por-el-sur/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/15/buenos-dias-feliz-sabado/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/14/buenos-dias%c2%a1viernes/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/20/buenos-dias-ya-es-jueves/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/20/besos/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/19/buenos-dias-10/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/18/%c2%a1muy-buenos-dias/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/24/buenos-dias-un-lunes-especial/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/23/buenos-dias-y-feliz-domingo-2/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/22/muy-buenos-dias/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/21/%c2%a1%c2%a1-buenos-dias-ya-llego-el-viernes/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/31/ultimo-buenos-dias-del-ano/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/30/muy-buenos-dias-2/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/28/buenos-dias-ya-llego-el-viernes/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/27/%c2%a1%c2%a1-muy-buenos-dias/

https://valeriatittarelli.wordpress.com/2007/12/26/buenos-dias-buongiorno-good-morning-bonjour/

****

En fin, chic@s, que el tiempo pasa y seguimos adelante. Sonriendo, siempre.

Que tengáis un buen día. Sed felices.

Miles de besos, Valeria.

PD: ¡Lavín que post más largo!


2 comentarios

Buena poesía

     para desearos el buenos días de hoy. Ya miércoles … avanzamos en la semana, ¡bien! ¿Cómo lleváis los inicios del mes de septiembre? ¿Pilas recargadas? ¿O síndrome post-vacacional? De una forma u otra, espero que os guste la selección literaria de hoy :).

Decía que os traía buena poesía para esta mañana fresquita. En primer un poema de la compañera de En Sentido Figurado, Emilia Oliva, que generosamente me ha enviado para que lo podáis disfrutar:

POEMA DEL CAMPANARIO Y A LA VISTA

“están ya las palomas
sin sudario
sin carne bajo las plumas
sin arrullos ni halagos
bajo las campanas
con su son de muerto

el ojo del pichón fijo y convexo

hormigas en torrente
bajan desde los huevos

el aire bate alas quietas
y olivos en lontananza

nadie vendrá a desgajar las ramas
ni paloma ni cuervo.”

En segundo puesto un poema de Ángel González. De como pasar del amor al odio, de la relatividad de los sentimientos.

CARTA SIN DESPEDIDA

A veces,
mi egoísmo
me llena de maldad,
y te odio casi
hasta hacerme daño
a mí mismo:
son los celos, la envidia,
el asco
al hombre, mi semejante
aborrecible, como yo
corrompido y sin
remedio,
mi querido
hermano y parigual en la
desgracia.

A veces -o mejor dicho:
casi nunca-,
te odio tanto que te veo
distinta.
Ni en corazón ni en alma
te pareces
a la que amaba sólo
hace un instante,
y hasta tu cuerpo cambia
y es más bello
-quizá por imposible
y por lejano-.
Pero el odio también me
modifica
a mí mismo,
y cuando quiero darme
cuenta
soy otro
que no odia, que ama
a esa desconocida cuyo
nombre es el tuyo,
que lleva tu apellido,
y tiene,
igual que tú,
el cabello largo.
Cuando sonríes,
yo te reconozco,
identifico tu perfil
primero,
y vuelvo a verte,
al fin,
tal como eras, como
sigues
siendo,
como serás ya siempre,
mientras te ame.

Cierro el apartado de poesía con Luis Rosales, sobre el poder de las palabras:

CANCIÓN DONDE SE EXPLICA, BIEN EXPLICADO,
QUE AL PRONUNCIAR UNA SOLA PALABRA PUEDES HACER TU BIOGRAFÍA
.

A Dámaso Alonso

La palabra que decimos
viene de lejos,
y no tiene definición,
tiene argumento.

Cuando dices: nunca,
cuando dices: bueno,
estás contando tu historia
sin saberlo.

****

            Vámonos con un microcuento de Víctor Lorenzo Cinca, publicado en http://realidadesparalelos.blogspot.com/search/label/Microcuentos (su blog), que fue finalista en la III Convocatoria de Microcuentos El Dinosaurio, y que transcribo aquí por si aún no le conocéis:

CUENTA ATRÁS

Sonaron las doce y no desapareció como Cenicienta. Con ella, pues, no me estaba metiendo en camisa de once varas. Era una chica diez, un sol sin nueve planetas gravitando alrededor. Me enseñó que tumbando un ocho conseguíamos el infinito y se convirtió en el pentagrama de mis siete notas. Seis días necesitó Dios para crear el universo; a ella le bastó el roce de sus cinco dedos para ser el centro de mis cuatro puntos cardinales. Me concedió tres deseos, pero no necesitaba tantos. Sólo saber cuánto tardaríamos en fundirnos los dos en uno solo. Nada, respondió.

Y unos brevísimos, apuntados por nuestro ángel gaditano, de Frank Kafka:

 Una pequeña fábula

      “Ay”, dijo el ratón, “el mundo se está haciendo más chiquito cada día. Al principio era tan grande que yo tenía miedo, corría y corría, y me alegraba cuando al fin veía paredes a lo lejos a diestra y siniestra, pero estas largas paredes se han achicado tanto que ya estoy en la última cámara, y ahí en la esquina está la trampa a la cual yo debo caer”.
      “Sólamente tienes que cambiar tu dirección”, dijo el gato, y se lo comió.

  la partida

      Ordené que trajeran mi caballo del establo. El sirviente no entendió mis órdenes. Así que fuí al establo yo mismo, le puse silla a mi caballo, y lo monté. A la distancia escuché el sonido de una trompeta, y le pregunté al sirviente qué significaba. El no sabía nada, y escuchó nada. En el portal me detuvo y preguntó: “¿A dónde va el patrón?” “No lo sé”, le dije, “simplemente fuera de aquí, simplemente fuera de aquí. Fuera de aquí, nada más, es la única manera en que puedo alcanzar mi meta”. “¿Así que usted conoce su meta?”, preguntó. “Sí”, repliqué, “te lo acabo de decir. Fuera de aquí, esa es mi meta”.

****

Esto es todo amig@s. Que disfrutéis de este día intensamente. Ya sabéis lo que hay que hacer: invertarse uno su propio día. ¡Sed felices! http://www.youtube.com/watch?v=f0Nlr53rYNs&feature=related


Deja un comentario

Porque alguien me lo recordó ayer …

           os voy a desear los Buenos Días con todo un clásico. Qué manejo, qué tensión, qué maestría en resúmen …

CONTINUIDAD DE LOS PARQUES (Julio Cortázar en Final del Juego)

Había empezado a leer la novela unos días antes. La abandonó por negocios urgentes, volvió a abrirla cuando regresaba en tren a la finca; se dejaba interesar lentamente por la trama, por el dibujo de los personajes. Esa tarde, después de escribir una carta a su apoderado y discutir con el mayordomo una cuestion de aparcerías, volvió al libro en la tranquilidad del estudio que miraba hacia el parque de los robles. Arrellanado en su sillón favorito, de espaldas a la puerta que lo hubiera molestado como una irritante posibilidad de intrusiones, dejó que su mano izquierda acariciara una y otra vez el terciopelo verde y se puso a leer los últimos capítulos. Su memoria retenía sin esfuerzo los nombres y las imágenes de los protagonistas; la ilusión novelesca lo ganó casi en seguida. Gozaba del placer casi perverso de irse desgajando línea a línea de lo que lo rodeaba, y sentir a la vez que su cabeza descansaba cómodamente en el terciopelo del alto respaldo, que los cigarrillos seguían al alcance de la mano, que más allá de los ventanales danzaba el aire del atardecer bajo los robles. Palabra a palabra, absorbido por la sórdida disyuntiva de los héroes, dejándose ir hacia las imágenes que se concertaban y adquirían color y movimiento, fue testigo del último encuentro en la cabaña del monte. Primero entraba la mujer, recelosa; ahora llegaba el amante, lastimada la cara por el chicotazo de una rama. Admirablemente restallaba ella la sangre con sus besos, pero él rechazaba las caricias, no había venido para repetir las ceremonias de una pasión secreta, protegida por un mundo de hojas secas y senderos furtivos. El puñal se entibiaba contra su pecho, y debajo latía la libertad agazapada. Un diálogo anhelante corría por las páginas como un arroyo de serpientes, y se sentía que todo estaba decidido desde siempre. Hasta esas caricias que enredaban el cuerpo del amante como queriendo retenerlo y disuadirlo, dibujaban abominablemente la figura de otro cuerpo que era necesario destruir. Nada había sido olvidado: coartadas, azares, posibles errores. A partir de esa hora cada instante tenía su empleo minuciosamente atribuido. El doble repaso despiadado se interrumpía apenas para que una mano acariciara una mejilla. Empezaba a anochecer.
Sin mirarse ya, atados rígidamente a la tarea que los esperaba, se separaron en la puerta de la cabaña. Ella debía seguir por la senda que iba al norte. Desde la senda opuesta él se volvió un instante para verla correr con el pelo suelto. Corrió a su vez, parapetándose en los árboles y los setos, hasta distinguir en la bruma malva del crepúsculo la alameda que llevaba a la casa. Los perros no debían ladrar, y no ladraron. El mayordomo no estaría a esa hora, y no estaba. Subio los tres peldaños del porche y entró. Desde la sangre galopando en sus oidos le llegaban las palabras de la mujer: primero una sala azul, después una galería, una escalera alfombrada. En lo alto, dos puertas. Nadie en la primera habitación, nadie en la segunda. La puerta del salón, y entonces el puñal en la mano, la luz de los ventanales, el alto respaldo de un sillón de terciopelo verde, la cabeza del hombre en el sillón leyendo una novela.

****

¿Nos vamos a los cortísimos? Selección mínima:

LA CULTA DAMA  (José de la Colina)

Le pregunté a la culta dama si conocía el cuento de Augusto Monterroso titulado “El dinosaurio”.
    —Ah, es una delicia —me respondió—, ya estoy leyéndolo.

CALIDAD Y CANTIDAD  (Alejandro Jodorowski)

No se enamoró de ella, sino de su sombra. La iba a visitar al alba, cuando su amada era más larga.

EL HARÉN DE UN TÍMIDO  (René Avilés Fabila)

Como temía decirles que no, opté por conservar a todas las mujeres que he amado.

DON JUÁN Y LAS MUJERES  (Marco Denevi)

A ninguna le disgusta tener antecesoras a condición de no tener sucesoras.

REENCUENTRO  (David Lagmanovich)

No eras tú la que yo quería volver a encontrar, sino tu recuerdo.

****

¿Qué tal ahora un Cuento chino… en formato audiovisual?

 “El origen de las Pagodas”  de Jesús Ferrero: http://www.youtube.com/watch?v=2ungpav0NMg&feature=channel .

****
Y ahora, otro maestro, Juan José Arreola:
LA MÍGALA
 
La mígala discurre libremente por la casa, pero mi capacidad de horror no disminuye.

El día en que Beatriz y yo entramos en aquella barraca inmunda de la feria callejera, me di cuenta de que la repulsiva alimaña era lo más atroz que podía depararme el destino. Peor que el desprecio y la conmiseración brillando de pronto en una clara mirada.

Unos días más tarde volví para comprar la migala, y el sorprendido saltimbanqui me dio algunos informes acerca de sus costumbres y su alimentación extraña. Entonces comprendí que tenía en las manos, de una vez por todas, la amenaza total, la máxima dosis de terror que mi espíritu podía soportar. Recuerdo mi paso tembloroso, vacilante, cuando de regreso a mi casa sentía el peso leve y denso de la araña, ese peso del cual podía descontar, con seguridad, el de la caja de madera en que la llevaba, como si fueran dos pesos totalmente diferentes: el de la madera inocente y el del impuro y ponzoñoso animal que tiraba de mí como un lastre definitivo. Dentro de aquella caja iba el infierno personal que instalaría en mi casa para destruir, para anular al otro, el descomunal infierno de los hombres.

La noche memorable en que solté a la migala en mi departamento y la vi correr como un cangrejo y ocultarse bajo un mueble, ha sido el principio de una vida indescriptible. Desde entonces, cada uno de los instantes de que dispongo ha sido recorrido por los pasos de la araña, que llena la casa con su presencia invisible.

Todas las noches tiemblo en espera de la picadura mortal. Muchas veces despierto con el cuerpo helado, tenso, inmóvil, porque el sueño ha creado para mí, con precisión, el paso cosquilleante de la araña sobre mi piel, su peso indefinible, su consistencia de entraña. Sin embargo, siempre amanece. Estoy vivo y mi alma inútilmente se apresta y se perfecciona.

Hay días en que pienso que la mígala ha desaparecido, que se ha extraviado o que ha muerto. Pero no hago nada para comprobarlo. Dejo siempre que el azar me vuelva a poner frente a ella, al salir del baño, o mientras me desvisto para echarme en la cama. A veces el silencio de la noche me trae el eco de sus pasos, que he aprendido a oír, aunque sé que son imperceptibles.

Muchos días encuentro intacto el alimento que he dejado la víspera. Cuando desaparece, no sé si lo ha devorado la mi-gala o algún otro inocente huésped de la casa. He llegado a pensar también que acaso estoy siendo víctima de una superchería y que me hallo a merced de una falsa mígala. Tal vez el saltimbanqui me ha engañado, haciéndome pagar un alto precio por un inofensivo y repugnante escarabajo.

Pero en realidad esto no tiene importancia, porque yo he consagrado a la mígala con la certeza de mi muerte aplazada. En las horas más agudas del insomnio, cuando me pierdo en conjeturas y nada me tranquiliza, suele visitarme la mígala.

Se pasea embrolladamente por el cuarto y trata de subir con torpeza a las paredes. Se detiene, levanta su cabeza y mueve los palpos. Parece husmear, agitada, un invisible compañero. Entonces, estremecido en mi soledad, acorralado por el pequeño monstruo, recuerdo que en otro tiempo yo soañaba con Beatriz y en su compañía imposible.

****

Tras esta sesión clásica, os vuelvo a desear un día estupendo, esta vez con Joy Division http://www.youtube.com/watch?v=RPcSIN77yqU&translated=1 . Y ya sabéis: a emocionarse, sonreir y amar. Miles de besos, Valeria.


15 comentarios

Tragedia

¡Muy buenos días!

9788495642042+   “Tragedia“. Así se titula el relato de Vicente Huidobro que os dejo hoy por aquí para desearos una feliz jornada. Volví a él anoche releyendo la antología Por favor, sea breve. No encontré lo que buscaba, pero me topé de nuevo con este relato y aquí os lo dejo por si no lo conocéis:

TRAGEDIA

Vicente Huidobro

María Olga es una mujer encantadora. Especialmente la parte que se llama Olga.

Se casó con un mocetón grande y fornido, un poco torpe, lleno de ideas honoríficas, reglamentadas como árboles de paseo.

Pero la parte que ella casó era su parte que se llamaba María. Su parte Olga permanecía soltera y luego tomó un amante que vivía en adoración ante sus ojos.

Ella no podía comprender que su marido se enfureciera y le reprochara infidelidad. María era fiel. ¿Qué tenía él que meterse con Olga? Ella no comprendía que él no comprendiera. María cumplía con su deber, la parte Olga adoraba a su amante.

¿Era ella culpable de tener un nombre doble y de las consecuencias que esto puede traer consigo?

Así, cuando el marido cogió el revólver, ella abrió los ojos enormes, no asustados sino llenos de asombro, por no poder entender un gesto tan absurdo.

Pero sucedió que el marido se equiovcó y mató a María, a la parte suya, en vez de matar a la otra. Olga continuó viviendo en brazos de su amante, y creo que aún sigue feliz, muy feliz, sintiendo sólo que es un poco zurda.

(Me gusta este relato; igual es porque yo tengo tres nombres en mi poder y entonces, ejem … jajaja).

****

8926_122193898077_632233077_2159412_3214316_n     Esta mañana voy a estar un poco liadilla y no puedo dejaros mucha información, lo siento. Ahora eso sí, si alguno de vosotros tiene pensado hacer una escapada a México lindo y querido, que se espere hasta noviembre. Comenzará Fil (Feria Internacional del Libro de Guadalajara
Del 28 de noviembre al 6 de diciembre de 2009. Más información en http://www.fil.com.mx/info/info_faq.asp ) y la nómina de escritores invitados por Páginas de Espuma es muy completa:

Queridos amigos,
Abrazos,

ya tenemos la lista de escritores de Editorial Páginas de Espuma que viajarán a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México). Nada menos que diez autores visitarán esta marivillosa Feria: Juan Pedro Aparicio, Espido Freire, Ana García Bergua, Fernando Iwasaki, José María Merino, Andrés Neuman, Ignacio Padilla, Javier Sáez de Ibarra, Paola Tinoco y Jorge Volpi. En unos días os confirmaremos los actos en los que participarán.

Juan

****

Volveré lo antes posible. Lidia, aún no he averiguado la hora (y he preguntado y bicheado, pero nada), a ver si lo conseguimos. Besos mil, Valeria.