IoSonoValeria

Mi diario de a bordo


Deja un comentario

Yo confieso. Cómo titular un post.

Sí, confieso que no era este el post que tenía en mente para hoy.

El motivo es que, gracias  a ciertas circunstancias favorables, próximamente tendré una experiencia que me va a hacer escribir el artículo con aún más conocimiento de causa. O valorando otro punto de vista al menos. Así que he decidido aparcar ese “sabroso” tema hasta dentro de unos días y hoy me voy a centrar en otro asunto que también es de interés: cómo titular un post.

O, más concretamente:  de qué forma podemos atraer la atención sobre lo que escribimos para que en efecto, nos lean. Triste es la sensación de preparar un artículo y que después no se obtengan las lecturas deseadas. Así que vamos a ver qué podemos hacer para mejorar esos resultados.

Esto ocurre también en la literatura: un título sugerente en la portada de un libro consigue más ventas. En el caso del marketing digital, tenemos que seducir de igual manera.

A tener en cuenta asimismo que podemos aprovecharnos de la visibilidad que consigamos en redes sociales, pero después tenemos que dirigir la atención del lector / usuario / posible cliente hacia nuestro blog corporativo o página web para que lleve a cabo la llamada a la acción que deseemos: la compra de nuestro producto, una suscripción a la newsletter, el registro en nuestro blog para que el usuario reciba una notificación cada vez que lo actualicemos, una recomendación, etc. Así que: post en el blog bien titulado y difusión en las redes sociales para obtener más audiencia y lecturas.

Una vez aclarado este punto, paso a detallar algunas pautas para que el artículo que escribamos en el blog reciba la atención que necesitamos.

El título perfecto

Procura ser lo más original posible.

No llama la misma atención este título:  “nuevo artículo sobre técnicas SEO” que este otro: “Black Hat SEO vs White Hat SEO“; un post por cierto del que os recomiendo su lectura a propósito de para quién escribir: si para los buscadores (Google, Bing, Yahoo, etc.) o para el usuario.

Al segundo título del ejemplo es muy probable que le dediquemos un segundo más de atención, lo justo para decidir si hacer click y leer el artículo que es al final lo que pretendemos. Lo haremos porque el título es diferente, porque quizá desconozcamos esa nomenclatura en estrategias de posicionamiento SEO o porque nos trae el recuerdo de algo de lo que tuvimos noticia y ahora no recordamos qué es. En cualquier caso, el objetivo se ha conseguido.

En mi caso varío bastante, pero algo que me gusta especialmente es mezclar conceptos: “Morbo, Daft Punk & Hollande“, por ejemplo. ¿Qué tienen que ver el grupo de música con el Primer Ministro francés y el morbo? Algo había, algo había, así que os invito a leerlo …

De vez en cuando también recurro a los recuerdos, como es el caso del post titulado #Beso#Atrevimiento#Verdad  o a personajes históricos o célebres, como Corleone y el Rey Hierón.

En cualquier caso (este tipo de títulos pueden gustar o no), esa forma de titular logra algo para mí importante. Me identifica. Da una pincelada a mi marca, a mi estilo de escribir post, ¿no creéis? Por lo tanto, si he logrado que un lector / usuario / compañero de fatigas / empresario / etc.  lea el artículo, habré conseguido dos objetivos: que me lea (aumento de visitas al blog, luego mejor presencia y ranking en buscadores) y que identifique mi estilo o marca.

Uso de hashtag y cuentas de usuarios de Twitter

Esta es una forma de primero, identificar el post en Twitter, la red de microblogging,  y de mencionar a los mencionados (valga la redundancia) en el artículo en segundo lugar.

Después de unos cuantos y necesarios “prueba y error”, me decanto por esta: la de usar mi máxima de ni Juan ni Juanillo: no abusar de hashtag (uno o dos máximo) en el título y cuidado a la hora de mencionar a otras personas. Si bien para la primera puesta en escena del artículo me parece una opción buena ya que los mencionados lo vienen a saber (y de paso los seguidores de los mencionados …), a la hora de volver a difundir el post, si lo hacemos en un corto plazo de tiempo yo no lo incluiría. Me refiero por ejemplo a éste título (que incluí yo cuando lo escribí: Motivación para emprender @cristinaOB2012. Cada vez que se redifusione este post en Twitter  le saldrá una notificación a @cristinaOb2012 .

Si esto ocurre una vez por semana no tiene importancia y creo que es beneficioso para ambas partes, pero si la redifusión es diaria o muy seguida puede llegar a cansar a esa persona. (Si es el caso, Cristina Ordoñez Ballesteros, mil disculpas 🙂 ). Aquí debemos jugar un poco con la diplomacia, y un poco con la intuición. Lo mejor a mi parecer: consultar con la persona que mencionemos en el artículo para ver qué predisposición tiene, sobre todo si no entra dentro de nuestros círculos más cercanos.

Para evitar las menciones de más, al compartir desde el mismo artículo modificaremos el texto del tweet; la url del artículo no cambia pero podremos eliminar la mención a esa persona.

Como habéis podido leer, hablo a menudo de “prueba y error”. Es necesario comprobar constantemente qué funciona y qué no; qué nos puede aportar una buena visibilidad y qué puede hacer que por el contrario aburramos a los lectores o usuarios. (Y como siempre digo: el mundo digital es rápido y cambiante. Lo que sirve hoy puede que no lo haga mañana).

Títulos cortos vs títulos largos

Ya sabemos que todos, escritores, blogueros, lectores, usuarios, empresarios, estudiantes, etc., andamos muy cortos de tiempo. Pasa delante de nuestros ojos tantísima información a lo largo del día que mucha la pasamos por alto por un título excesivamente largo. Pero claro, combinar un título que llame la atención y que a la vez explique de qué estamos hablando (aquí sí que Google nos observa con detalle …), a veces es complicado.

Sin ir más lejos, a la hora de titular este post he estado meditando si era mejor un “Yo confieso” a secas que incitara la curiosidad de los posibles lectores  o incluirle (como en efecto he hecho al final) una explicación sobre el contenido del artículo.

¿Por qué he tomado esa decisión? Me he decantado por esta opción porque y también es algo a tener en cuenta, es positivo incluir en el titular el tipo de beneficio que obtendrá el usuario al leernos.

Resumiendo

Ponerle un título a un artículo no es nada fácil. Hay quien tarda más en titular que en escribir el propio post. En internet encontraréis muchísimo más material sobre cómo lograrlo y os invito a leerlo.

Mi consejo: observar y medir. Probar, equivocarnos y rectificar TODAS LAS VECES NECESARIAS.

(Casi se termina este #MartesY13, pero aún queda hueco para este Tuesday’s gone de Metallica)

Sed felices, besos mil,

Valeria

Anuncios


2 comentarios

#FelizLunes! El quid de transmitir …

FrasesWonder001¡Feliz lunes!

Esta simple “obertura” lo hace. Transmite. Ése es el objetivo que debemos lograr cuando sentemos las bases de la comunicación de la empresa, de la marca, de nuestra persona:  transmitir. Y hacerlo de la forma más natural posible: que no se “lea” autoimpuesto, que no se note forzado.

Este lunes, por ejemplo, acaba de ser para mí, feliz. Ha bastado un simple momento, la lectura de un e-mail, que ha derivado en una satisfacción personal y profesional. Es lógico que lo que comunique a partir de este momento esté adornado de positividad, de ganas de progresar, de continuar.

Pero puede ocurrir que cualquier otro día mis ánimos estén de capa caída, que no haya tenido lugar ningún breve momento de felicidad que me incite a comunicar la belleza de la vida, ni lo bonito que es el amor, o que a un lunes se le puede hacer frente con una sonrisa.

No pasa nada. Escribimos, comunicamos, transmitimos a y para personas. Personas que pueden haberse despertado con una alegría o, por el contrario, a las que les cuesta horrores comenzar la semana con una mínima porción de positivismo.

Puede incluso que un mensaje “demasiado alegre”, moleste a éstos últimos. O puede que no. Que les motives un poco. El caso es que siempre tendrás a alguien a quien sí les venga bien tu mensaje. Supongamos un lunes horroroso, que ni 3 cafés consiguen poner en marcha las neuronas. Y en el tipo de comunicación -el tono narrativo –  que usamos lo hacemos notar.

Si queréis saber algo más sobre el tono narrativo, os enlace al articulo que publiqué hace unos meses en el blog de DesmarcateYA: http://desmarcateya.es/el-tono-narrativo-en-socialmedia-iosonovaleriacm/

Regresando al tema principal de este post, os pongo un ejemplo. Incluimos un cartel de este tipo (un inciso: siempre que nos sea posible, intentad utilizar recursos propios. Pero eso lo explicaré con más detalle en otro post):

lunes

A la vista de este cartel, los lectores, los usuarios, los clientes, pueden tener dos tipos de reacciones:

Ponerse de tu lado: sí, los lunes son lo peor. Menos mal que no soy el/la único/a en pensarlo. Qué bien que esta marca empatice con mi mal humor matutino. Piensa en mí también. Se identifica conmigo.

Ponerse de tu lado 2: vaya imagen que han incluido; venga va, les pongo un comentario que les anime. Que no es para tanto. Pero les entiendo, empatizo con ellos, con esa marca, con ese bar, con ese escritor. Porque yo también he tenido lunes de los malos, de los peores. Y de paso me guardo la imagen (de nuevo, mejor recursos propios) para pasársela a mi amiga, novio, compañero de trabajo para que le haga gracia. (Y al pasarla habremos

¿Objetivo conseguido? Yo creo que sí. En ambos casos nos hemos acercado al usuario, al cliente. Porque en redes sociales, blogs, webs, en cualquier tipo de comunicación online debemos tender al acercamiento; al hacernos “ver” humanos. ¿De qué sirve una marca encorsetada en internet? ¿Una marca que solo y exclusivamente presenta su producto o servicio pero no transmite nada, no provoca sensaciones?

Las-personas-deben

Incluso en el caso de un profesional independiente, ¿no gustará más alguien que sabe de emociones? ¿Que se levanta despeinado y que le cuesta ponerse las pilas pero lo hace? ¿Que se equivoca e invierte sus energías en arreglarlo?

Las personas, esa que llamamos target, el público: hacia ellas hay que dirigirse siempre.

People are strange when you’re strange.

Como siempre, sed felices y hasta pronto.

Besos mil,

Valeria


2 comentarios

#GuauGuau #LaHoraMágica126 @ndenachete @Miryamposada @iosonovaleriacm

De que los community managers somos personas como otras cualquiera pero con un nombre más chic, va a quedar demostrado esta tarde noche de viernes. Resulta que sabemos reírnos, divertirnos e ironizar como el que más; de hecho casi es un deber, porque en redes sociales, como en la vida “normal” hay que ver las cosas bajo un prisma de divertida ironía de vez en cuando. De esta imagen …

GuauGuau

se pueden hacer muchas lecturas. Y eso hemos hecho esta tarde de viernes en Facebook, entre tres personas que andamos enredadas entre redes … Hacer #GuauGuau. Una de esas lecturas es la misma que la de hace un par de días sobre los #LindosGatitos.

Si algo se viraliza porque gusta, es que tiene target, tiene un público al que le interesa. La otra lectura podría ser más peliaguda, y referirnos a que si en Twitter, Facebook o cualquier otra red social,  alguien en concreto hace un #GuayGuau alto y claro muchos le siguen solo porque esa persona tiene un caché y “mola”. Lo malo es que … a veces si se lee lo retuiteado o compartido.

Yo hago una tercera lectura: todos tenemos un ego que se alimenta estupendamente cuando vemos que nos retuitean o comparten. En mi caso se nutre aún más cuando esas situaciones favorables le ocurren a una cuenta cliente. En realidad creo que en esta última frase está el quid de la cuestión. ¿De quién se trata? ¿Del éxito del community manager o del de uno de nuestros clientes? ¿Qué haría un community sin clientes? Lo mismo que uno de nuestros clientes sin audiencia, sin sus propios clientes: NADA.

Lejos de encumbrar entonces a esta figura profesional,  creo que hay que reconocer que un community es persona y como tal tiene momentos bajos, altos, más inspirados o incluso de cabreo monumental. Lo bueno de las redes sociales es que puedes desahogarte a gusto.

Las-profesiones-del-Community-Manager

Lo malo, que como siempre digo, todo lo que se hace en internet se queda, y lo que no, también.

Hay otra lectura más si me permitís … los viernes, qué malos son. Consejo: no “gastes” tus mejores recursos un viernes noche, salvo que seas un local de ocio y restauración  :).

Este post está dedicado especialmente a Ignacio Pérez de Comonó Comunicación  que aporta un excelente mensaje>”un Community Manager debería tener derecho a frivolizar en las redes sociales, entendiendo frivolizar como  ayuda a eliminar la tensión, reducir la seriedad de contenidos que por su dimensión no favorecen la generación de emociones a la hora de viralizar.”; y a  Miryam Martínez Posadas, futura periodista turística que resume su opinión en “antes de ladrar, comprueba el estado del perro“.

Va por vosotros y nuestros #GuauGuau.


Deja un comentario

#EppurSiMuove #Emprendimiento @jmalvpal @AndyStalman

ForoDesayunoTecnológicoIdeal   Una llega al viernes con la sensación de que podía haber hecho mucho más durante la semana … Las horas, raudas, se escapan del reloj y se acumulan las cosas pendientes, es inevitable. Quizá la explicación esté en que practico todo lo que puedo el #moving y asisto a todo lo “asistible” que crea que me pueda interesar. Así que he pensado que los viernes, cuando ya la audiencia se va relajando,  voy a relataros alguno de los eventos a los que he asistido … Porque una community manager debe vivir la vida 1.0 para llevarla al 3.0, ¿no os parece?

La serie de “eventos” comienza así:

Con la célebre frase de Galileo Galileo, #EppurSiMuove,  inauguró José María Álvarez-Pallette, consejero delegado de Teléfonica, el último Foro Desayuno Tecnológico por el periódico Ideal de Granada y Kpmg y al que tuve el placer de asistir el pasado 22 de abril en el Hotel AC Santa Paula. Un desayuno opíparo y, mucho más importante que las viandas que se ofrecieron, un encuentro interesante del que os resumo los conceptos más importantes a mí entender y con los que estoy totalmente de acuerdo:

– Hay que esforzarse en que empresas y personas adopten un espíritu de valores que lleven a la prosperidad.

– Las crisis son puntos de inflexión; ha entrado en crisis el anterior modelo de negocio lo que está conllevando grandes cambios. Hay que adaptarse a ellos porque no hay vuelta atrás, teniendo presente que si nosotros no lo hacemos, llegarán otros que lo harán (el caso de Asia, sin ir más lejos…). Las empresas han de convertir los problemas en soluciones; las reglas no están escritas, las estamos escribiendo ahora.

– Estamos ante la mayor revolución tecnológica a la que se ha enfrentado el hombre y hay que tomarlo como una suerte por el momento histórico que estamos viviendo. Esta idea también está apoyada por Andy Stalman en su libro #BrandOffOn, página 17> “Tal vez no alcance este libro para explicar todo lo que más me gusta de la Era Digital. Pero espero poner de manifiesto que me entusiasma sobremanera este nuevo escenario, este nuevo paradigma, fundamentalmente porque nosotros somos los protagonistas. En efecto, somos la primera generación que escribe en primera persona esta revolución digital. Y eso es muy emocionante”.

– Esta revolución está cambiando la vida personal, laboral y jurídica de la población de forma imparable e irreversible, redefiniendo el status quo de la misma. Las fronteras tradicionales se difuminan debido a la digitalización, con un impacto de las redes sociales masivo.

– La tecnología está modificando también los procesos tradicionales de fabricación y manipulación de productos; este cambio abre un nicho de mercado importante en cuanto al sector de la impresión 3D que derivará en un debate ético (qué será susceptible de “imprimir”) y jurídico.

– Ante la pregunta de … ¿cuándo se es demasiado mayor para emprender?, José María Álvarez – Pallette respondió que nunca, siempre y cuando mantengamos la mente abierta y la curiosidad innata de los niños.

– Por último, cuando un asistente le cuestionó si era posible dejar a España sin internet, la respuesta fue rotunda “es imposible ponerle puertas al campo”.

Interesante, ¿verdad? Próximamente, otra de mis crónicas.

Buen fin de semana; sed felices,

besos mil


2 comentarios

#StandByMe: quédate a mi lado. Una de #Engagement

Mucho insistimos en que es necesario crear y definir una identidad de marca para que el usuario nos identifique de forma acertada. Esto es necesario por varias razones: una de ellas es para conseguir que el usuario, una vez cercionado de quiénes somos y qué ofrecemos, nos retenga en su memoria, regresando a nosotros siempre que necesite nuestro producto o servicio.

Esto se traduce en que estaríamos generando una fidelidad o lealtad hacia nuestra marca. Fidelidad y lealtad no son lo mismo, pero para lo que quiero exponeros nos vale.

Un inciso: cuando hablo de marca y de identidad digital, lo hago pensando siempre en lo personal (para encontrar trabajo, por ejemplo), profesional (caso de ser freelance como es mi caso) o empresarial (aquí no hay que explicar nada, ¿verdad?).

Recordado este punto, paso a lo profundo del tema. En nuestras relaciones sentimentales, una de las premisas para que esta sea “de calidad”, “de verdad” y con cierto compromiso, es la de la fidelidad. Fidelidad que suele venir acompañada por una implicación por la otra parte.

En la vida virtual, ocurre exactamente lo mismo. Queremos fans y seguidores fieles. Que una vez que nos hayan conocido, comprado o realizado la llamada a la acción que era nuestro objetivo  (registrarse en un blog, suscribirse a una newletter o simplemente que lean nuestro currículum), REGRESEN. Que no nos abandonen por cualquier otra firma o marca.

En la vida personal enorme es la impotencia que nos genera el abandono de “la otra parte”. En nuestro caso, la impotencia nos llega cuando un cliente nos cambia, nos deja de lado, pasando a otra empresa, firma o candidato.

De ahí que debamos reforzar nuestra imagen, nuestra identidad digital cada día y no caer en el conformismo y el lado cómodo de la pantalla.

La pregunta es … ¿cómo consigo esa fidelidad? Pregúntate cómo lo haces en tus relaciones de pareja. ¿Qué hace que “la otra parte contratante” se mantenga a tu lado? Vamos a analizar un poco, desde dentro. Busca dentro de ti mismo lo que quieres saber de lo que está fuera …

Yo-busco-dentro-para

-Evitamos caer en la rutina: intentamos hacer cosas distintas, nuevas, interesantes. Es decir, innovamos.

-Tratamos a la otra persona con respeto y le brindamos apoyo.

-Procuramos que la alegría esté presente cada día o con la máxima continuidad posible.

Lo que no haríamos (o no deberíamos hacer) es suplicar. Que se queden con nosotros por pena o lástima. Queremos que estén a nuestro lado porque nos lo merecemos, ¿cierto?

Seguro que me dejo cosas en el teclado y seguro que podéis indicarme alguna forma más para lograr que vuestra pareja os sea leal. Pero por ahora me quedo con esas líneas para llegar a este punto: hacemos todo eso porque conocemos a esa persona, porque la escuchamos.

Justo lo que hay que hacer en el mundo digital, en las redes sociales, en los blogs. Practicar asiduamente la escucha activa. Conocer lo máximo posible a tu audiencia, al usuario, a tu cliente. Conociéndola y escuchándola seremos capaces de ofrecerle aquello que necesita para permanecer a nuestro lado. Para que no nos abandone a las primeras de cambio por aburrimiento o dejadez de nuestra parte.

¿Estáis de acuerdo?

Por cierto (ayyy, cómo me gustan los símiles con la vida terrenal): si en estos momentos estás sin pareja, convendrás conmigo que resulta muy complicado que alguien se fije en ti y que además decida implicarse en una relación. Conseguir ya que nos sea fiel es toda una hazaña. Esto se debe muy probablemente a un exceso de oferta que provoca que siempre se esté a la expectativa de que llegue alguien mejor. Hay muchas personas estupendas, válidas y bien preparadas.

A la hora de comprar un producto / servicio o de contratar a un profesional sucede lo mismo: mucha oferta de calidad y candidatos formados y con experiencia.

¿No os hace esto pensar que si tenemos la enorme suerte de encontrar esa persona / usuario debemos esforzarnos lo máximo para conseguir ese engagement?

Quizás os preguntéis cuál es la llamada a la acción que estoy buscando yo en estos momentos: resaltado en negrita está … 😉

Lo de siempre,

sed felices, en la pantalla y en la vida “de verdad”.


2 comentarios

Una de #gatos: filosofeando de nuevo sobre #MarketingEmocional

Gato con Botas   La reflexión de esta tarde va especialmente dedicada a algunos de los miembros del Community Manager Club, un “cónclave” de personas que, como yo, se dedican al marketing digital y las redes sociales. Se lo dedico porque de ellos ha partido la inspiración para escribirlo y los maullidos necesarios para decidirme a hacerlo. Así que Ignacio Pérez, Juan Urrios, Moni Monroe y Miguel Martín, va por vosotros.

961090_10152406251344769_36596613_n

Parto de una premisa: nadie es gurú y nadie tiene la llave mágica para obtener un éxito absoluto en medios digitales. Tenemos las herramientas, la teoría y sabemos de estrategias; después llega la hora de la práctica. Y entre los compañeros de profesión hablamos y debatimos, porque como siempre digo, tras una pantalla, tras un artículo, tras una imagen compartida, o sea, detrás de un community manager lo que hay es una persona de carne y hueso. Y como tales practicamos mucho lo de “prueba y error”, medimos, meditamos.

Muchos momentos  no monetizados son los que invierte un community manager en crear una publicación en una página de Facebook o un tweet que consiga el objetivo determinado conjuntamente con el cliente.

Tras este trabajo, un buen día, verificando los alcances, los +1, los retuits … te das cuenta de que la máxima viralidad la ha conseguido la imagen de un lindo gatito, compartido ad infinitum entre los usuarios. Si el gatito lo ha puesto el community, estupendo. Pero si ha sido un usuario y ves que el felino se ha compartido el doble de veces que lo que has publicado tú, te da que pensar.

Hay quien apunta, como Ignacio Pérez, de Comonó Comunicación,  que detrás debe andar alguna teoría Freudiana; lo dice en broma, claro, aunque yo creo que algo de verdad hay en esa afirmación :).

GatoComonó

Mi opinión -soy persona, ergo es subjetiva- es la siguiente. En este mundo tan digital, tan virtual, con tantas posibles vías de comunicación … es cuando más soledad habita entre las personas. Por eso están los usuarios en las redes sociales. Para comunicarse. Para sentirse en cierto modo vivos y visibles. Para sentirse acompañados.

Un lindo gatito invoca ternura, cariño, compañía. Y por eso gusta, se comparte. Porque realiza una llamada emocional que el usuario (una persona), responde.

Sobre marketing emocional he escrito algunos artículos, como por ejemplo éste o este otro en el que la felicidad era la protagonista y que contó con tan buenos colaboradores: http://desmarcateya.es/diainternacionaldelafelicidad-iosonovaleriacm/

Si no podéis dedicarle ahora tiempo a la lectura, podemos resumirlo así:

La-gente-no-compra

Así que, bienvenidos gatitos (que conste que soy alérgica …) si eso es lo que el usuario, nuestro público objetivo, es lo que quiere y desea, ¿no?

Os deseo buenas noches con otro Cat, de los buenos buenos  😉


Deja un comentario

Coquetas, garabatos y camisetas: #SocialMedia @betacoqueta @hombregarabato @awitabynuria

Soy una ferviente defensora de las redes sociales como vía de comunicación y visibilidad. Pero claro, eso que para mí es un “must”, igual a los demás les cuesta algo más comprender el alcance que se puede conseguir a través de los medios digitales …

Por eso esta mañana dedico el post a los profesionales, enfocándome a las personas creativas, tan necesarias para dotar a nuestra vida de un poco de color, dejándoos por aquí ejemplos prácticos de cómo las redes sociales y blogs, bien gestionados (es decir, creando comunidad) pueden beneficiar a escritores, músicos y artistas en general.

Hace unos meses publiqué una entrevista en el blog de DesmarcateYa a Elisabet Benavent, autora de la #SagaValeria; me llamó la atención la comunidad que había sabido crearse alrededor. Una comunidad de fans y seguidores fieles, que dejaban en la cuenta de Twitter y en la página de Facebook de Beta Coqueta un sinfín de comentarios estupendo alrededor de esa trilogía. Como mi curiosidad es infinita (alimentarla, #consejodeldía…) la investigué en cuanto pude. El resultado fue esa entrevista y la sensación de que Elisabet Benavent había realizado bien su trabajo.

SagaValeria

Hace unos días, en el programa La Plaza Humana (que podéis escuchar esta noche de 22h. a 23h.) quise de nuevo hacerme eco de este ejemplo de éxito en Social Media. Y renové esa investigación preliminar comprobando que los datos (número de seguidores, fans, etc.) prácticamente se habían duplicado en apenas tres meses.

Os invito a leer el artículo publicado primero y a escuchar el programa después, si tenéis ocasión, en el Dial 92.5 de la emisora La Voz de Granada. Así comprobaréis cómo se puede evolucionar en las redes sociales. Tanto, que #SagaValeria será llevada a la televisión. ¿No os parece un buen ejemplo de viralidad? En el programa también os cuento más novedades de Elisabet; espero vuestros comentarios al respecto …

Otro sector al que las redes pueden ayudar y mucho es el de la música. Os trasmito un caso muy, muy reciente. José Antonio García (ex 091) se lanza en joint venture con El Hombre Garabato con un nuevo disco (vinilo y cd). Tal y como están las cosas para poder grabar y editar música han elegido el método del Crowdfunding para recaudar el montante necesario para la “hazaña”.

José Antonio García y Nico de El Hombre Garabato

Lo han comunicado en las redes sociales, donde se ha compartido generosamente. Yo lo hice en mi muro personal y en la página de Facebook de mi otra bitácora, Cazando Talento. El que no pueda aportar ninguna cantidad económica, puede ayudarles igualmente dándoles difusión. Generosidad, ayuda … palabras que os suenan del artículo de anoche, ¿verdad?

Regresando al tema, si bien habría cosillas que mejorar en cuanto a la presencia en las redes se refiere (falta de Twitter y fanpage en el caso de José Antonio -usa perfil personal en Facebook-, aunque sí mantiene una estupenda  web y blog  …) , han tenido un éxito rotundo en su campaña y en apenas 36 horas han obtenido la cantidad inicialmente deseada.

Por supuesto se puede seguir colaborando (de hecho, ¡deberíais! José Antonio es un referente musical y el granadino grupo El Hombre Garabato se lo merece, os van a gustar muchísimo …) por eso os dejo aquí el enlace donde podéis dejar vuestra aportación:

http://www.verkami.com/projects/8702-nuevo-disco-de-jose-antonio-garcia-y-el-hombre-garabato

Por cierto, pregunta de examen … ¿Os habéis dado cuenta del fallillo en la fanpage de El Hombre Garabato? Pensad unos segundos …

PantallazoElHombreGarabato

Pues sí, los eternos números detrás del nombre de la página, algo que se podría haber solucionado antes de alcanzar los 200 fans. Ahora tienen más de 900 (¡¡bien!!). Quizá si entre todos les damos difusión Facebook decida hacer una excepción y dejarles cambiar a Facebook.com/ElHombreGarabato a secas. Por supuesto, todos estos pequeños detalles a mejorar forman parte de una crítica constructiva y espero que ayuden.  Me encantan tanto José Antonio García como El Hombre Garabato y de hecho siempre que puedo acudo a sus conciertos, por lo que su éxito es una alegría personal para mí. No está de más de todas formas, chicos, indicaros que estoy disponible para ayudar … :).

Termino con otra artista. En este caso se trata de Nuria Polo, creadora de las camisetas artísticas de la firma AwitaByNuria. Poco a poco su nombre suena y precisamente hoy inaugura una exposición en Granada. El tesón de Nuria es el que lo ha hecho posible. Camisetas originales, que dejan huella, que marcan un punto diferente.

Ha sido entrevistado hace muy poco en radio y ha aparecido en la revista Mía. Dispone de blog, desde el que podéis acceder a su canal de YouTube, cuenta en Twitter y por supuesto, fanpage en Facebook.  (¡¡De nuevo el fallo de los números!!)

Awita Revista Mía

Hace un par de meses asistí a una de sus exposiciones, -os dejo el vídeo-, pero haré todo lo posible por acompañarla hoy también:

Con una filosofía que afirma que es la de “el arte de amar, creando“, merece la pena seguirla de cerca, ¿no os parece? Desde aquí un abrazo y deseos de mucho éxito.

Awita

Como colofón al post de hoy, y como he escrito sobre ellos … :

Sed felices, besos mil.