IoSonoValeria

Mi diario de a bordo


2 comentarios

Elegance-On, elegancia digital I

Siempre se ha dicho que la elegancia al vestir es un don innato, y muy probablemente sea así.

Pero no es de moda de lo que os voy a hablar hoy, sino de Elegance-On, la elegancia que se ha de demostrar y llevar a cabo en el mundo digital.

Para ello nada mejor que definir qué entiendo por elegancia:

– Elegance-On es enfocarse hacia un branding coherente con la filosofía de la empresa.

– Elegance-On es también el tener una elegancia ética, por ejemplo citando la fuente al utilizar o compartir contenido e imágenes de otros.

– Elegance-On es también un saber estar en redes sociales. Aquí me refiero tanto las empresas enfocadas hacia la reputación de la marca, como a los profesionales que se dedican al social media marketing. En el primer caso, ese saber estar, esa elegancia, aparte de definirnos,  nos va a ser imprescindible en la gestión de una crisis de imagen de marca. La improvisación en “caliente” puede acarrearnos muchos problemas.

EleganceOn

Al segundo caso hago referencia porque llevo observando ciertos comportamientos entre CEO’s, community managers y expertos en social media marketing que olvidan que la elegancia ha de ser su carta de presentación.

Es curioso que personas que se dedican a diseñar la imagen de la marca digital de un tercero, puedan permitirse ciertos comportamientos que dejan en entredicho su supuesta profesionalidad, ¿no creéis?

Pero volvamos a qué entiendo yo por Elegance-On:

Elegancia es respeto por los demás, por su trabajo. Elegante es también no desprestigiar a los demás solamente basándose en percepciones totalmente subjetivas. Elegante es dar la enhorabuena a los compañeros de profesión por sus éxitos: hay “pastel” para todos, de nada sirve dejarse llevar por envidias. Elegante es saber reconocer los propios errores, sin desviar la culpa.  Elegante es no encumbrarse en una posición y cerrar mente y mirada hacia lo que nos rodea. Elegante es ayudar a los demás en un momento dado; quizás en algún momento la ayuda la necesitemos nosotros. Tener Elegance-On es ser agradecido cuando se recibe esa ayuda, incluso si ésta no ha sido solicitada. Elegancia es saber dar las gracias, saber reconocer la valía de los demás y mencionarla. Elegancia es alentar a las personas que forman parte de un equipo.

A person

                                                                                     (Imagen tomada del muro en Facebook de Heli Sulbaran)

Como bien detalla la imagen de más arriba, son los hechos de una persona los que van a confirmar quién es en realidad.

En el branding empresarial podemos afirmar lo mismo. Por eso Elegance-On es también transparencia y honestidad a la hora de transmitir. No caigamos en el error de enviar un mensaje que no se adecúa a la realidad. Con ello solo obtendremos un efecto rebote nefasto.

Mantengamos una Elegance-On en todo momento al relacionarnos en internet y redes sociales. Empresas y profesionales.

(Continuará …)

Anuncios